Steve Jobs siempre se posicionó en contra de las estilus, los lápices digitales para interactuar con las pantallas de sus dispositivos. En sus propias palabras: "¿Quién quiere una estilus? Tienes que cogerla, guardarla, no perderla. Nadie quiere una estilus". Sin embargo, la Apple de Tim Cook ya lleva tiempo haciendo cosas que nunca habría hecho la de Jobs, y buena prueba de ello es la nueva patente para una estilus que Apple ha inscrito en la Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos.

El dispositivo patentado incluye un acelerómetro, transmisión inalámbrica y almacenamiento propio, y permitiría enviar notas manuales o dibujos de un dispositivo a otro. No es la única patente que Apple ha realizado, últimamente: a principios de este mes, realizaba otra referente a un "dispositivo de entrada táctil configurado para sincronizar un proceso de adquisición de estilus con tanto la adquisición de datos como el proceso de actualización de la pantalla".

En los últimos tiempos, hemos visto a Apple desviarse del rumbo inflexible marcado por Steve Jobs y amoldarse un poco más a las tendencias del mercado, en lugar de esforzarse en crearlas. Buena prueba de ello son los smartphones grandes y las tablets pequeñas (ambos condenados por el anterior gurú de la manzana). Además, recordemos que Apple ya tuvo un intento fallido de introducir la estilus en 1990, con las PDAs Newton. Habrá que esperar a 2015 para ver qué nos traen de nuevo los de Cupertino.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.