Tras varios años sin un juego de Formula 1 al que hincar el diente, la desarrolladora británica Codemasters se adentra en el circo de la FIA para hacernos sentir los grandes protagonistas de este deporte.

Emulando a tus ídolos

Esta temporada 2010 todos los amantes de la Formula 1 estamos viviendo uno de los campeonatos más apretados de la última década, con cinco aspirantes al título en un abanico de 25 puntos, en el que un pequeño error puede dar al traste con todas las opciones para hacerse con el título mundial. Emoción, sin duda, para las próximas cuatro carreras con todo por decidir.

Y Codemasters estará frotándose las manos porque, al contrario de lo que podía parecer, lanzar un título a finales de septiembre, con cuatro carreras para que finalice el Mundial, parecía un pequeño suicidio comercial; pero la situación actual del campeonato ha disparado la fiebre por la F1, de tal modo que la estrategia de carrera del estudio no ha podido ser más acertada, las cifras de ventas están ahí para atestiguarlo.

Muchos años ha tenido que esperar el aficionado para poder disfrutar de un nuevo título de F1 que tomase el testigo de todos los anteriores lanzados por Sony. De hecho, esta generación pudimos disfrutar, en PlayStation 3, de Formula One Championship Edition, una revisión de Formula One 2006 lanzado en PlayStation 2 pero, tras este lanzamiento, el silencio más absoluto; al final, tras varias idas y venidas, problemas con licencias, etcétera, Codemasters, todo unos expertos en materia automovilística, debutan con F1 2010 para hacernos vibrar desde nuestros sofás con el circo de la Formula Uno.

Tú tomas las decisiones

F1 2010 propone varios modos de juego al usuario: Trayectoria, Grandes Premios, Contrarreloj y Multijugador, siendo el más destacado el primero, por lo que nos centraremos en éste, aunque posteriormente ofreceremos unas pinceladas del resto.

Codemasters pretende hacer sentir al jugador toda la presión, tensión y glamour de la F1 y, para ello, nada mejor que un modo en el que cree su propio alter ego y lo suelte en medio del gran circo.

Desde un principio podremos apreciar el mimo de la desarrolladora por crear la atmósfera más propicia. Para ello, los menús se nos presentarán como si del Motor Home de nuestra escudería fuese, desde ahí podremos acceder a Trayectoria, Grandes Premios, Contrarreloj y Multijugador.

Según arranquemos nuestra andadura asistiremos a una pequeña rueda de prensa, en la que seremos presentados y que nos servirá para configurar nuestro nombre, elegir la nacionalidad, las temporadas en las que participaremos y la dificultad del juego. De esta forma, Codemasters nos mete de lleno en la vorágine de la F1 con una de sus principales novedades, las entrevistas y ruedas de prensa.

Lo cierto es que, más allá de un añadido curioso, la idea no está mal y ayuda a sentirnos protagonistas, puesto que la prensa nos buscará por el paddock o deberemos comparecer si nos clasificamos entre los tres primeros; pero no pasa de lo meramente anecdótico puesto que las preguntas planteadas son demasiado previsibles en sus respuestas y presentan una incidencia más bien plana en la escudería, nuestro compañero y rivales. De todos modos, como punto de partida para próximas entregas está bien y es de alabar la intención.

En el Motor Home se encontrará también nuestra agente, que nos mantendrá al tanto del sentir de la escudería, del transcurso del campeonato y los posibles contratos futuros. Aquí también se echa de menos una mayor profundización en la relación con nuestra agente, pero como punto de partida no está mal.

Nuestro compañero es nuestro máximo rival

Como hemos visto, menús, prensa y agente ayudan a meternos en la piel de un piloto de Formula Uno, pero, sin duda, la salsilla se encuentra en los boxes, donde nos encontraremos dentro del monoplaza asistiendo al trajín del box, con mecánicos e ingenieros trabajando. Aquí es donde seremos conscientes de los objetivos que la escudería se ha marcado para con nosotros y que deberemos procurar cumplir.

Nuestro ingeniero será nuestros ojos, ofreciéndonos datos de nuestro rivales y de nuestro compañero de equipo, además de consejos en los reglajes y en la estrategia.

Algo que Codemasters ha realizado muy bien es la representación de la rivalidad con nuestro compañero de escudería. Aquí, nuestro máximo rival será nuestro compañero, deberemos ganarle en todo: Libres, Clasificación y Carrera. No sólo por orgullo, sino porque de ese modo optaremos a ser “Primera Espada” del equipo, pudiendo elegir las evoluciones del coche y probándolas antes que él.

Hasta aquí lo que implica la parte “emocional” del título, involucrando al jugador en todo el meollo de la F1, pero falta lo más importante, salir a batirnos el cobre al asfalto.

F1 2010 nos permite elegir entre disputar un fin de semana completo o uno corto. La diferencia radica en que, en el largo, deberemos participar en las tres tandas de entrenamientos libres, al completo, las tres tandas de clasificación y en la carrera. En lo que respecta a ésta, podremos elegir disputar un mínimo del 20% hasta el 100% de la misma.

Codemasters es consciente de que no todo el mundo es un experto piloto de juegos de velocidad, por lo que ha ofrecido un título que roza lo arcade y se acerca a la “simulación” con varios niveles de dificultad completamente personalizables. Así podremos configurar ayudas en la frenada, en la trayectoria, en la tracción del coche, la Inteligencia Artificial de los rivales, desgaste de los neumáticos, paradas automáticas en boxes, el realismo del reglamento y de las banderas, de tal modo que el usuario inexperto podrá acercarse al título sin problemas y los más exigentes encontrarán un reto que, sin ser un simulador puro y duro, satisfará muchas de sus necesidades.

Algo vital en este tipo de juegos es la implementación de la IA rival y, en este sentido, Codemasters ha realizado un trabajo notable. En su modo más sencillo, los rivales serán más condescendientes con nosotros y nos dejarán vía libre en muchos casos; en los niveles más altos (Profesional y Leyenda), trazarán las vueltas de forma casi perfecta, serán más agresivos y cometerán menos errores, aunque seguirán cometiendo algunos errores de parvulario, como dejar la trazada buena en una curva si se sienten demasiado presionados.

Meteorología cambiante

La meteorología es algo importantísimo en las carreras de Formula Uno y aquí Codemasters ha realizado un trabajo impresionante, con un sistema de meteorología dinámico que cambia a lo largo del fin de semana y de la carrera, haciendo que pasemos de la mayor de las tranquilidades al peor caos en carrera y boxes.

La representación en pantalla es impecable, con nula visibilidad que hace que pilotar sin ayudas sea un reto para valientes, donde los más intrépidos pueden pescar en río revuelto.

De todos modos, hemos encontrado un bug realmente importante que resta realismo a esta característica: podremos realizar unas cuantas vueltas, un par o tres, con el compuesto más blando sin que nuestra conducción se vea afectada o nuestro tiempos mermados, aunque caiga el diluvio universal. Evidentemente, eso no puede ser así en realidad, puesto que el vehículo sería ingobernable. Un fallo imperdonable que están subsanando en Codemasters.

Este fallo podría quedar en algo anecdótico, dentro de su gravedad, sino fuese porque F1 2010 presenta otros realmente graves. Matizar que por los foros corren multitud de ellos, pero aquí expondré los que he podido vivir, de modo que no me haré eco del resto. A veces, al realizar la parada en boxes, el equipo estará preparado para nuestra entrada, pero no podremos realizar la parada porque no se apartan y el coche se queda congelado. ¿Resultado? Pérdida de puestos y al traste la carrera. También hemos podido cerciorarnos de que algunos coches de la IA no realizan su parada en boxes en las carreras del 20% al 30% ¡Trampa! La normativa de la FIA obliga a utilizar neumáticos con el compuesto más duro y más blando. Y finalmente, pero no por ello menos grave, el juego puede colgarse y dejar nuestra partida corrupta de modo que deberemos empezar desde cero.

Codemasters está al tanto de estos errores y ha prometido un parche de forma inminente pero, de todos modos, no es de recibo que el usuario sufra estos males que empañan el resultado final de un título que podría y debería aspirar a mucho más.

El resto de modos nos permitirán disfrutar de las carreras con nuestro piloto favorito, correr en la pista que queramos contra coches fantasma de la IA o de otros rivales humanos y configurar GP para participar en carreras multijugador.

Conduciendo a más de 300 KM/h

En el apartado técnico, poco que achacar al juego. Luce espectacular, con unos modelados de los coches impecables, alta fidelidad en los circuitos, incluso el Circuito de Jeolla del Sur. El sistema de daños podría resultar un poco más espectacular y vistoso, pero se comporta de forma realista físicamente, aunque visualmente resulte poco espectacular, probablemente debido a problemas con la licencia de la FIA.

En el apartado sonoro, destacar la contundencia de los motores de estos bólidos, el doblaje al castellano de las voces de nuestro ingeniero, que nos mantendrá puntualmente informado de todo lo que ocurra en la pista, y de los periodistas que están al pie del paddock.

Conclusiones

F1 2010 es un buen punto de partida, llegará a satisfacer a todos aquellos que esperaban un título de este deporte como agua de mayo, sabiendo aunar al público más ocasional y torpe con el más exigente, aunque con matices.

Lamentablemente, una serie de errores impiden a F1 2010 optar por una calificación más alta. Podrían obviarse si no llegasen a empañar la experiencia jugable, pero alguno de esos fallos son imperdonables. Nos quedamos con la tranquilidad de que desde Reino Unido están trabajando en ello.

Lo mejor: La ambientación, te hace sentir dentro del equipo y de la vida que podría llevar un piloto de F1. La metereología, a pesar de algún error es impresionante y vital en carrera. Nivel de dificultad personalizable para todos los públicos. El doblaje.

Lo peor: Los graves errores: “trampas” de la IA rival, paradas en boxes imposibles y partidas corruptas que truncan una temporada.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.