Ya tenemos Marvel vs. Capcom 3 en nuestras manos. Está caliente, recién sacado de la fábrica. Si me dicen hace 5 años que podríamos disfrutar de tan esperado juego para el colectivo amante de los juegos de lucha, francamente, no me lo habría creído. No obstante, aquí está, dando vueltas en nuestra consola mientras espera que ejecutes el gesto de presionar el botón Start. Uno de los últimos tráilers de Capcom rezaba “El match que lleváis 10 años esperando ya está aquí”. La frase no exagera, el camino ha sido largo, pero ¿Sabéis cuál es la más gratificante de todas las sensaciones a los mandos de Marvel vs. Capcom 3? Saber que esa espera ha valido la pena.

El videojuego de lucha lleva dos años gozando de una estupenda salud. Si analizamos el comienzo de la presente generación y cómo el género lo encaraba, podremos sacar conclusiones bastante concluyentes a propósito de lo remozada y resucitada que está la disciplina del mamporro y el golpe en nuestras consolas ¿El culpable? Capcom, cuando hace justo dos años relanza su franquicia Street Fighter en su cuarta entrega con un éxito arrollador, que aún hoy es recordado por miles de jugadores diarios on-line con su actualización Super Street Fighter IV.

Unos meses antes de la salida en consola de Street Fighter IV, en Japón, Capcom quiso abrir boca con la parroquia japonesa sacando un crossover original, y nunca antes visto, entre la empresa de Osaka y la factoría de animación japonesa Tatsunoko. Sin ser, ni mucho menos, un mal juego, la verdad es que el modus operandi del mismo quizás no era el esperado, incluso el trato al juego no gozó con el mimo que veríamos pocas semanas después en la cuarta entrega de la celebérrima saga. No obstante, y quizás de forma osada, algunos quisimos ver  en tal propuesta una carta que Capcom se guardaría en la manga de forma ágil y disimulada. Algunos insistimos en ver en dicho ejercicio el primer paso de reconciliación para ver uno de los crossovers más celebres que se han visto jamás a los mandos de una consola. Hablo, claro, de la hipotética tercera parte que enfrentaría a Capcom contra Marvel.

A ese loco pensamiento, pocas semanas después llegarían voces desde Marvel que manifestaban lo poco contentos que estaban con el trato recibido en alguno de los últimos videojuegos, que habían tenido como protagonistas a los héroes de Marvel. Según se argumentaban en algunas declaraciones a la prensa internacional, se echaba en falta el arte y cariño de Capcom a la hora de tratar a sus personajes. Cuando el río suena, agua lleva y, cuando se trata de Capcom, suele haber un océano. Pocas semanas después, en agosto de 2009 se confirmaría el lanzamiento de Marvel VS Capcom 2 en Xbox 360 y PS3, se sabría del buen resultado obtenido en sus descargas a los pocos días. Pocos meses después, Capcom invitaría a Hawái a periodistas de todo el mundo para anunciar, por fin, lo que comenzaba a ser un secreto a voces: Capcom se enfrentaría a Marvel diez años después a principios de 2011.

Dicho y hecho. El paisaje estaba totalmente copado por gente ansiosa de hincar el diente ante tan magistral obra. El aparato mercadotécnico se encargó de que cada dos semanas supiésemos de los personajes que ocuparían el roster final. El resultado ha sido totalmente satisfactorio: la actualidad videojueguil en los últimos meses ha venido regentada del saber de los protagonistas que ocuparían al final un hueco en el plantel de Marvel VS Capcom 3; ¿Qué salía Sir Arthur de Ghosts & Goblins? Eso era noticia; ¿Haggar de Final Fight vuelve? Actualidad pura y dura; ¿She Hulk, Thor y Deadpool en un juego de lucha? Los fans cebaban sus foros, Twitters y Facebooks con la buena-nueva. Desde Capcom se ha sabido llevar de forma magnífica lo que tenían entre manos. Han sabido crear expectación ante los jugadores de todo el mundo y administrar la dosis en pequeñas píldoras semanales que fueron administrando de forma muy sabia entre la prensa.

Al final 36 personajes. Motivo que ha servido a muchos a efectuar un equivocado e injusto juicio sobre el título que nos ocupa. Al no superar los 52 personajes que había en la segunda parte, algunos han hecho correr ríos de tinta sobre un supuesto “paso atrás” ¿Es eso algo tan definitivamente negativo? No creo. Donde algunos ven 14 personajes menos, yo veo 18 nuevas y genuinas apariciones que nunca jamás habían visitado un juego de lucha de Capcom. 18 nuevas caras, damas y caballeros: eso es motivo de celebración. Además, permítanme enjuiciar lo demagogo de analizar un juego del año 2000, que tomaba el rebufo de cinco juegos anteriores para cebar como a un cerdo (de Jabugo por eso) a Marvel VS Capcom 2. Aquí, más allá de algún personaje aprovechado del bando Capcomesco de Tatsunoko VS Capcom (y con unos lavados de cara que los hacen inapreciables, por cierto), todo lo demás ha tenido que ser programado desde 0.

Cambiando de tercio, ¿Datos curiosos? Wolverine es el único personaje que ha estado en todos los juegos y crossovers en los que ha aparecido Marvel de forma directa o indirecta. Ryu y Chun-Li, por parte de Capcom, son los dos únicos que han sobrevivido en el tiempo y a la quema en los distintos juegos que han aparecido en estos 14 años.

Y por fin tenemos el juego. Ya tuvimos una preview de él hace unas semanas. El producto final nos viene a llenar los huecos de personajes que no teníamos en dicho momento, ver los escenarios, escuchar las músicas y sentir en nuestra piel el frenesí de las partidas on-line. Se le ha añadido otra vez el Modo Misión, que servirá a muchos jugadores como punto de salida para poder saber las posibilidades del equipo que quiera llevar. Valga la redundancia, que sin ser nuevo el modo, se agradece que Street Fighter IV y Marvel VS Capcom 3 hayan apostado por él para institucionalizar un modo que debería estar en todos los juegos de lucha que existen en el mercado: ofrece ayuda a los noveles a conocer el juego y a expertos a imaginar nuevas posibilidades ¿Un consejo? siendo un buen punto para comenzar, no cometas el error de pensar que lo enseñado en las misiones es algo definitivo y magistral, en absoluto: las mejores clases magistrales se encuentran viendo vídeos en Internet de los grandes jugadores del mundo y compitiendo con gente on-line que sea realmente verdaderos monstruos. Según avancemos en dicho modo, iremos obteniendo novedades en forma de nuevos objetos, frases y diseños para lucirlos on-line. Además de útil, gratificante, ¿qué más se puede pedir?

Bien comencemos con unas normas básicas: 3 contra 3, gana el que quita toda la vida al rival o el que tiene más vida al finalizar el tiempo establecido. Contamos con tres botones de ataques (flojo, medio y fuerte), un cuarto botón que servirá para elevar al rival (Botón E), por último, dos más para invocar a nuestros compañeros en el combate, sea como asistente o para sustituirnos. En combate contamos con un nuevo modo que han llamado X-Factor. Dicho modo se activa pulsando simultáneamente los botones de golpe y E. La propiedad de dicho movimiento nos dotará por unos segundos de mayor fuerza y mayor regeneración de vida. Además, podemos invocarlo en medio de cualquier ataque con el efecto de cancelarlo, pudiendo ejecutar, así, cualquier otro golpe o combo de nuestro vasto arsenal. Amigo, amiga, no te compliques todavía con esto: ya tendrás tiempo de sacarle partido, una vez comienzas a investigar Marvel VS Capcom 3, no podrás parar, te lo aseguramos.

El control del juego es fantástico, pero todo el mundo parece coincidir en lo mismo: al principio se hace raro. Mi recomendación es que no os liéis con él y tened paciencia en las primeras jornadas de Marvel VS Capcom 3: es un título que a niveles altos es fantástico, pero que jugado entre noveles y gente “no tan aficionada” al Fighting, acaba siendo tremendamente gratificante con unas cuantas partidas de rodaje. Con esfuerzo, tesón, ganas y algo de maña, conseguirás hacer de Marvel VS Capcom 3 una de las más grandes y divertidas experiencias vividas en la actual generación de consolas. Solo tienes que darle un poco de cariño, saber perder y aprender de esas derrotas: ahí radica el truco de los más grandes. Que no te amedranten las primeras derrotas on-line, que no te aparten de la senda del aprendizaje, al final valdrá la pena, ya lo verás.

El modo on-line, como nos tiene habituados Capcom en los últimos tiempos, va viento en popa. Podrás jugar con un número máximo de 8 amigos en los distintos lobbys habilitados para el juego y podrás sumar también puntos y prestigio en las partidas igualadas contra enemigos de mismo o similar nivel. Lo mejor del asunto, al final, es el trato que recibe el jugador cuando juega on-line, excelente. Por el contrario, hay muchos jugadores que han manifestado algunos problemas en sus partidas on-line: les aconsejo que configuren su IP para que gocen de la experiencia definitiva a los mandos de su pad o arcade stick.

El apartado gráfico es poco menos que maravilloso. Los personajes han cambiado el diseño visto en Street Fighter IV. Por llamarlo de alguna manera, se han “americanizado” para constatar de una manera homogénea a la impresa por los personajes de Marvel. Que no os alarmen mis palabras: los representantes de Capcom han mantenido intacta su esencia,  personajes como Viewtiful Joe o Amaterasu siguen inalterablemente y genuinamente con diseño 100% nipón. Por si necesitáis algún tipo de ejemplo, sí, son mucho mejores a los que vimos en Tatsunoko VS Capcom hace unos meses en nuestro país.

Los escenarios, ya sean de Marvel o sean de Capcom, son un auténtico homenaje al legado de sus respectivas compañías. Van plagados de detalles y homenajes a los personajes que van dedicados. Mención muy especial al escenario de Sir Arthur. No obvien el de la familia Bonne, el laboratorio de Tricell, Metro City o las vistas del edificio del Daily Buggle de Spiderman: sencillamente fantástico. No son escenarios para amantes de los juegos de lucha: son escenarios para amantes de la historia del videojuego. Cuanto más sepáis del universo Capcom más celebraréis cada esquina que veáis en dichos parajes, os lo aseguro.

El trato de las sinfonías de los personajes ha gozado de un mimo superlativo. Más allá de las superfluas revisiones que pudimos oír en TatsuCapcom, aquí realmente se han visto remozadas para las nuevas generaciones. Los personajes de Capcom tienen mejores melodías que lo visto en Wii (solo en Japón) y Arcade. El trabajo con los personajes de Marvel también ha sido digno de destacar: las melodías que tan bien sonaban en los 90 han sido remozadas a los tiempos actuales y suenan de forma auténticamente maravillosa. Genuino sonido arcade de Capcom de los 90, pocos juegos pueden gozar de tal pedigrí. Podríais pensar que los temas de personajes nuevos han sido sacrificados por ello, equivocados estáis: los nuevos temas han recibido un trato de favor igual de fantástico que las piezas antiguas. Dejadme destacar los temas que han recibido Sir Arthur, X-23, Deadpool, Dante, She-Hulk o Thor. De las antiguas, destaco las versiones del tema de Ryu, Wolverine, Spiderman y ante todas ellas, Capitán América. No obstante, es algo muy personal y subjetivo. Lo que no es subjetivo es la calidad impresa en las melodías, de matrícula de honor.

Lo cual no hace más que confirmarnos lo que llevamos sospechando todo el análisis: Capcom deseaba firmar una auténtica obra inmemorial con este Marvel VS Capcom 3: Largo para el coleccionista acérrimo que quiere conseguir todos los finales de los personajes en arcade; completo para los jugadores que quieren profundizar; gratificante para el jugón de “una partida on-line y a otra cosa”; sesudo para los que aman el fighting; exigente para el que quiere ver “algo más” en él. En definitiva, perfecto para los que amamos los videojuegos.

Nos ha faltado algún invitado extra para que el plantel fuese todo lo perfecto que se le podía esperar, pero los distintos DLC’s que nos proporcione Capcom en los próximos meses nos completarán el puzle de personajes a seleccionar. Recordad que se trata de descarga libre de contenido, es decir, no hace falta que desembolsen 5€ por el impopular Shuma Gorath si no lo vas a usar. Ejecuta el ejercicio mental de saber que vas a usar o no gastando 5€ más en un juego que ya has gastado en él probablemente más de 60€. Recuerda que nadie obliga a gastarse más dinero del necesario. De momento ni me planteo hacerlo, si a la fiesta se unen Gambit, Venom, Capitán Commando o Strider, seguro que lo pensaré.

¿Logrará citarse el Olimpo de lo inmemorial? No lo sé, queridos lectores, pero sí sé que el juego merece un sonoro aplauso por los que llevábamos esperando el poder disfrutar algún día de él y el resultado final obtenido con la mágica obra. Llegó el día, ya estamos ante él y ya solo depende de ti que salgas a la tienda más cercana y accedas a hacerte con uno de los videojuegos más esperados del último lustro. No tengas miedo y haznos caso: cada línea del código está hecha para ser disfrutada.

Lo mejor: Grande, gratificante a todos los niveles y extremadamente divertido y mimado. Duración infinita si encuentras buena compañía.

Lo peor: Se habla de personajes descompensados, pero no lograrás encontrar problemas en ello hasta que no profundices mucho en el juego.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.