Continúa el goteo de información sobre Apple Pay, la nueva plataforma de pago electrónico de Apple. Aunque aún no ha sido anunciado oficialmente (se espera su lanzamiento durante la keynote del próximo jueves), ya tenemos una gran cantidad de información sobre cómo va a funcionar. En principio es sencillo: vamos a poder usar nuestro iPhone o nuestro Apple Watch para pagar en comercios, sin necesidad de sacar ninguna tarjeta de crédito.

Lo primero, por supuesto, es encontrar tiendas en las que se pueda usar este tipo de pago. Al final de este artículo tenéis una lista de qué empresas están empezando a implementar esta tecnología en sus tiendas, y cuáles tienen ya acuerdos con Apple para hacerlo pronto. La forma de pagar no podría ser más sencilla: sostenemos nuestro iPhone con nuestro dedo pulsando el Touch ID cerca del lector, y la tecnología se encarga de todo. Ni siquiera es necesario desbloquear el smartphone: una pequeña vibración nos informará de que el pago ha sido realizado correctamente. En el caso de los Apple Watch, como no hay lector de huella, basatará con un "doble-click" en el botón inferior.

Por supuesto, antes de poder realizar pagos con esta tecnología tendremos que haberle dado a Apple información sobre nuestras tarjetas de crédito. Pero seamos realistas: casi seguro que Apple tiene ya esos datos. De hecho, las tarjetas que tengamos activas en nuestra cuenta de iTunes pasan automáticamente a Passbook, la plataforma que gestionará nuestras cuentas en Apple Pay. Probablemente nos pida que volvamos a introducir el código de seguridad de la tarjeta, por lo menos. Por supuesto, podremos tener configuradas varias tarjetas en Passbook, pero los pagos se realizarán siempre con la que tengamos definida como tarjeta por defecto.

No sólo podemos usar Apple Pay para pagar en comercios: también para los compras dentro de aplicaciones, ya sean vidas en Candy Crush o libros en Amazon. De nuevo, y como viene siendo costumbre en Apple, el sistema es tan sencillo que hasta un niño podría hacerlo (queda a juicio del lector si esto es un punto positivo o negativo): basta con elegir la opción "Apple Pay" y situar nuestro dedo en el Touch ID para validar el pago.

Uno de los principales atractivo de este nuevo sistema, tal y como resalta Apple, es que protege nuestra privacidad. En efecto, dejar la tarjeta de crédito sobre la mesa para pagar una cena o introducir el código PIN en el supermercado rodeados de gente no es precisamente el colmo de la seguridad y, en principio, un sistema capaz de leer nuestra huella dactilar parece mucho más seguro. Por otra parte, Apple Pay se lanza muy poco después del famoso escándalo del Celebgate, en el que las fotos personales de muchos famosos fueron robadas de iCloud, lo cual pone hasta cierto punto en entredicho la seguridad de Apple.

Aunque los de Cupertino no hacen en modo alguno referencia a este fallo de seguridad, sí que hay un pequeño guiño cuando aseguran que la información de nuestros pagos y el código de nuestra tarjeta se almacenarán únicamente en nuestro dispositivo, y nunca en los servidores de Apple ni en iCloud. Concretamente, nuestras claves se guardan encriptadas en un chip específico de los iPhone y Apple Watch, que en un alarde de imaginación han llamado Secure Element, mucho más difícil de acceder por parte de un supuesto hacker que la memoria principal del dispositivo.

Sin embargo, esto crea otro problema de seguridad: ¿y si nos roban el teléfono? Como los usuarios de iPhone ya sabrán (o deberían saber), si perdemos nuestro smartphone podemos ponernos en contacto con Apple para bloquearlo y que todas sus funciones sean inaccesibles, o incluso destruir todos sus datos de forma remota. Además, la necesidad del dispositivo da cierta seguridad de que nadie va a poder usarlo sin nuestro permiso, aunque la fiabilidad del lector de huellas de iPhone es todavía un tema digno de estudio.

¿Y si los pagos los hacemos con nuestro Apple Watch, que no tiene lector de huellas ni puede desactivarse remotamente? Pues en principio tampoco hay problema: el Apple Watch tiene que estar emparejado con nuestro iPhone para hacer funcionar Apple Pay, con lo que si nos lo roban, en cuanto se alejen unos metros de nosotros ya no podrán realizar pagos con él. En resumen, la seguridad de Apple Pay no parece perfecta, pero tampoco inferior a otros métodos de pago, como usar nuestra tarjeta de crédito o sacar dinero en efectivo de un cajero.

Por último, cabe preguntarse qué bancos respaldan esta iniciativa, qué tarjetas soportará y en qué comercios podremos usar este medio de pago. En el tema de tarjetas de crédito no hay sorpresas: el sistema soporta Visa, Mastercard y American Express. En cuanto a las entidades bancarias que dan soporte al proyecto, podemos ver nombres como Bank of America, Capital One, Chase, CityBank o Wells Fargo. Hay más que ya están en camino, como Barclays o PNC.

Ojo, esto no quiere decir que no vayamos a poder utilizar tarjetas que no pertenezcan a estas entidades: podremos siempre y cuando sean Visa, Mastercard o American Express. Sin embargo, si nuestra cuenta pertenece a alguno de los bancos involucrados en el proyecto tendremos algunas funcionalidades extra, como por ejemplo renovar nuestra tarjeta desde nuestro iPhone cuando caduque sin necesidad de visitar ninguna oficina ni recibir ninguna tarjeta por correo.

Según Apple, este sistema de pago está aceptado en 220.000 tiendas, y el número sigue creciendo. Es una cifra bastante impresionante, especialmente si tenemos en cuenta que es un producto que aún no ha sido siquiera presentado oficialmente. Lamentablemente a día de hoy la totalidad de estas tiendas están en Estados Unidos, pero si el sistema funciona bien, es cuestión de tiempo que se expanda por el resto del mundo.

Las multinacionales que ya están adoptando los pagos mediante Apple Pay son: Babies'R'us, Disney Store, Macy's, McDonalds, Nike, PetCo, Sephora, Subway, Toys'R'us, DisneyWorld, Bloomingdales, Duane Reade, Panera Bread, Staples, Unleashed, Walgreens, Whole Foods Market, Groupon, Instacart, MLB, OpenTable, Starbucks, Target, Tickets.com y Uber. Es de esperar que la lista se amplíe en breve, como siempre, si el sistema comienza a imponerse.

Y para terminar, ¿es compatible Apple Pay con todos los modelos de iPhone? Por supuesto que no. De hecho es compatible únicamente con iPhone 6 y iPhone 6 Plus. En el caso de Apple Watch, necesitaremos emparejarlo con un iPhone 5 como mínimo para que funcione.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.