Con el modelo NX1000, Samsung ofrece una cámara inteligente de reducidas dimensiones aunque grandes prestaciones. No en vano, sus resultados son propios de cualquier cámara DSLR, por lo que haríamos bien en considerarla una réflex en miniatura. 

Tras varias semanas disparando, uno queda encantado con el sensor CMOS APS-C de 20,3 megapíxeles (5.472px por 3.648px), lo cual se traduce en imágenes nítidas en cada detalle, de colorido vibrante. Semejante definición también queda patente en la grabación de vídeo a 1080p.

Pero antes de ahondar en los resultados del dispositivo, conviene adular su robusto a la par que contenido diseño. Os sorprenderán sus reducidas dimensiones (114×62,5×37,5mm) y peso (apenas 200 gramos), amén de su elegante cuerpo metálico (negro, blanco o rosado) rematado por una rugosa superficie de agarre. En el paquete encontraremos además un flash externo fácilmente acoplable y una lente de 20 a 50mm, la cual integra el botón i-Function 2.0, que permite controlar manualmente los ajustes de captura e imagen.

En la parte posterior de la cámara es protagonista una pantalla AMOLED de 3 pulgadas, que muestra las tomas tal y como las visualizaremos una vez exportadas, incluso a plena luz del día. Junto a esta, la habitual rueda de navegación y botones de menú, reproducción, borrado y grabación de vídeo, independiente al superior de toma.

Una vez metidos en faena, convence el modo Smart Auto 2.0, que detecta automáticamente el tipo de escena a fotografiar entre 16 modos (4 en el caso de los vídeos). Nada que no hayamos visto en productos similares con la excepción del resultado. Hemos sometido al sensor a condiciones de toma intempestivas, obteniendo imágenes más que decentes. 

Junto a los habituales modos A (prioridad de apertura), P (programa), S (prioridad de obturador), M (manual), i (prioridad de lente), selección de escena y vídeo, topamos con un dial pensado para nuestras fotos más divertidas. El modo mágico ofrece así toda clase de marcos y filtros con los que llamar la atención de nuestras redes sociales. Y es que como buena smart camera, la NX1000 se conecta a cualquier red WiFi para compartir sus instantáneas.

Lo habitual será subirlas a Facebook, Picasa, YouTube o Photobucket, aunque también podremos remitirlas por correo electrónico o desplegarlas en nuestro televisor mediante la opción TV-Link. Otras opciones son guardar copias de seguridad de forma inalámbrica en nuestro PC o la nube (SkyDrive), usar Remote Viewfinder para emplear nuestro smartphone cual visualizador o panel de captura y copiar fotos al teléfono con MobileLink.

El gran problema de la NX1000 a este respecto viene dado por la carencia de un panel táctil que agilice tales operaciones. Es poco menos que un calvario tener que insertar contraseñas o direcciones de correo electrónico mediante la rueda de navegación. Reprochable también el que las copias de seguridad automáticas no sean compatibles con Mac.

Pero volviendo a lo puramente fotográfico, Su ISO de amplio alcance (12.8000, 7 pasos) ofrece resultados envidiables incluso a baja iluminación, suprimiendo ruidos y emborronamientos. La velocidad de toma es otro de los puntos fuertes de la NX1000 ya que su autofocus ha ganado en velocidad respecto a modelos anteriores. Hasta 8 fotografías por segundo nos garantizan siempre la imagen que buscábamos.

En cuanto al vídeo, la grabación es nítida, en Full HD y a 30 frames por segundo, pudiendo conectar la cámara al televisor a través de su salida HDMI. Además, si tenemos un panel 3D en casa, podemos tomar imágenes estereoscópicas (incluso panorámicas) para su posterior visionado gafas en ristre.

Veredicto

Samsung Smart Camera NX 1000 es una de las mejores reflex compactas del mercado por relación calidad precio. Convence su diseño (elegante, pequeño y ligero) y la calidad de sus tomas, aunque sea un tanto parca en opciones cuando de aprovechar conexiones WiFi se trata. En este sentido pide a gritos un panel táctil, entre otras de las características vistas en la Samsung Galaxy Camera. Es cierto, no obstante, que ambas cámaras van dirigidas a un público bien distinto, en este caso el fotógrafo semiprofesional.

Sobre El Autor

Redactor Jefe

Estudió periodismo por la Universidad de Málaga, siempre con el propósito de especializarse en ocio electrónico y nuevas tecnologías. Actualmente reside en Madrid, donde ejerce de redactor jefe para esta publicación. En su década de experiencia ha prestado servicio a grupos de referencia como Axel Springer (Hobby Consolas), Dixi Media (La Información), Gamereactor (división española) o Hipertextual (Ecetia, AppleWeblog y ALT1040).

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.