Justo cuando empezábamos a poner en duda aquello de que los asistentes virtuales habían llegado para quedarse, los principales fabricantes repuntan el segmento irrumpiendo en nuestros hogares. Siri, Cortana y compañía han resultado una mera gracieta para smartphones, por lo que buscan integrarse en sistemas operativos de sobremesa, vehículos, cocinas, dormitorios y salones.

Coparán dichas estancias los altavoces y robotitos (disponibles, presentados o en desarrollo) de Amazon, Google, Asus o Samsung. Dispositivos diseñados para hacernos la vida más fácil, que centralizarán el control de cualquier dispositivo inteligente a nuestro alrededor: cerraduras, persianas, bombillas e incluso frigoríficos… Todo un paso adelante en el dubitativo segmento de la domótica.

Amazon Echo

Tras atreverse con los libros electrónicos (Kindle), las tabletas a precio de saldo (Kindle Fire) e incluso los smartphones (Firephone), Amazon consiguió un éxito notable con su primer altavoz inteligente.

La conexión inalámbrica del Amazon Echo nutre de información a Alexa, asistente virtual que se mantiene a la escucha de forma constante. Entre sus posibilidades: controlar dispositivos conectados del hogar, recordarnos eventos del calendario, tomar notas, informarnos sobre el estado del tráfico, reproducir audiolibros e incluso servir de altavoz Bluetooth a nuestro teléfono.

Pero su funcionalidad estrella, como no podía ser de otro modo, es la compra instantánea en Amazon. Echo tan sólo puede adquirirse en Estados Unidos (por el momento) a un precio de 179,99 dólares.

Google Home

La trascendencia de Echo (fue el producto más codiciado del pasado Black Friday), ha motivado el interés de gigantes como Google, que presentó su alternativa durante el pasado Google I/O.

Google Home se presenta como la evolución natural del Chromecast. Un pequeño altavoz que mantener conectado (no inalámbrico), provisto de micrófonos con amplio radio de escucha e idénticas funciones a las descritas anteriormente: responde a nuestras preguntas, reproduce música (Google Play Music, Spotify…) y controla gadgets automatizados.

Home está pensado para interactuar con otros altavoces, por lo que podemos instalar uno en cada habitación de la casa (ordenar desde la cocina que se reproduzca música en el salón, por poner un ejemplo). También se comunica con el mentado Chromecast, por lo que podemos comandar la reproducción de vídeos en YouTube a nuestro televisor.

La mayor pega será, sin embargo, su incompatibilidad con dispositivos y servicios de terceros (salvo acuerdos más que previsibles). Eso sí, podremos personalizarlo con diferentes bases. Quien no se consuela…

Samsung Otto

Otto no es más que un prototipo, diseñado para demostrar la plataforma del “Internet de las cosas” de Samsung. Fue revelado durante la última conferencia para desarrolladores de los surcoreanos, donde atrajo las miradas de propios y extraños. Incluye micrófono y altavoces para consultar de viva voz la previsión meteorológica, marcadores deportivos, carteleras de cine y cualquier otra cuestión que nos ronde.

Su principal adición respecto a gadgets similares es una cámara en alta definición capaz de reconocer rostros, que también funciona como cámara de seguridad. Igualmente podemos ordenarle encender o apagar luces, abrir las persianas, desbloquear puertas…

Su pantalla dispone varias animaciones, con las que el invento (capaz incluso de ‘cantar’ y ‘bailar’) gana personalidad.

Asus Zenbo

El más reciente de la muestra, a manos de Asus. Lleva el concepto de Otto varios pasos más allá, presentándonos un auténtico robot de compañía, capaz de desplazarse autónomamente por la casa.

El (adorable) rostro de Zenbo viene a ser una tableta táctil con la que interactuar de mil formas posibles. Nos comunicaremos primeramente con la voz, no obstante, reclamándole instantáneas, temporizadores, la última información bursátil o que nos cuente un cuento.

Un altavoz inteligente en movimiento, a fin de cuentas, que tendrá muy presentes todos los artilugios conectados del hogar. Podemos colocar una cámara en la entrada y vincularla con la pantalla, responder videollamadas, controlar al robot de forma remota e incluso programarlo para pida ayuda si uno de nuestro mayores sufre una caída o desmayo.

Suena a tecnología prohibitiva, pero se pondrá a la venta por 599 dólares.

¿Y Apple?

Inevitable, con la llegada de Siri a OS X, que el asistente virtual termine en un altavoz diseñado por los de Cupertino.

A ello apuntan los rumores sobre la próxima Worldwide Developers Conference, que no descartan una integración en dispositivos preexistentes. Esto es, que Apple TV o AirPort Extreme reciban actualizaciones de peso para competir con Amazon Echo y Google Home.

Saldremos de dudas el próximo 13 de junio.

Sobre El Autor

Redactor Jefe

Licenciado en periodismo por la Universidad de Málaga, siempre con el propósito de especializarse en ocio electrónico y nuevas tecnologías. Actualmente reside en Madrid, donde ejerce como Jefe de Redacción para esta revista. En su década de experiencia ha prestado servicio a grupos de referencia como Axel Springer (Hobby Consolas), Dixi Media (La Información), Gamereactor (división española) o Hipertextual (Ecetia, AppleWeblog y ALT1040).

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.