Pensar en proyectores es hacerlo automáticamente en cine. La mayoría de estos dispositivos domésticos se adquieren para visionar alguna película los fines de semana o con vistas a los grandes eventos deportivos. La proyección de partidas queda así en mera anécdota, mayormente por unas especificaciones poco acordes al ocio electrónico.

Dentro de su línea Predator, Acer introduce el modelo Z650, un proyector orientado hacia el segmento gaming. Actual a la par que agresivo, su diseño respeta las tonalidades negra y roja que ya hemos visto en equipos de sobremesa, portátiles, monitores y tabletas electrónicas. La impepinable lente de proyección queda enmarcada por tres áreas de ventilación y un sensor infrarrojo, sobre los cuales encontramos el dial de enfoque y una parrilla de botones fundamentales (menú, modo, fuente…) con sus correspondientes indicadores (encendido, lámpara y temperatura).

Curiosamente, bajo la cubierta se esconde un puerto HDMI para la conexión de accesorios recurrentes, como receptores multimedia tipo Chromecast. La unidad cuenta con otras dos salidas HDMI, sitas ya en la parte posterior, donde queda patente la versatilidad de conexión: salida de corriente USB, micro-USB, VGA de salida y entrada, salida y entrada de audio, vídeo compuesto, S-vídeo y puerto RS232.

Y si queremos librarnos de cables, se dispone un kit de conexión inalámbrica para transmitir audio y vídeo desde nuestro ordenador, a 1080p y sin pérdida de calidad. También se nos brinda la opción de vincular cualquier sistema de sonido o auriculares Bluetooth, sin retardo apreciable y en cuestión de segundos. Por supuesto, podemos recurrir a los altavoces integrados, otra de las sorpresas que nos brinda este Z650. No hablamos de la panacea, claro está, pero calidad y potencia se encuentran muy por encima de la media: un total de 20 vatios (10w por altavoz) compatibles con la certificación Digital Theater Sound (DTS). En términos prácticos, el sonido es nítido aún a máximo volumen, con poca distorsión y abundancia de matices.

Vista frontal, cenital y trasera del Acer Predator Z650

Vista frontal, cenital y trasera del Acer Predator Z650

Pero vayamos a lo que verdaderamente importa: la calidad de imagen. Ahora que el 4K copa todos los titulares, una resolución Full HD (1920 x 1080) puede parecer insuficiente, pero os aseguramos que en absoluto. Al conectar nuestro PC o PlayStation 4 Pro a resolución 4K, el sistema adapta la imagen sin ningún tipo de extraños. Acer ha trabajado en consonancia a los principales estudios de desarrollo para asegurarse de que sus juegos se proyectan tal cual han sido concebidos, lo que atañe mayormente a la profundidad del color. Este Predator cubre el 100% del rango SRGB, realzándolo gracias a la tecnología ColorPurity y un ratio de contraste nada desdeñable (20.000:1). Aún en habitaciones iluminadas, las imágenes gozan de una viveza y nitidez sin precedentes. Los cielos de Forza Horizon 3 pierden nada de atractivo plasmados en nuestra pared, con el modo Game Auto como principal responsable. Mejora éste el contraste y el color de los juegos mediante analíticas en tiempo real, mientras los modos Dark & Bright FPS retocan la visibilidad según la iluminación del nivel en que nos encontremos.

También nos ha encantado la corta distancia de proyección. El Z650 despliega una imagen de 100 pulgadas a tan sólo metro y medio de la pared (40 pulgadas a unos pocos centímetros). A un máximo de 5 metros, el proyector alcanza unas impresionantes 300 pulgadas sin merma de calidad. Su desempeño con películas y series tampoco desmerece, gracias a unas aperturas máxima y mínima de f/2.6 y f/2.78 respectivamente. Además, podemos disfrutar las rodadas en formato estereoscópico, siempre y cuando adquiramos las pertinentes gafas. Se trata de un 3D activo y bastante logrado, habiéndolo testado tanto con cintas de animación digital como con estrenos de acción real. Lo que no convence tanto es la conversión de imagen 2D a 3D, puramente anecdótica.

El modo Game Auto mejora la visibilidad, el contraste y el color de los juegos mediante analíticas en tiempo real

Sobre la interfaz, admite opciones ciertamente curiosas, como la captura de imágenes para fijarlas como pantalla de inicio. Y si somos usuarios avanzados, nos satisfará la cantidad de ajustes para audio y vídeo… aunque se requieran pulsaciones de más para acceder a la mayoría. En este sentido, el mando a distancia incluido se hace imprescindible, pues la botonera superior abarca una mínima parte de la configuración. Especialmente útil nos resultará Resync, que a un sólo toque amolda la imagen a la superficie de proyección.

Otros aspectos a considerar son la vida útil de la lámpara (con 2.200 lúmenes de brillo), en torno a las 3.000 horas en uso normal y por encima de las 4.000 si recurrimos al modo económico. En cualquier caso,  y por largas que resulten vuestras sesiones de juego o visionado, hablamos de un aparato más que silencioso. Los ventiladores no se escuchan ni en las películas menos ruidosas y el desprendimiento de calor es aceptable.

Acer Predator Z650 es un proyector diseñado por y para jugadores, lo que percibimos a la primera partida. La nitidez y profundidad de los colores, adaptables en tiempo real gracias al modo Game Auto, marcan la diferencia respecto a otros modelos. La cantidad de ajustes y conexiones, mínima distancia de proyección y transmisión inalámbrica Full HD (sin pérdida) terminan de vendernos un producto de acabado atractivo y resistente. El precio (1.027,09€ en Amazon) no está al alcance de todos los bolsillos, pero podemos afirmar que vale lo que cuesta.

Sobre El Autor

Redactor Jefe

Licenciado en periodismo por la Universidad de Málaga, siempre con el propósito de especializarse en ocio electrónico y nuevas tecnologías. Actualmente reside en Madrid, donde ejerce como Jefe de Redacción para esta revista. En su década de experiencia ha prestado servicio a grupos de referencia como Axel Springer (Hobby Consolas), Dixi Media (La Información), Gamereactor (división española) o Hipertextual (Ecetia, AppleWeblog y ALT1040).

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.