Aimar Alonso expone su opinión en vídeo sobre el predominio de videojuegos en fase beta. 2016 promete batir cualquier marca, hasta el punto de listarse más versiones preliminares (tanto de acceso público como restringidas) que lanzamientos propiamente dichos.

Overwatch, The Division, Street Fighter V… hasta Gears of War 4 ha visto anunciada su beta en lugar de una fecha de lanzamiento. Todo en beneficio del usuario final, quien debería disfrutar la experiencia sin errores de programación, caídas de servidor o actualizaciones kilométricas de primer día.

Las betas también se han convertido en herramientas de marketing, con las que incentivar las ventas de aquellos títulos no demasiado apetitosos per se. ¿Tenéis pensado convertidores en uno de tantos testadores improvisados? Aprovechamos para refrescar nuestra entrevista a un profesional de la materia.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.