El fabricante de piezas electrónicas AMD ha demandado a cuatro ex-ejecutivos de su plantilla, actualmente en nVidia, por espionaje industrial. Según la demanda (de la que se hace eco la revista electrónica Engadget), estos cuatro antiguos empleados de AMD se habrían llevado miles de documentos confidenciales sobre la tecnología que usará la próxima generación de consolas PS4 y Xbox 720.

La demanda se dirige principalmente contra el ex-vicepresidente de la División Estratégica de AMD, Robert Feldstein (encargado de dirigir el desarrollo de hardware para consolas como Xbox 360, Wii o Wii U), además del ejecutivo Richard Hagen. Supuestamente, además de llevarse los documentos confidenciales se encargaron de convencer a otros dos empleados clave para "llevárselos" a nVidia.

Según AMD, Feldstein, con el concurso de otros tres empleados, se llevó 100.000 archivos secretos con propiedad industrial e intelectual registrada; AMD señala que hay "pruebas periciales" de que se utilizó un dispositivo de almacenamiento externo (como un lápiz USB) en el ordenador de Feldstein poco antes de su marcha (es habitual en entornos de alta confidencialidad que esté prohibido el uso de estos dispositivos bajo ningún concepto).

El espionaje industrial, aunque pueda parecer una anécdota, se considera un delito muy grave por el altísimo impacto económico que supone. Si resulta ser cierto y se demuestra en un juicio, Feldstein tendría que afrontar elevadísimas sanciones, e incluso nVidia, que aunque ha quedado fuera de la próxima generación de consolas prepara su propia máquina, podría verse salpicada si se demuestra que se ha aprovechado de los datos robados.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.