El desarrollo de Rainbow Six Siege está siendo un auténtico culebrón venezolano, pero ya parece estar llegando a su fin. Ha llovido mucho desde que allá por 2011 pudiésemos ver aquel impactante trailer de Rainbow Six Patriots, base de este nuevo Siege, y no pocos han sido los rumores de cancelaciones y reboots (hasta en tres ocasiones) del mencionado Patriots.

Sea como fuere, en junio de 2014 y tras muchos dimes y diretes, Ubisoft dio la sorpresa anunciando finalmente Rainbow Six Siege, un FPS multijugador táctico (aún ignoramos si tendrá campaña, aunque en principio sería lo esperable) que pudimos ver en movimiento gracias a un espectacular gameplay pre-alpha de más de seis minutos de duración. En él pudimos ver una partida de “rescate de rehenes”, precisamente el único modo de juego que hemos probado en la alpha cerrada de este pasado fin de semana.

Rainbow Six: Siege

Lo primero que tenemos que decir es que esta alpha cerrada está lejos de mostrar la calidad de la supuesta pre-alpha de la que pudimos disfrutar (en video) el año pasado. Aun así, se trata de un título que se encuentra en un desarrollo muy temprano y es de esperar que la versión final del juego, fechada para este mismo año 2015, supere la altura de esta alpha y nos muestre una verdadera experiencia nextgen. Al fin y al cabo, la decisión de reiniciar y modificar el juego de Ubi se debió precisamente al deseo de la compañía de traernos un título espectacular de nueva generación, en palabras del propio presidente de Ubisoft Norteamérica, Laurent Detoc.

Pero ya metidos en harina hay que admitir que el juego resulta bastante divertido. Obviando los diferentes bugs de la demo probada (como ya hemos dicho es una simple alpha del juego), el título nos pone en la piel tanto de los equipos SWAT encargados de rescatar a los rehenes como de los captores que intentaran mantener su “valiosa posesión” al precio que sea. Las partidas se juegan en rondas de cinco con equipos de 5 vs 5. Y siempre iremos alternando de equipo: primero podremos ser SWAT, pero inevitablemente después nos tocará ser del equipo “terrorista”. En este sentido, la planificación previa a la partida resulta crucial para el devenir de la misma. En ambos casos (SWAT y terroristas) podremos elegir entre diferentes tipos de personajes (hasta 20 distintos en la versión final del juego según Ubisoft), cada uno con sus propias armas y características. También habrá que determinar nuestra posición de salida en el mapa y el equipo táctico que portaremos.

Los SWAT podrán desplegar desde granadas de luz, explosivos para incursión en estancias, granadas de pulso electromagnético, drones de reconocimiento y un largo etcétera de elementos pensados para eliminar la amenaza terrorista. El otro bando no se quedará atrás en cuanto a posibilidades: además de las distintas barricadas que de forma estándar podremos colocar en puertas, paredes y ventanas, los distintos personajes podrán usar igualmente escudos portátiles, alambres de espino y otra serie de elementos que les permita entorpecer el acceso de las fuerzas de seguridad. Dispondremos de varios segundos antes del inicio de cada partida para preparar nuestra estrategia y así, mientras los terroristas se dedican a montar barricadas y “cegar” la zona, los SWAT podrán intentar localizar al rehén mediante unos pequeños drones teledirigidos.

Una vez comenzada la partida propiamente dicha, el hecho de que prácticamente todo el escenario pueda ser destruido (en la alpha hemos podido jugar en dos niveles: una casa de varias plantas, y un avión) hace que la sensación de inseguridad crezca y nos veremos en la necesidad de medir cada paso que demos. Nada de irrumpir a lo Rambo en ninguna estancia, pues a buen seguro que moriremos a las primeras de cambio. Sin embargo, este hecho no hace que el juego sea lento o aburrido, al contrario, se trata de partidas rápidas, muy tácticas y llenas de emoción. Por cierto: sólo tendremos una vida y un par de disparos bastarán para eliminarnos, así que cuidado con ir de lobo solitario…

Rainbow Six: Siege

Por desgracia, en esta alpha jugable sólo hemos podido compartir partida con desconocidos, así que nos ha sido imposible comprobar cómo de divertido puede resultar el título si montamos un equipo de cinco y lo coordinamos. Aun así, se pueden observar las virtudes del título de Ubisoft, que ha conseguido aunar en un mismo tipo de juego (veremos en otros modos) la acción de un FPS online, el dinamismo de unas partidas rápidas que no aburran al jugador y la tensión de la táctica y su falta de respawn. Todo eso en entornos muy bien recreados, con múltiples entradas y posibilidades.

A nivel personal, me ha recordado mucho (aparte de a los propios Rainbow Six) a aquel mítico SWAT 4 de Sierra donde nosotros manejábamos un equipo de cinco miembros en distintas incursiones. Este Rainbow Six Siege parece seguir dicha premisa pero en multijugador y con muchísimas más opciones en cuanto a equipo y tácticas. Veremos. Es obvio que resulta un poco pronto para sacar ningún tipo de conclusión al respecto del juego, pero parece que Ubisoft va por buen camino en su desarrollo y no podemos ocultar que incluso en alpha el juego resulta muy divertido. Nos queda la duda de si cumplirán con lo prometido, y realmente lograrán ofrecer un juego a la altura de esta nueva generación en lo técnico. Por el momento, si queréis disfrutar del título en movimiento, no os perdáis el video gameplay de la alpha que acompaña este texto. Go, go, go!

Puedes registrarte para participar en la beta aquí.

 

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.