Definitivamente, algo ha cambiado en esto del mobile gaming. Muchas de las aplicaciones un día tildadas de pasatiempos, se han convertido en franquicias multimillonarias, cuyas secuelas despiertan tanta expectación como las superproducciones para consola. Sirva de ejemplo Alto’s Odyssey, con lanzamiento previsto este jueves.

En este artículo seleccionamos las diez sagas para smartphone más destacadas en cuanto a repercusión u originalidad.

Asphalt

Asphalt es una de las franquicias más longevas del mobile gaming, aunque su origen se situó entre la telefonía y las consolas portátiles (Asphalt Urban GT, N-Gage). Este arcade de conducción atesora ocho entregas principales y numerosos spin-offs; la respuesta de Gameloft a Need for Speed, bajo un esquema free-to-play y con un apartado gráfico digno de los terminales más competentes.

Infinity Blade

Epic Games y Chair Entertainment (responsables de Undertow y Shadow Complex) sorprendieron a propios y extraños con este action RPG para iOS. Surgido en el marco de una demostración técnica (Epic Citadel amparó Unreal Engine 3 en smartphones), se convirtió en una trilogía tan deslumbrante como adictiva, cuyo lore amparó varias novelas… y hasta una entrega para Xbox One.

The Room

Fireproof Games brindaba soporte a otros estudios hasta que su ópera prima se convirtió en uno de los primeros juegos de éxito para smartphones. Aquella aventura de puzles basados en físicas derivó en tres secuelas (The Room Two, The Room Three y The Room: Old Sins), con unas ventas acumuladas de 12 millones de copias. ¿Quién dijo que los mobile games de pago no triunfan?

Monument Valley

No conozco amante de los videojuegos que no se interesase por el arte y diseño de juego de Monument Valley. M. C. Escher, la estampa japonesa y la escultura minimalista sirvieron de inspiración a Ustwo Games, quienes engendraron un fantástico juego de puzles por perspectiva. 30 millones de descargas después nos llegó su secuela (Monument Valley 2), con dúo protagonista.

Angry Birds

Los pájaros cabreados no necesitan presentación. Mucho antes de convertirse en fenómeno; merchandising, parque de atracciones y cinta de animación a un lado, Angry Birds fue un juego de puzles basado en físicas. Su inmediatez y simpático diseño de personajes derivaron así en una treintena de entregas principales y derivadas (combates, carreras, RPG…).

Candy Crush

De fenómeno en fenómeno. Candy Crush Saga surgió como uno de los primeros juegos para Facebook, pero su popularidad llegó en smartphones, hasta el punto de convertirse en insignia del casual gaming. El avistamiento de partidas en transporte público sigue estando a la orden del día, gracias a iteraciones como Soda Saga y Jelly Saga. Adquirida por Activision, King (su desarrolladora) supera los 341 millones de usuarios activos por mes.

Framed

Framed recibió su segunda entrega hace unos meses, pero ya se considera un imprescindibles en las tiendas de aplicaciones. Tal así que Hideo Kojima lo nombró su “juego del año” en 2014, además de referir a Framed 2 como una de sus influencias para el misterioso Death Stranding. Imaginad un cómic interactivo, cuyas viñetas pudiésemos ordenar para guiar al protagonista. Es lo que propone Loveshack Entertainment.

Alto’s

Alto’s Adventure, un endless runner de snowboarding, llegó en 2015. La carencia de microtransacciones (en iOS), su estética melancólica y un esquema de juego a lo Tony Hawk’s Pro Skater lo encumbraron a lo más alto de las listas de descargas. Inevitable así la secuela (Alto’s Odyssey), a punto de desembarcar en el App Store.

Real Racing

Si Asphalt es el abanderado del arcade racing en smartphones, Real Racing (2009) se consagró en el campo de la simulación. Su caso es peculiar por firmarlo una editora de renombre (Electronic Arts), que dio luz verde a dos entregas en 2010 (Real Racing 2) y 2013 (Real Racing 3). Esta última sigue vigente, con gráficos de vanguardia y un garaje considerable.

Oceanhorn

Esta aventura de acción con tintes RPG se lanzó para iOS en 2013, recalando a posteriori en Android, PC, Mac, PS4, Xbox One, PS Vita y Nintendo Switch. Influenciado por The Legend of Zelda: A Link to the Past y The Wind Waker, demuestra que los móviles pueden albergar juegos profundos y cuidados (intervino el mismísimo Nobuo Uematsu). Oceanhorn 2: Knights of the Lost Realm se encuentra en desarrollo, confirmando una saga de inmejorable futuro.

Sobre El Autor

Redactor Jefe

Licenciado en periodismo por la Universidad de Málaga, siempre con el propósito de especializarse en ocio electrónico y nuevas tecnologías. Actualmente reside en Madrid, donde ejerce como Jefe de Redacción para esta revista. En su década de experiencia ha prestado servicio a grupos de referencia como Axel Springer (Hobby Consolas), Dixi Media (La Información), Gamereactor (división española) o Hipertextual (Ecetia, AppleWeblog y ALT1040).

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.