Cada año, cuando meto por primera vez el disco de NBA 2K en la consola, siempre tengo la sensación de que ya es imposible exprimir más la máquina para hacer un juego mejor. Y al año siguiente 2K Sports consigue sorprenderme de nuevo. NBA 2K no sólo es el mejor juego de baloncesto: también es el segundo y el tercero mejor. 

Este NBA 2K14 demuestra que 2K Sports no se ha relajado en todos estos años sin competencia. EA Sports pretende hacerle sombra con el retorno de NBA Live; el listón de la jugabilidad ha quedado muy alto y, aunque sólo un estudio tan potente como EA puede ser capaz de afrontar semejante tarea, el reto de plantar cara a NBA 2K14 promete ser muy, muy duro. 

La base de esta nueva entrega del juego de baloncesto por excelencia es, evidentemente, la misma; las claves jugables más importantes de la franquicia siguen ahí, todas aún más pulidas, con una vuelta de tuerca más. Además seguimos teniendo los comentarios en español de Sixto Miguel Serrano, Jorge Quiroga y Antoni Daimiel (con bastantes más horas de grabación con respecto al año pasado). 

A nivel técnico la versión de PS3 y Xbox 360 de NBA 2K14 ya no podía ir mucho más allá por la simple razón de que la máquina no da mucho más de sí. La calidad de los modelos y las texturas es básicamente la misma que en la anterior entrega; no obstante el juego ha ganado en sensación de fluidez y realismo, para empezar por la inclusión de miles de nuevas animaciones en los jugadores. 

Las nuevas animaciones no sólo llegan al movimiento sobre la pista y el dribling; también incluyen el contacto entre jugadores, peleas por dominar la zona más realistas, mejores bloqueos, ágiles movimientos de robo o palmeo… Un año más el trabajo de recrear el baloncesto es excelente; cualquier aficionado al baloncesto NBA podrá reconocer a los jugadores sólo por su estilo a la hora de tirar y su forma de desplazarse por la cancha. 

Hay que sumarle a esto una mejora en la inteligencia artifical que facilita a la máquina (sea el resto de compañeros de equipo que no controlamos o el contrario) tanto defender con más fiereza y efectividad como trazar veloces jugadas en ataque. Gracias a todo ello, como decíamos, la sensación es que el juego resulta mucho más ágil, fluido y realista que en la entrega anterior. 

La gran mejora a nivel jugable en esta entrega es el paso adelante que ha dado 2K Sports en el control de dribling y tiro. En 2K13 ya podíamos realizar algunos movimientos con el stick derecho; en 2K14 dribling, tiro y hasta pase se pueden ejecutar con la palanca analógica. Al principio puede costar un poco adaptarse si ya estamos acostumbrados a anteriores modos de control, pero bastan un par de partidos para cogerle el truco y el control se vuelve mucho más rápido y versátil.

Para ejecutar movimientos de regateo basta con dar toques en diversas direcciones del stick; para tirar tendremos que mantenerlo pulsado; y también podremos realizar pases direccionales rápidos pulsando uno de los gatillos y moviendo el stick en la dirección deseada. De este modo podemos ejecutar jugadas muchísimo más rápido, sin tener que pulsar primero el botón que permitía elegir un jugador determinado para pasarle la bola y luego el de ese jugador en concreto. 

Este nuevo control forma una estupenda aleación junto a otra de las nuevas opciones: la jugada rápida inteligente. Si bien podemos seguir eligiendo cualquier jugada del libro de estrategia del equipo (lo cual implica cierto engorro, pues hay que pulsar unos cuantos botones para navegar por listas en medio del juego), ahora con sólo pulsar un botón la máquina elegirá la jugada más conveniente y nos irá marcando los distintos pasos: muévete aquí, pásale a éste, pick & roll, balón a la zona, tira a canasta. 

Párrafo aparte merece el nuevo sistema de tapones de NBA 2K14. Lo más importante es que, finalmente, los tapones funcionan como Dios manda y se ven perfectamente realistas; pero es curioso explicar cómo está creado el sistema. NBA 2K14 calcula toda la trayectoria del balón y su distancia con el tablero y el aro, y permite (una vez más, gracias también a las nuevas animaciones) que el tapón lo intercepte en cualquiera de sus etapas de movimiento. 

De este modo, no sólo podremos al fin taponar con efectividad tanto tiros en suspensión como penetraciones y mates, sino que el aspecto visual del tapón será muy realista. Gracias a esto, al mejor contacto entre jugadores y a la mejora en la IA serán también más efectivas sobre las entradas a canasta, que en anteriores entregas eran el método más seguro de encestar; esto nos obligará a mejorar nuestro repertorio baloncestístico. 

Hasta aquí llega el resumen de mejoras jugables; pero no podemos dejar de mencionar los nuevos modos de juego que ofrece NBA 2K14. Como decíamos al principio, los clásicos Mi Asociación, Mi Equipo, Mi Carrera y modos online siguen estando ahí, todos ellos con ligeros retoques para mejorar la experiencia. Vuelve, además, el modo My Crew (que permite que nuestro jugador de Mi Carrera participe en partidos cooperativos junto a los de otros jugadores humanos). Y, como guinda del pastel, el modo Camino a la Grandeza con LeBron James como protagonista.

Una de mis características favoritas de NBA 2K ha sido siempre el modo Mi Carrera por lo que tiene de "modo campaña" como una especie de juego de rol deportivo. En Camino a la Grandeza encarnamos a King James en un viaje por los futuros años de la NBA. Tendremos disponibles dos vías: quedarnos en los Heat y establecer una dinastía (con lo que jugaremos las diversas finales de Miami en los próximos años) o una posibilidad más interesante: explorar la hipotética carrera de LeBron en distintos equipos para agrandar su leyenda. 

No vamos a hacer spoilers, pero en Camino a la Grandeza podremos ver algunos retornos de grandes jugadores, nuevos nombres de novatos que irrumpen con fuerza para discutirle a James su dominio, reuniones con viejos amigos… y todo ello narrado por el mismo LeBron en primera persona, llevándonos por la que podría ser su historia mientras llena sus manos de anillos de campeón. Un modo muy divertido y emocionante, además de una idea original (cosa que siempre se agradece en un juego deportivo anual). 

Como guinda del pastel, sobre todo para los aficionados al baloncesto FIBA, NBA 2K14 incluye por primera vez a los equipos de la Euroliga para que podamos enfrentarlos a los más grandes de la NBA. No podemos utilizarlos en los modos de juego normales, pero sí en partidos rápidos, y siempre que sean el equipo de casa el partido se jugará con normas FIBA; los aficionados españoles del Real Madrid, Barça, Unicaja y Kutxa Vitoria podrán batirse el cobre con su equipo del alma contra los gigantes de las grandes franquicias NBA. Puedes ver la lista completa de equipos de la Euroliga en NBA 2K14 aquí.

NBA 2K14 es sin duda posible el mejor juego de baloncesto hecho hasta ahora, pero todo apunta a que el título honorífico le va a durar poco: su versión para PS4 y Xbox One promete mejoras más allá de lo visual; desde 2K Sports me aseguran que han puesto todos sus esfuerzos para que el salto sea muy apreciable. En manos de cada uno estará decidir si se espera a la nueva generación o si se va a las tiendas el 1 de octubre a comprarlo sin más espera. En cualquiera de los dos casos el jugador recibirá un producto extraordinario. Ningún fan del baloncesto puede quedarse sin jugar a NBA 2K14.

Sobre El Autor

Director de contenidos
Google+

Me llamo Antonio Santo y nací en Málaga en 1985. Estudié (es un decir) Filología Hispánica en Granada, aunque desde que salí de la universidad (sorprendentemente, por mi propio pie) toda mi carrera profesional ha sido en prensa. En 2011 empecé a dedicarme al periodismo de videojuegos en Vadejuegos; un tiempo después me hicieron director de contenidos por mis pecados. Me han dado algún que otro premio por mi obra poética, lo que demuestra que hay gente para todo. Me gusta tocar música, los perros y la buena comida. Llevo sombrero para hacerme el interesante.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.