Madrid, 22 sep (EFE).- El volumen de piratería que sufren las consolas portátiles alcanza “niveles absolutamente insoportables”, lo que frena a las compañías desarrolladoras de videojuegos a invertir en nuevos títulos atractivos, según la Asociación de Distribuidores y Editores de Software de Entretenimiento (Adese).

La patronal del videojuego ha vuelto a denunciar hoy en un encuentro con los medios que la piratería supone una lacra para el sector del ocio electrónico y ha sostenido que en España los índices de consumo de copias piratas son comparables a los que se dan en el tercer mundo.

“La piratería está matando las posibilidades de desarrollo en nuestro país”, ha asegurado el presidente de Adese, Alberto González, quien ha reivindicado la puesta en marcha de una legislación de protección de los derechos de autor en el entorno digital: “Se llame ley Sinde, ley de economía sostenible o como sea”.

Desde Adese también han lamentado que en España, cuarto país europeo en consumo de videojuegos, tan sólo un 1 por ciento de las ventas de ocio electrónico correspondan a productos de desarrollo nacional, y que el ritmo de creación de empresas esté “estancado”

“Lo deseable es que el desarrollo local alcance una cifra de entre el 10 y el 25 por ciento de las ventas”, ha asegurado González.

Además de a la piratería, el presidente de Adese ha achacado la falta de desarrollo español a la carencia de un marco legislativo que fomente el tejido empresarial mediante el apoyo de la Administración y la atracción de la inversión extranjera.

Desde enero hasta agosto de 2010, la facturación del sector del videojuego creció un 5 por ciento en España y en Adese esperan cerrar el año con unas ventas y un volumen de mercado similar al de 2009, cuando la facturación se situó en los 1.200 millones de euros, un 16 por ciento menos que en 2008.

González considera un mensaje de optimismo el que la industria no decrezca durante este ejercicio, incluso cuando estima que el lanzamiento de periféricos como el mando Move de Sony y el sistema de interacción sin mandos para la consola Xbox 360, Kinect, contribuirá a incrementar el número de consumidores.

Ahora bien, en la patronal prefieren ser “conservadores” en las proyecciones, ya que la integración en los hogares de los lanzamientos requiere de un plazo temporal y, al concentrar la campaña navideña un 40 por ciento de las ventas, no se pueden estimar unas cifras concretas.

A pesar de que prevé que en el futuro el medio masivo de distribución será “online” y de que el juego en la red, al igual que en nuevas plataformas móviles, experimenta un “crecimiento exponencial”, Adese no dispone de datos de facturación “online”.

Durante 2009, las ventas en el sector de los videojuegos cayeron un 16 por ciento y el impacto del descenso se dejó notar más en el hardware que en los títulos. En concreto, las consolas portátiles (Nintendo DS y PSP) asumieron en mayor proporción esa contracción debido, en gran medida, a la piratería y a la falta de una oferta atractiva de títulos.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.