26 de junio. Apple Watch está a la venta en nuestro país desde las 7 horas y un minuto de la mañana. Como era previsible, las unidades para recogida en tienda se han agotado al poco de abrirse las reservas y quienes han optado por la compra en línea topan ya con tiempos de entrega superiores a las 2 semanas. El modelo de 42 milímetros se lleva la palma, por lo que las muñecas delgadas aún tienen una oportunidad. 

¿Ya tenéis ajustado el reloj? Bien. Acompañadnos en este repaso por las características, configuración y funcionalidades de vuestro flamante Apple Watch.

Contenido de la caja

En el interior de la caja encontraréis, además del cuerpo del reloj, dos correas intercambiables (tallas S/M y M/L), un adaptador de corriente, la base de carga inalámbrica y una guía de inicio rápido. El manual de instrucciones como tal es accesible (en formato digital) desde la aplicación Apple Watch para iPhone, que se descarga automáticamente con las últimas actualizaciones de iOS.

El reloj

Sobre el reloj en sí, la protagonista es su pantalla, de un colorido y nitidez nunca vistos en un smartwatch. Implementa tecnología Force Touch, para determinar nuestro grado de presión. En la aplicación horaria podemos elegir así entre diferentes caretas, mientras el resto de apps despliegan numerosas opciones secundarias.

El gesto táctil por excelencia es la pulsación, sin peligro de seleccionar erróneamente por grande que resulte nuestro índice. Apple Watch intuye a la perfección nuestras intenciones. Igualmente podemos deslizar el dedo arriba, abajo, a izquierda o derecha para hacer scroll o movernos por el atractivo menú de aplicaciones.

La corona digital aporta mayor precisión para tales menesteres, especialmente el Zoom. Sus usos más frecuentes son el acceso directo a la pantalla de reloj/home, última aplicación abierta o consultas a Siri previo click (único, doble o mantenido respectivamente ). Bajo ésta encontramos el botón lateral, que muestra la ruleta de contactos a los que llamar, escribir mensajes o enviar tanto emoticones como dibujos a 'dedo alzado'. También lo usaréis para apagar o encender el dispositivo y, en un futuro, formalizar compras mediante Apple Pay.

La parte posterior del reloj alberga un avanzado pulsómetro (siempre en contacto con la muñeca), sendos botones para acoplar y desacoplar las correas, altavoz en la esquina superior derecha y micrófono en la esquina inferior derecha. 

Emparejando el Apple Watch

El proceso de emparejamiento es rápido, efectista y sencillo. Al descargar la versión 8.2 o posterior de iOS se instalará automáticamente la aplicación Apple Watch. Una vez ejectuada y el reloj encendido, se nos pedirá enfocarlo con la cámara del smartphone.

Todas las aplicaciones instaladas en nuestro iPhone compatibles con Apple Watch se instalará automáticamente en el reloj. Aún así podemos desinstarlas o reorganizarlas manualmente desde su pantalla (manteniendo pulsando el icono de marras) o desde la aplicación Apple Watch. 

Configuración básica

Tanto desde el apartado de ajustes del reloj, como desde la aplicación Apple Watch, podemos fijar el nivel de brillo, tamaño de los textos (se despliega el mismo número de líneas en el modelo de 38 que en el de 42 milímetros), volumen, intensidad de vibración, lenguaje y región. También es importante especificar en qué muñeca lo llevaremos y si la corona digital queda a izquierda o derecha.

Sobre la carga, nada más sencillo que conectar la base inalámbrica a su adaptador y colocar el reloj encima. No supondrá esfuerzo alguno al estar imantado. Sabed, eso sí, que las notificaciones dejarán de desplegarse en la pantalla durante el proceso de carga. Apple Watch cuenta además con un modo de ahorro energético que puede activarse manual o automáticamente (si el porcentaje de batería baja del 10%). El gadget se limita entonces a ofrecernos la hora.

Para terminar la configuración básica os toca una elección importante: ¿queréis que la pantalla se active cuando elevéis la muñeca o preferéis hacerlo manualmente con una discreta pulsación? En el primer caso podéis encontaros con que el reloj se enciende en situaciones poco propicias, como en plena sesión de cine, aunque resulta de lo más cómodo para consultar notificaciones.

Notificaciones y vistazos

No nos engañemos: por mucho que se trate de un reloj, la principal utilidad del Apple Watch reside en la consulta de notificaciones sin necesidad de sacarnos el iPhone del bolsillo. Un indicador rojo aparecerá en la parte superior de la careta seleccionada para indicar la existencia de notificaciones por consultar. Por supuesto, cada vez que recibamos una se nos alertará con sonido, vibración o ambos. 

En la aplicación Apple Watch tenemos dos opciones indispensables para las apps nativas: duplicación o personalización de notificaciones. ¿Queremos que se reflejen todas las notificaciones que lleguen a nuestro teléfono o sólo algunas? En el caso de Mail podemos desactivar buzones de correo y en el de Calendario elegimos si descartar avisos, invitaciones, eventos próximos… por poner dos ejemplos. 

Igual que para visualizar notificaciones basta con deslizar el dedo hacia abajo desde la parte superior de la pantalla, hacerlo hacia arriba desde la parte inferior muestra los llamado Vistazos. Son accesos directos a las aplicaciones seleccionadas, de forma que consultemos su información más relevante sin necesidad de ejecutarlas. Podemos silenciar el reloj, disponer el modo avión, visualizar la temperatura, nuestro ritmo cardiaco, geolocalizarnos o ver las últimas publicaciones de Twitter e Instagram sin más complicación.

Apple Watch… sin iPhone

La gran pregunta. ¿Qué puede hacer mi Apple Watch sin estar conectado al teléfono? Aunque Watch OS 2 procurará mayor autonomía este otoño, la versión actual del sistema operativo posibilita lo siguiente:

  • Monitorización de la actividad física
  • Monitorización de entrenamientos deportivos
  • Uso del reloj
  • Configuración de alarmas y temporizadores
  • Reproducción musical previa sincronización de listas
  • Visualización de fotos sincronizadas
  • Pagos con Apple Pay

Apple Watch integra tecnología WiFi, por lo que puede conectarse a redes familiares para nuestro smartphone. Si reloj y iPhone están conectados a una misma red WiFi (sin Bluetooth de por medio), podemos recibir y enviar mensajes de iMessage o Digital Touch además de hacer consultar a Siri.

Aplicaciones preinstaladas

Reloj: múltiples caretas personalizables en colores e información. Incluye cronómetro, temporizador y alarmas. 

Mensajes: pueden contestarse de viva voz, con frases predeterminadas o mediante emoticones tanto animados como estáticos.

Digital Touch: llama, escribe o envía garabatos a un máximo de 12 amigos.

Mail: consulta y responde tu correo. Podemos traspasar al teléfono cualquier gestión (de ésta u otras aplicaciones) gracias a Handoff.

Llamadas telefónicas: navega por tu agenda para realizar llamadas telefónicas. También podemos ponerlas en espera para responder desde nuestro iPhone (al más puro estilo teleoperadora). Si recibimos alguna en el momento más inoportuno basta silenciarla cubriendo la pantalla con nuestra mano.

Calendario y recordatorios: consulta y actualiza tu calendario. Estable recordatorios con Siri y respóndelos.

Salud y Fitness: monitoriza tus entrenamientos en múltiples disciplinas deportivas. El Apple Watch también realiza un seguimiento de nuestras calorías quemadas, tiempo de actividad y minutos de pie al cabo del día, cada factor representado con un anillo de distinto color. Establecemos metas y el reloj nos aconseja para su cumplimiento.

Passbook: nuestras entradas disponibles en la muñeca. Aparecen automáticamente el día del evento.

Mapas y direcciones: obten direcciones y rutas óptimas, con notificaciones de giro.

Música: reproduce música almacenada en la nube o nuestro teléfono. Sincroniza un máximo de  250 canciones y escúchalas independientemente o transmítelas por AirPlay.

Remote Control: controla la reproducción de un Mac, PC o Apple TV. 

Fotos: sincroniza tu fototeca de iCloud o alguno de sus álbumes para llevar hasta 75MB de imágenes contigo.

Disparador remoto: activa la cámara de tu iPhone y captura instantáneas a distancia.

Información bursátil

Información meteorológica

Apple Store: localiza tu tienda Apple más cercana.

Apps de terceros recomendadas

La descarga de aplicaciones de terceros se realiza desde la App Store del Apple Watch, presente en la aplicación homónima para iPhone. Algunas de las que nos han resultado más interesantes en nuestros primeros días con el reloj han sido: Flipboard, Amazon, Citymapper, Yelp, Swarm, Instagram, Twitter, Shazam, RuneBlade, mytaxi, Splitwise, Trello y OneDrive. El número de apps disponibles roza, sin embargo, los seis millares.

Un último consejo para terminar: activar la contraseña numérica de vuestro Apple Watch, así como la opción de borrado de datos a los 10 intentos de introducción. Ya sabemos que los relojes siempre figuran en la lista de quienes idolatran lo ajeno, especialmente un producto tan codiciado como el primer smartwatch de Apple.

Sobre El Autor

Redactor Jefe

Licenciado en periodismo por la Universidad de Málaga, siempre con el propósito de especializarse en ocio electrónico y nuevas tecnologías. Actualmente reside en Madrid, donde ejerce como Jefe de Redacción para esta revista. En su década de experiencia ha prestado servicio a grupos de referencia como Axel Springer (Hobby Consolas), Dixi Media (La Información), Gamereactor (división española) o Hipertextual (Ecetia, AppleWeblog y ALT1040).

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.