Cuando hace casi un año os hablamos de Company of Heroes 2ya os comentamos las directrices principales sobre las que giraba esta nueva entrega. La importancia de los comandantes, de la especialización de ejércitos con las opciones previas al inicio del juego… En este año, además de terminar de pulir la mecánica, Relic ha potenciado la competición online creando y haciendo un seguimiento continuo de eliminatorias entre los mejores jugadores. Es el momento de ampliar la experiencia con nuevas facciones.

El frente oeste

Si de salida Company of Heroes 2 traía al ejército rojo y al ejército alemán del este, en esta expansión independiente tendremos a americanos y ejército alemán del este con las peculiaridades de cada uno. Así, por ejemplo, mientras que los americanos se basan principalmente en la versatilidad de sus unidades y en mucha movilidad (especialmente comparandolo con el concepto de victoria por aplastamiento que podían suponer los rusos), el Oberkommando West germano lo contraresta con unidades más especíalizadas y bases móviles.

Esta ampliación de conceptos supondrá, como siempre, un periodo de adaptación por parte de los jugadores. Hasta que se hagan a las nuevas posibilidades de los ejércitos es posible que se encuentren con ciertos desequilibrios. Y es que, por ejemplo, mientras que los americanos desbloquean blindados al sacar al campo de batalla al jefe de la sección pertinente, los alemanes tienen que llamar a los vehículos-base de cada tipo para hacerlo. Esto, que choca con los conceptos de base clásica de los alemanes del este y de más libertad de los rusos, requerirá otra secuencia de creación de unidades y por ello otros tiempos de juego.

Ambas facciones, obviamente, vienen con sus propios comandantes que les otorgarán ventajas particulares según el estilo de juego a desarrollar y otras tácticas para ciertas unidades, lo que vuelve a ofrecernos un árbol de opciones abrumador que convierte cada batalla en algo diferente incluso jugando contra la misma facción. También se incluyen nuevos mapas con sus peculiaridades, que pronto serán desmenuzados por avezados estrategas para usar a su favor.

En conclusión

A Patton se le conocía como el general “sangre y agallas” y como se reflejaba en la película protagonizada por George C. Scott, los soldados lo entendían muy a su pesar: “nuestra sangre y sus agallas”. Western Front Armies nos pide ser capaces de exigirle tanto a nuestras unidades como a Patton, ya que estas dos nuevas facciones viven más del movimiento constante, dando una vuelta de tuerca al sistema de Company of Heroes 2. Los amantes de la estrategia en tiempo real están de enhorabuena, pues pueden seguir disfrutando de la salvaje mecánica RTS ideada por Relic.

 

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.