Puede que David Cage sea un personaje controvertido; incluso puede que a veces venda una visión distorsionada de sus productos. Pero, amigos míos, Beyond: Dos Almas es una autentica obra maestra. ¿De qué? Eso ya es más complicado de decidir: ¿videojuego o película?  Lo que está claro es que la obra de Quantic Dream es de las que no deja indiferente a nadie. A medio camino entre el cine y el videojuego, los responsables de Heavy Rain han vuelto a lograr una experiencia interactiva única y soberbia, que nos hace empatizar con su protagonista gracias en gran medida a su concepción jugable y a la inmensa actuación de Willen Dafoe y, sobre todo, Ellen Page.

Unidos para siempre

Como ya os comentamos en el avance, el juego nos cuenta la historia de Jodie (Ellen Page) una joven que está unida desde el día en que nació a una entidad llamada Aiden que la protege y la atormenta a partes iguales. En su desventura, Jodie conocerá al Doctor Nathan Dawkins (Willen Dafoe), que pretenderá ayudarla. Poco o nada más vamos a contaros de la historia y os recomendamos que huyáis de cualquier tipo de spoiler que encontréis como de la peste. 

Como podréis imaginaros, el guión del juego es bastante más complejo y rico en matices que lo poco que os hemos contado en la anterior sinopsis. De hecho, uno de los puntos fuertes de Beyond es precisamente ése: la historia. Con una mezcla entre la ciencia ficción, el drama y el thriller paranormal, Beyond: Dos Almas nos hará participes de la vida de Jodie desde su niñez en un laboratorio de pruebas, hasta su madurez como agente de la CIA. Y hasta aquí podemos leer.

Beyond Dos Almas Jodie

Otro de los puntos fuertes de Beyond (y una de las grandes novedades) es el “personaje” de Aiden, si se le puede llamar así. Durante muchas fases del juego tendremos que controlar a Aiden, el espíritu ligado a Jodie. Precisamente por su condición de espíritu, su jugabilidad nos permitirá realizar acciones que de otra manera seria imposible: atravesar paredes, interactuar con toda clase de objetos y mecanismos, curar o herir a otras personas, e incluso poseer otros cuerpos para que atiendan a nuestra voluntad. Pero que nadie se lleve a engaño, las posibilidades de Aiden son múltiples, sí, pero su control y ejecución de acciones es igual de simple que el resto del juego: a base de sencillas mecánicas y/o QTEs. 

Pero no solo del binomio Jodie – Aiden vive el juego y, durante toda la aventura, coincidiremos con múltiples personajes recreados con un mimo y trabajo exquisitos. El ejemplo más representativo es del doctor Nathan Dawkins, interpretado por el magistral Willem Dafoe y pieza clave en la historia de Beyond: Dos Almas. 

Beyond Dos Almas Nathan

Más allá del cine y del videojuego

Que estos dos artes beben mucho el uno del otro (especialmente el videojuego del cine) es algo que hace años se hizo manifiesto. Quantic Dream ha aspirado, desde siempre, a desdibujar la fina línea que une ambos mundos, y a fe que con Beyond lo ha conseguido. Creo que puedo asegurar sin miedo a equivocarme que Heavy Rain fue el “experimento” que sentó las bases para lo que, para mí, ya es un género en sí mismo: las películas interactivas. No, no es nada nuevo en su concepción: ya por la década de los ochenta y parte de los noventa teníamos aquellas aventuras cinemáticas (o FMV adventures) que sirven de clara inspiración al juego que hoy nos ocupa. ¿Recordáis Gabriel Knight? Aquellos que ya peinen alguna que otra cana seguro que sí. Incluso las aventuras gráficas más tradicionales y los juegos de acción más modernos se ven retratados en Beyond en mayor a menor medida. 

Pero esto no es un juego de cinemáticas, es una obra titánica de captura de movimiento para trasladar personajes creíbles a gráficos tridimensionales. Y en este sentido, el trabajo de los chicos de David Cage es poco menos que soberbio y ejemplar, alcanzando cotas de calidad muy pocas veces vistas en un videojuego. Es cierto que no mantiene el tipo durante toda la producción, pero en un tanto por ciento muy elevado del metraje la calidad gráfica, especialmente en lo que a la representación de personajes se refiere, es sencillamente perfecto, rozando cotas de auténtico fotorealismo. Os prometemos que más de una y de dos escenas os dejarán con la boca abierta. 

Beyond Dos Almas CIA

Todo este despliegue técnico se ha acompañado de unos efectos (como los de luces y agua) y un sonido espectaculares. El doblaje, tanto en castellano como en inglés, es realmente soberbio con un trabajo detrás totalmente minucioso y profesional. Si a esto le añadimos la excelente banda sonora de Normand Corbeil, Lorne Balfe y el omnipresente Hans Zimmer… ¿Qué más podemos pedir?

La unión de una brillante actuación con una técnica superior hace que la empatía por la protagonista principal se dispare hasta cotas pocas veces vividas en un videojuego

Esa sensación en la boca del estómago

Beyond: Dos Almas tiene una ventaja frente al cine: que es interactivo. Podría pasarme horas comentando el increíble trabajo de actuación de Ellen Page que a mí, directamente, me ha enamorado. Pero basta con decir que la unión de una brillante actuación con una técnica superior para trasladar dicha actuación a la pantalla mediante gráficos fotorealistas hace que la empatía por la protagonista principal se dispare hasta cotas pocas veces vividas en un videojuego: sufrirás cuando ella sufra, amarás cuando ella lo haga y te sentirás confuso si ella lo está.  Máxime cuando, en múltiples ocasiones, serás tú quien elija las acciones que Jodie realizará… y entonces observarás las consecuencias de las mismas. Jodie siente lo que tú le has ordenado que sienta, TÚ sientes lo que tú mismo has elegido sentir. Sé que puede sonar complejo, pero para evitar spoilers es mejor no ejemplificar este punto y tan solo recomendaros que juguéis a Beyond. Entonces lo entenderéis todo a la perfección. 

Sabemos que este tipo de producciones no están exentas de polémica. Sobre todo cuando tipos como el amigo Cage se dedican a vendernos la moto con productos que “se hacen mientras lo juegas”. Esto tiene muchos matices y merece la pena que se explique. Beyond: Dos Almas tiene un desarrollo inalterable que no variará por más decisiones que tomemos. Eso no quita que, al escoger una u otra opción, seremos testigos de eventos que de otra manera no conoceríamos. Esto nos sirve, en muchos casos, para indagar más en la historia del juego, conocer mejor a los personajes, sentir de forma pormenorizada la evolución de Jodie e incluso conseguir diferentes trofeos al cosechar ciertos logros.

Beyond Dos Almas Aiden

Pero la historia es la que es, y la viviremos así nos guste o no. ¿Lo bueno? Que se trata de una excelente historia (dentro de su género) que juega muy acertadamente con el mito del hombre del saco, el miedo a la oscuridad y la existencia del Más Allá. Amén de la posibilidad de llegar a diversos finales a pesar de una historia que se muestra casi inalterable durante todo su desarrollo. 

Conclusiones

Si entendemos y aceptamos el tipo de producto que tenemos entre manos, una obra que no es 100 % cine ni tampoco 100 % videojuego; que además gusta de “picar” de múltiples géneros; y con una jugabilidad muy simple, pensada para llegar a todos los públicos y no romper el clímax en ningún momento, os aseguro que podréis disfrutar de Beyond: Dos Almas como la obra maestra que es. De lo contrario, acercándonos al título con prejuicios o buscando un producto totalmente definido en uno y otro bando, nos daremos de bruces contra un proyecto que no acabaremos de entender del todo.

Sea como fuere, Beyond es un juegazo (si se le puede llamar así) que cuenta con unos altísimos valores de producción encabezados por esa bestia parda del celuloide que es Elle Page. Para Willem Dafoe sobran los adjetivos. Su historia es interesante, entretenida y misteriosa. El sonido, en todas sus facetas, sublime y su jugabilidad apta para cualquier tipo de persona. ¿Acaso te lo vas a perder? Un consejo: tras haberlo jugado una vez, es muy recomendable volvérselo a pasar con el doblaje original. 

Nos gusta: la actuación de Ellen Page es sublime.

No nos gusta: a veces puede resultar un tanto repetitivo. 

Te gustará si…: eres un amante del séptimo arte y tienes una PS3 por casa.

No te gustará si…: buscas un juego definido con una jugabilidad clásica. Beyond no va de eso. 

¡Sigue a @Aimar_Zikilin en Twitter!

 

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.