Assassin's Creed Unity se anunció oficialmente el viernes pasado. Durante mucho tiempo se rumoreó sobre un posible juego de la saga de los Asesinos ambientado en la Revolución Francesa. El mismo viernes hicimos un breve repaso histórico para refrescarnos la memoria sobre esta época clave de la Historia que, sin embargo, ha sido poco visitada en los videojuegos.

Hoy vamos a repasar de nuevo la Revolución Francesa, pero esta vez no a sus hechos sino a algunos de sus protagonistas. Como es normal en una época tan convulsa, podemos encontrar biografías francamente apasionantes entre quienes la vivieron. Vamos a repasar algunos nombres que nos gustaría encontrar en el juego, tanto de primera fila como algunos menos conocidos.

Maximilien Robespierre

Maximilien Robespierre

Retrato anónimo de Robespierre.

Ya hablamos de la figura de Robespierre en el reportaje sobre claves históricas de Unity: responsable principal de la época del Terror, y por tanto responsable directo de que se guillotinara a miles de personas (las cuentas varían: unos historiadores hablan de alrededor de 12.000 muertos; otros, de más de 35.000). Robespierre era el líder de la facción más radical de los jacobinos, que a su vez era el grupo más "revolucionario" (frente a los girondinos, sus oponentes, algo más moderados).

Pero aunque ahora se vea a Robespierre como un peligroso fanático (que lo fue), no siempre fue un personaje negativo. Su figura fue mucho más compleja, y en su corta vida (fue guillotinado a los 36 años) le dio tiempo a hacer de todo. De joven fue juez y abogado defensor de los sectores más pobres de Arrás, su ciudad natal. También fue un brillante orador y escritor. Curiosamente, pese al entusiasmo con el que se dedicaría años después a ejecutar personas, se hizo famoso por sus escritos contra la pena de muerte.

Tan famoso se hizo que en 1789 lo eligieron diputado por el Tercer Estado (en aquella época, la asamblea francesa estaba dividida entre nobles, clero y pueblo llano: éste era el Tercer Estado). Como se puede uno imaginar, fue uno de los diputados que impulsó la Revolución desde el primer día. Parece evidente que Robespierre aparecerá, aunque sea sólo de fondo, en Unity: además de ser un personaje clave para la Revolución, su brutal fanatismo y su violento papel durante el Terror lo convierten en un gran antagonista.

Jean-Paul Marat

La muerte de Marat

La muerte de Marat, de Jacques-Louis David

Marat fue otro de los jacobinos más extremos, hasta el punto de apoyar ejecuciones masivas sin juicio de presos de la Revolución, además de elaborar personalmente las listas negras de quienes debían ser ejecutados durante la época del Terror. Para entendernos: otro peligrosísimo chalado, fanático y cruel hasta la médula y dispuesto a bañar el mundo en sangre para lograr sus objetivos.

Como en el caso de Robespierre, Marat tampoco fue siempre un loco sediento de sangre: en las primeras décadas de su vida se dedicó con brillantez a la medicina y la filosofía. Poco antes de la Revolución decide meterse en política y publica unos cuantos ensayos; fundó un periódico propio para lanzar sus soflamas políticas. Los siguientes años los pasó entrando y saliendo de la clandestinidad: como no paraba de escribir textos criticando a todos los que no fueran (según él) lo bastante revolucionarios, se las apañó para tener enemigos incluso entre los jacobinos.

Como ya hemos dicho, en los años del Terror el demagogo Marat fue instigador de centenares de asesinatos. Tanta violencia se acabó volviendo contra él: la girondina Charlotte Corday le asesinó en su propia casa. La escena ha quedado inmortalizada en muchos cuadros; el más famoso de todos ellos es "La muerte de Marat" de Jacques Louis David, que acompaña a estas líneas. ¿Y por qué creemos que Marat sería interesante para la trama si ya hemos hablado de Robespierre, con un perfil parecido? Muy simple: quizá no tenga que ser Charlotte Corday quien acabe con el terrible Marat…

Luis XVI y María Antonieta

Luis XVI despidiéndose de María Antonieta y sus hijos

Luis XVI despidiéndose de María Antonieta y sus hijos (anónimo

¿Cómo no recordar a los últimos reyes del Antiguo Régimen francés? Luis XVI fue un mal rey que no supo hacer valer su autoridad ante la nobleza para reformar Francia a fondo. Tampoco fue capaz de ver la que se le venía encima con la Revolución, a la que subestimó creyendo que podía apoyarla en público mientras conspiraba en privado. Era un rey frívolo, obsesivo, pusilánime y, en fin, no muy listo.

Lo único que hizo bien fue ayudar a las Trece Colonias en la Guerra de Independencia Americana, pero lo hizo sólo para fastidiar a Inglaterra. Aún así, ni él ni su familia se merecían tanto ensañamiento: los revolucionarios le ejecutaron a él, a su mujer y a su único hijo (los demás habían muerto años antes), además de a casi toda su familia. Sólo una hermana de Luis XVI se libró.

María Antonieta, por su parte, tampoco era la más lista de la clase. Además de intentar meter mano en política (con el consiguiente desaguisado), protagonizó algún que otro escándolo más por torpeza que por falta de honradez. Eso sí, también hay que reconocer que muchas de las cosas que nos han llegado de ella son mitos de la propaganda revolucionaria: María Antonieta nunca dijo aquello de "si el pueblo no tiene pan, que coma pasteles".

Sí que acertó en recomendar (sin éxito) a Luis XVI que se exiliaran cuando empezó la Revolución: ahí tuvo mucha más vista que su marido, ya que los siguientes intentos de lograr que los reyes de otros países enviaran un ejército en su ayuda no sirvieron para nada… pese a que la mayoría de los reyes europeos eran, de un modo u otro, familiares. Sería interesante conocer en el juego a esta pareja real de alguna forma. ¿Quizá infiltrándose en la prisión de las Tullerías, en la que ambos esperaron su juicio y ejecución?

Napoleón Bonaparte

Napoleón

Napoleón Bonaparte, Jacques-Louis David

Me apuesto euros contra tapones de refresco a que Bonaparte ejercerá un papel de importancia en el juego. ¿Cómo van a perder la oportunidad de utilizar en su juego a Napoleón, uno de los mayores genios militares de la Humanidad y uno de los políticos más astutos, carismáticos e influyentes del siglo XIX? La huella en la Historia de Napoleón es demasiado profunda como para que Assassin's Creed Unity pase de puntillas por él.

Napoleón no llegó a Francia desde su Córcega natal hasta 1793, con la revolución ya en marcha, pero en muy poco tiempo fue capaz de demostrar su liderazgo en el campo de batalla. En apenas un año fue nombrado general por sus éxitos contra los ejércitos monárquicos y organizando la defensa de la Convención. Después invadió Italia, ganó una guerra al superior ejército austríaco, conquistó Malta y Egipto y casi le arrebata Siria al Imperio Otomano. ¡Todo eso en sólo seis años!

Cuando Napoleón volvió a Francia, el país estaba en guerra contra media Europa y muy debilitado por la corrupción e ineficiencia de los nuevos gobernadores. Bonaparte dio n golpe de estado y se nombró primero cónsul y cuatro años después emperador. Hasta su derrota final en Waterloo tuvo a Europa en un puño. Napoleón es una figura muy compleja: autoritario, vanidoso e incansable guerrero, pero también un brillante político que dio forma a la Europa moderna (por ejemplo al unificar las leyes francesas en el Código Napoleónico, una de las bases de nuestro sistema legal). Los guionistas de Assassin's Creed deben de estar frotándose las manos ante la idea de trabajar con un personaje así.

Thomas-Alexandre Dumas

Thomas-Alexandre Dumas

Retrato anónimo de Thomas-Alexandre Dumas

Este Thomas-Alexandre Dumas es padre del autor de Los tres mosqueteros y El conde de Montecristo y abuelo del creador de La dama de las camelias. No tiene un gran papel en los libros de Historia, pero por su biografía me parece un personaje de lo más interesante para Assassin's Creed: el primero de los Dumas fue el primer general negro europeo de la Historia, además de un rebelde incorregible que durante toda su vida se guió exclusivamente por sus principios. Hijo bastardo de un noble y su esclava negra, tomó el apellido materno cuando se unió al ejército francés. Su padre tuvo que venderlo como esclavo para ganar dinero para ir a Francia, reclamar su título de conde y recomprar a su hijo.

Se alineó con la Revolución desde el principio, y su valor y liderazgo le hicieron llegar a general con sólo 31 años; posteriormente se unió a Napoleón en sus campañas en Egipcio e Italia. En muchas ocasiones se negó a cumplir órdenes contrarias a su código personal; sólo su reputación como soldado le libró de la guillotina. Se cuenta, incluso, que cayó en desgracia ante Napoleón por decirle a la cara que estaba dispuesto a dar la vuelta al mundo "por la gloria y el honor de la patria", pero que no daría ni un solo paso por un capricho del futuro emperador.

Como Napoleón tendía a tomarse regular que no le dieran la razón en todo, abandona Egipto para volverse a Francia. No acaban ahí sus aventuras: los napolitanos lo capturan, sobrevive a un intento de envenenamiento y logra volver a Francia, aunque tan debilitado que muere poco después de cáncer de estómago. En una saga de juegos cuyo tema principal es la lucha por la libertad, ¡qué gran papel haría el primer general negro, uno de los pocos hombres capaces de enfrentarse al Terror de Robespierre y al mismísimo Napoleón!

En conclusión

Cuando sepamos más detalles del juego hablaremos de cualquier gran personaje que se nos quedara en el tintero. La Revolución Francesa está llena de personajes tan interesantes como complejos, y casi cualquiera de ellos sería un secundario de lujo para Assassin's Creed Unity. Aquí sólo he intentado destacar algunos de los más importantes, además de la figura menos conocida (pero igualmente atractiva) de Dumas. Pero sin duda hay muchos más: el pintor Jacques Louis-David, primero furibundo jacobino y después entusiasmado bonapartista; o Georges Danton, el mayor enemigo político de Robespierre. ¿Con quién se codeará finalmente el nuevo protagonista de la saga de los Asesinos?

 

Sobre El Autor

Director de contenidos
Google+

Me llamo Antonio Santo y nací en Málaga en 1985. Estudié (es un decir) Filología Hispánica en Granada, aunque desde que salí de la universidad (sorprendentemente, por mi propio pie) toda mi carrera profesional ha sido en prensa. En 2011 empecé a dedicarme al periodismo de videojuegos en Vadejuegos; un tiempo después me hicieron director de contenidos por mis pecados. Me han dado algún que otro premio por mi obra poética, lo que demuestra que hay gente para todo. Me gusta tocar música, los perros y la buena comida. Llevo sombrero para hacerme el interesante.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.