PlayStation Vita ya se encuentra entre nosotros y Sony ha querido ofrecer un catálogo lo más variado posible, para abarcar el abanico de gustos y jugadores más variado posible; un detalle muy criticado durante el lanzamiento de Nintendo 3DS. De este modo FIFA Football se consagra como la apuesta deportiva del lanzamiento del dispositivo de Sony, y tiene su lógica siendo el nuestro un país que rinde pleitesía al deporte rey.

La multinacional japonesa quiere dejar muy alto el listón con los primeros juegos en salir al mercado y este FIFA no iba a ser menos, cumpliendo tres objetivos claros: explotar visual y tecnológicamente a PlayStation Vita, sacar chispas a sus nuevos modos de control táctiles y ofrecer un producto con suficiente carisma, sin que parezca un paupérrimo port de las versiones de sobremesa… Y podemos decir que los alcanza, aunque con algún importante matiz.

Cabe destacar que este FIFA Soccer no es una versión para Vita de FIFA 12, sino que nos encontramos ante lo que sería un FIFA 11, con plantillas y modos de juego actualizados, en portátil, así los grandes añadidos de este año en la franquicia de fútbol por excelencia como la ‘defensa táctica’, el ‘regate de precisión’ o el fantástico sistema de colisiones no aparecen en este juego.

Con todo, nos encontramos ante un producto de enorme calidad, que recordará, y mucho, a los FIFA de PlayStation 3 o Xbox 360, tanto en su concepción jugable como en modos de juego.

A nivel jugable es importante comentar los grandes añadidos de control táctico, puesto que los controles más clásicos, aquellos que utilizan los sticks analógicos, la cruceta y los botones, siguen estando ahí para el que los quiera usar. Electronic Arts ha querido implementar unos interesantes controles pulsando la pantalla y el touchpad trasero, que cumplen en su concepción, pero fallan en su ejecución. De este modo, con el pad táctil de la parte trasera de la Vita, cuando encaremos portería podremos utilizar nuestros dedos para buscar los ángulos más complejos de alcanzar para el guardamenta o, cuando lancemos un libre directo podremos preparar un disparo de auténtico crack. Por desgracia, este sistema funciona muy bien a balón parado, puesto que podemos pensar bien dónde tirar y, así, preparar el chut a conciencia, en cambio, cuando encaramos portería, con el frenetismo que ello supone, es más complicado realizar un disparo preciso.

Lo mismo ocurre con la pantalla táctil, ya que pulsándola podemos indicar al jugador dónde realizar un pase en profundidad o dónde colocar un saque de banda. A balón parado funciona perfectamente, pero en movimiento, controlando al jugador con el stick analógico y realizando, a la vez, un pase tocando la pantalla se antoja complicado.

En Electronic Arts no han querido enfangarse y, aunque son encomiables las ganas por ofrecer un control novedoso, es posible desactivar estas capacidades técnicas y utilizar el control de toda la vida: botones y sticks.

Tanto esférico como jugadores se comportan de una forma muy realista, reaccionando bien a cada choque y golpe, es cierto que en algunas escenas cinemáticas cercanos hemos notado algún tirón, el juego se mueve de maravilla, con animaciones muy cuidadas y muy mimadas.

En lo que respecta a los modos de juego, FIFA Football ofrece un abanico muy amplio de modalidades, donde destacan el clásico Carrera, que nos permite ejercer de managers de  un club durante 15 temporadas o el Virtual Pro, que nos pone en la piel de un único jugador. En el plano negativo es importante destacar los modos online más simples y capados de los mostrados en FIFA 12, dejando, únicamente, crear liguillas y partidos contra amigos u otros rivales del resto del planeta.

Gráficamente, al igual que el resto del catálogo de inicio de PS Vita, FIFA Football es un alarde técnico, a penas hay diferencias de lo visto en FIFA 11 en PS3 a lo que vemos en las poco más de cinco pulgadas de nuestra portátil, hay lógicas reducciones en resolución o en la calidad de algunas texturas, pero en una pantalla tan pequeña apenas se aprecian. Más destacable es, como hemos comentado un poco más arriba, el bajón en algunos casos de la tasa de imágenes por segundo que ralentiza lo que se muestra en pantalla, un detalle que afecta, únicamente, a las repeticiones.

Por lo demás, este FIFA llega completamente en castellano con los clásicos comentarios de Paco Gónzalez y Manolo Lama de la COPE.

Conclusiones

Así sí. FIFA Football es un claro ejemplo de cómo hay que llevar un juego de fútbol a una consola portátil, sin apenas recortes en modos de juego y en capacidades técnicas, dejando el listón para próximas entregas o próximos juegos de la competencia muy alto. Se le podría haber exigido mucho más, sin duda, pero es encomiable el esfuerzo de EA Sports por ofrecer un producto que encaje perfectamente con la filosofía de Vita. Imprescindible para los más futboleros.

Lo mejor: Su apartado técnico, mantiene todos los modos de juego, las animaciones y física del balón

Lo peor: El control táctil termina por naufragar, el modo online flojo

Te gustará: Si buscas un buen juego deportivo. Si no puedes vivir sin tu ración de fútbol. Si te mueres de risa con Tiempo de Juego y sus comentaristas.

No te gustará: Si eres oyente de la Cadena SER…

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.