“Como Sergey y un servidor escribimos hace 11 años, Google no es una compañía convencional. Tampoco pretende convertirse en una. Advertimos de nuestra apuesta por áreas de negocio minoritarias y desvinculadas de nuestro modelo de negocio. Intentamos ir más allá desde el principio, alcanzar hitos significativos con los recursos de que disponíamos”.

“Emprendimos auténticas locuras para su tiempo. Muchas de ellas han superado los mil millones de usuarios, como Google Maps, YouTube, Chrome y Android, pero no paramos ahí. Aún hoy perseguimos locuras que nos emocionan terriblemente”, escribe Larry Page (co-fundador de Google junto a Sergey Brin) respecto al anuncio de Alphabet.

Google pasó del motor de búsqueda líder a gigante de Internet en menos de una década, adquisiciones, servicios de éxito y plataformas fracasadas mediante. Dichos tejemanejes terminaron por desvirtuar la imagen que sendos directivos pretendían para su compañía, lo que requería una reestructuración profunda.

El primer paso era devolver a Google su nicho, englobada por un conglomerado que en lo sucesivo denominaremos Alphabet. Sundar Pichai, actual jefe de producto de Google, se convierte en CEO de la división. Han pesado sus once años al frente de productos como Google Chrome, Gmail, Google Maps, Google Drive y Android, el sistema operativo móvil más popular del mundo. Su área de influencia alcanza ahora todas las subdivisiones de esta nueva Google: el buscador propimanente dicho, YouTube, Google Maps, Android, el servicio de almacenamiento en la nube Google Drive, la tienda de aplicaciones Google Play y la red de publicidad en línea que oferta Google AdSense y Google Adwords.

Page y Brin ejercerán de consejero delegado y presidente de Alphabet respectivamente, respondiendo también por otras seis divisiones. Acrónico de California Life Company, Calico fue fundada en 2013 para la investigación y el desarrollo biotecnológico, con el propósito de combatir el envejecimiento y sus enfermedades asociadas. El equipo de Arthur D. Levinson ha conseguido así avances significativos frente a la neurodegeneración, el cáncer y el estrés.

La ‘G’ de Google ya forma parte de su propio ‘alfabeto’

Nest Labs fue adquirida por Google en enero de 2014, tras despuntar en el ámbito de la domótica con Nest Learning Thermostat (termostato inteligente) y Nest Protect (detector de monóxido de carbono). Su último lanzamiento ha sido Nest Cam, cámara de vigilancia doméstica que ofrece visión nocturna, ángulo de 130 grados e imagen 1080p sin castigar nuestro ancho de banda.

Otra escisión de Alphabet es Fiber, encomendada al proyecto homónimo. Busca consolidar una infraestructura de red de banda ancha por fibra óptica, con planes de navegación gratuitos (5 Mbps de subida y 1 Mbps de bajada) y de pago (1 Gbps de subida y bajada). Google Fiber se complementa con Fiber TV, que convertirá a los de Mountain View en proveedores televisivos.

Google X, el laboratorio donde Page y Brin materializan sus sueños tecnológicos más húmedos, mantendrá abierta sus puertas. Su independencia de Google posibilitará la irrupción comercial de gadgets punteros, como pudieran ser las cacareadas Google Glass o esas lentes de contacto capaces de monitorizar nuestro índice de glucosa. Otros proyectos de alcance son un automóvil sin conductor, un dron de reparto (Project Wing), la conexión a Internet global mediante la disposición de globos en la estratosfera (Project Loon), la creación de una red neuronal artificial e incluso una cuchara anti temblores para pacientes con Parkinson.

Por último, Alphabet contará con sendas ramas de inversión, hasta ahora referidas como Google Ventures y Google Capital. Ventures seguirá apostando por empresas emergentes, mientras Capital destinará fondos a tendencias tecnológicas de largo recorrido.

Como bien explican los mandamases del holding, “no intentamos consolidar una gran marca con productos derivados, sino que cada compañía de Alphabet crezca como resultado de su independencia”. La ‘G’ de Google ya forma parte de dicho ‘alfabeto’.

Sobre El Autor

Redactor Jefe

Licenciado en periodismo por la Universidad de Málaga, siempre con el propósito de especializarse en ocio electrónico y nuevas tecnologías. Actualmente reside en Madrid, donde ejerce como Jefe de Redacción para esta revista. En su década de experiencia ha prestado servicio a grupos de referencia como Axel Springer (Hobby Consolas), Dixi Media (La Información), Gamereactor (división española) o Hipertextual (Ecetia, AppleWeblog y ALT1040).

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.