No nos vamos a complicar la vida. Arcania: Gothic 4 es un RPG de acción basado en la historia de Gothic. Y cuando decimos basado es en el estilo en el que las películas sobre videojuegos lo hacen en éstos: Los personajes, algunos lugares y algo de ambiente están ahí… pero no es lo mismo. Pues con Arcania ocurre eso exactamente. Hasta aquí todo lo que un jugador de los anteriores Gothic debe saber y quien siga leyendo lo hace siendo consciente de lo anterior.

Una vez dejado de lado ya ese matiz tan claro, podemos empezar a hablar de Arcania como juego libre en sí. Libre porque no está bajo el manto del mismo equipo de desarrollo y sus actuales desarrolladores, Spellbound, han tenido libertad para crear a su antojo, para lo cual han preferido hacer una aventura mucho más accesible a toda clase de público… pero no nos adelantemos.

Porque si hay algo en lo que no se pueden poner excesivas pegas es en el acabado artístico del juego. Si bien se usan bastantes trucos para limitar artificialmente la cantidad de detalles que apreciar, gráficamente el juego luce bien, con bellos atardeceres que caen sobre verdes prados y frondosos bosques o costas, edificios de todo tipo y personajes bien detallados. A destacar las sombras, que consiguen lucir realmente bien y que, en muchos casos, la cantidad de entorno por recorrer sin tiempos de carga obvios es considerable.

La música está bien orquestada y la calidad es más que aceptable, si bien los efectos de sonido no están del todo logrados y el doblaje es cuestionable. Cuestionable no porque la calidad contrastable de las voces no sea buena, sino porque la interpretación que aportan muchas veces deja algo que desear. Por no desvelar detalle alguno, y que sirva como ejemplo, al comienzo del juego tu personaje descubre que es padre por medio de un amigo. Va a preguntarle a su amada y ésta le reconoce su paternidad como quien da la hora. Tanto este ejemplo en particular como gran parte del resto de dialogos, si bien están doblados al castellano (cosa que se agradece, especialmente ante la cantidad de los mismos), la interpretación dista mucho de ser la más adecuada.

En lo que se refiere a la historia, en el párrafo anterior ya te he adelantado que tu personaje será masculino, enamorado de una mujer con la que tiene un hijo. Viven en una plácida isla, alejada de la cruenta guerra que se lleva a cabo por el poder que ostenta cierto personaje que los jugadores de la franquicia Gothic conocerán bien… pese a su falta de nombre original. Pero, como digo, esas batallas discurren lejos, mientras en la isla el mayor problema al que se enfrenta nuestro también desconocido protagonista, que resulta ser un simple pastor, es el de conseguir la mano de su amada. Obviamente, esto es un paisaje demasiado idílico y lo cierto es que la forma en la que llevan a nuestro héroe a la batalla es bastante pobre. Ocurre que su amada le pide como viaje de novios irse… a las tierras en guerra. Antes de ello, nuestro personaje casualmente habrá aprendido a luchar de manos de las pruebas a las que ha sido sometido para conseguir la mano de su amada y de la magia se encargará una bruja del bosque oscuro… Pero resulta que, cuando termina de conseguir el usar la magia, el poblado ha sido atacado y su embarazada mujer ha resultado muerta. Venganza será pues el motivo que lo lleve a la batalla. Casualmente y lo nunca visto, vaya. Estas meras pinceladas ya esconden todo lo que nos iremos encontrando a lo largo del juego: situaciones poco o muy mal relacionadas que se limitan a ser mera excusa para ponerte rumbo al siguiente acontecimiento argumental. ¿Misiones secundarias? Sí, claro, matar este o aquel bicho, coger este o aquel objeto y devolverlo al punto de partida. Todo esto mientras las voces siguen sin acertar demasiado en la entonación o carga dramática y monstruos que pueden entrar en una población y sólo te seguirán a tí (mientras no se cansen, momento en el cual volverán a su punto de origen) sin que nadie más les preste atención. Batallas con monstruos éstas que, por otro lado, son bastante fáciles. Ante este panorama, podrás suponer que el desarrollo del personaje por niveles no iba a ser demasiado complicado y lo cierto es que, si bien permite cierta especialización, al igual que sucede con la trama, te guía bastante a la hora de desarrollarlo.

¿Y porqué perder entonces el tiempo, y dinero, con algo de este estilo? Ya he comentado al principio que lo fanáticos de la franquicia Gothic aquí no encontrarán intrincadas tramas, profundos personajes, multitud de opciones ni mecánica que de forma alguna les haga recordar los “buenos tiempos”. Como RPG occidental también palidece frente a otros títulos a la hora de mostrar la vida en mundos fantásticos… Por tanto, ¿porqué? Pues quizás porque, una vez te alejas del mundanal ruido y de las tramas sin demasiado sentido y te pierdes por espesuras donde peligrosos bichos a los que dar fácil muerte se amontonan tiene su encanto.

Es por tanto este Arcania: Gothic 4 un juego destinado a un jugador o bien poco acostumbrado o bien poco exigente respecto a juegos RPG occidentales. Ese tipo de jugador encontrará en el título de Spellbound una aventura muy predecible, con personajes de entregas anteriores de la franquicia haciendo cameos puntuales y un combate que no le debiera suponer mayor problema para poder disfrutar de unos bellos parajes. Quien sabe si, a partir de esto, los desarrolladores comienzan a profundizar más en la mecánica de juego, en la trama o en cualquier otro aspecto. Lo cierto es que, por el momento, Arcania se limita a eso: una muy simple aventura ambientada en el universo Gothic y de formato RPG de acción simplona.

Lo mejor: Los paisajes, el detalle de ciertos lugares, ver en qué acabó la anterior historia…

Lo peor: Demasiado simple a nivel jugable y con trama muy mejorable

Alternativas:

Gothic: Los Gothic serían la versión aspera y dificil de este ArcaniA. Sin tanta belleza, pero con mejores personajes y tramas.

Elder Scrolls IV: Oblivion: Puestos a tirar de gráficos, Oblivion sigue en forma y con unas opciones jugables mayores, además de tramas paralelas.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.