Desde el día 1 de enero de 2013, Australia permite oficialmente la publicación de videojuegos para adultos. Hasta ahora en Australia no existía una clasificación de edad superior a +15 años, por lo que la publicación de determinados títulos resultaba muy difícil: o bien las compañías los encajaban de cualquier forma (incluso con versiones truncadas) en la categoría +15 o bien directamente se prohibía su lanzamiento en el país.

Pese a esta buena noticia para la industria del videojuego, la censura está lejos de desaparecer en el país austral. Según informa ABC News, el Deputy Premier (cargo con rango ministerial) y fiscal general del estado de Australia del Sur, John Rau, pese a haber sido uno de los principales valedores de la reforma ha afirmado que habrá juegos que sigan sin estar disponibles en Australia.

Concretamente, aquellos que muestren "violencia obscena, sexo explícito o representen consumo de drogas" seguirán sin estar permitidos: "el régimen [de clasificación por edades] contempla que pueda haber algunos juegos tan insatisfactorios [sic] que se les denegaría por completo la clasificación. Eso va a continuar [siendo así]". Por tanto, el gobierno australiano aún se reserva la posibilidad de prohibir la publicación de títulos concretos. ¿Qué pasará en 2013 con juegos como GTA V, en los que la aparición de violencia, drogas e incluso sexo son tónica habitual?

Sobre El Autor

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.