El próximo 31 de mayo se pone a la venta GRID 2, secuela directa de Race Driver: GRID, que cinco años después vuelve prometiendo mejorar todo lo que vimos en el primer juego. Hemos podido probar una demo avanzada del juego y podemos aseguraros que Codemasters ha realizado un gran trabajo, con un juego que bien puede convertirse en el título de conducción arcade del año.

Viajando por todo el globo

Lo primero que llama la atención a la hora de ponernos a los mandos de GRID 2 son, sin duda, sus localizaciones. La primera carrera de la demo, que sirve como toma de contacto con el juego, se desarrolla nada más y nada menos que en las calles de una Chicago fielmente representada. En este sentido, hay que admitir que el motor gráfico de Codemasters, el EGO 3.0, luce en todo su esplendor con un apartado técnico que, sin ser perfecto, se muestra brillante y solvente.

Grid 2 carrera 1

Una vez realizada la primera carrera de prueba el juego nos lleva hasta Indianapolis donde podremos correr todo lo que queramos hasta hacernos con el control del juego. Una vez terminada esta prueba el programa nos conduce hasta nuestra primera “competición seria”: una carrera por la costa californiana. El juego deja muy a las claras su intención en todo momento de querer variar, no solo de tipo de carreras y coches, sino también de escenarios (variando entre circuitos cerrados, urbanos, de carretera, etc.)

Nos ha llamado mucho la atención algunos pequeños detalles que hemos podido observar en la demo y que nos han arrancado una sutil sonrisa como, por ejemplo, ese momento durante la carrera por la costa californiana, corriendo entre escarpados acantilados y frondosos bosques, cuando un pequeño animal (un zorro o tal vez un conejo) cruza corriendo la carretera justo a nuestro paso. Sencillamente genial.  

Grid 2 carrera 2

Una vez terminada la anterior prueba, esta pequeña demo nos desbloquea cuatro carreras variadas en representación de lo que su versión final ofrecerá. Destacan sobremanera las carreras en Dubai y París por lo emblemático de sus emplazamientos (correr bajo La Torre Eiffel con un Bugatti Veyron no tiene precio), o la increíble prueba de drifting (derrapaje) en Japón. De hecho, el drift será parte esencial del juego, no solo en las pruebas especificas de derrapaje sino durante todo su modo trayectoria. Modo que promete ser espectacular (por variado) y largo a partes iguales.

Arcade sí, peor con mucha miga

Hablar de GRID es probablemente hablar de la antítesis de juegos de simulación como Gran Turismo o Forza MotorSport, pero que nadie se lleve a engaño, no por su espíritu arcade resulta un juego sencillo de controlar. GRID tiene sus secretos, especialmente en cuanto al control del derrapaje se refiere, y coches como los “Muscle Cars” americanos pueden llegar a traernos de cabeza. Se nota que Codemasters ha querido ofrecer una experiencia jugable completa que no se vea empañada por su espectacularidad arcade. A nosotros nos ha recordado, en cierta manera y sin llegar a esos niveles, al control “híbrido” que ofrecía Forza Horizon, donde se perdía gran parte de la simulación de MotorSport sí, pero donde no valía tener apretado el acelerador todo el tiempo…

Grid 2 carrera 3

Por si todo lo anteriormente comentado no fuera suficiente, el sistema de físicas y colisiones vuelve a ser espectacular. Los impactos se muestran brutales, desperdigando piezas de fibra de carbono por todo el circuito y simulando daños en los coches de una manera realista. Esa sensación de congoja al llegar a una curva difícil y ver los restos de la colisión anterior (y esquivarlos para no dañar nuestro coche claro esta) no tiene precio.

Por poner solo un ejemplo, la versión de Xbox 360 del primer GRID obtuvo una nota media de 87 sobre 100 en Metacritic (78 sobre 100 en el caso de los usuarios). Una nota realmente fantástica y que deja el listón muy alto para la propia Codemasters con su nuevo GRID 2. Un título que, a priori y por lo que hemos podido probar, apunta muy buenas maneras.


A finales de este mes saldremos de dudas sobre este nuevo GRID 2. Codemasters es sello de garantía en cuanto a velocidad se refiere y, visto lo visto hasta ahora, solo podemos desear que el tiempo pase más deprisa para poder disfrutar al fin de la versión final de GRID 2. Y vosotros, ¿qué?, ¿jugasteis al primer GRID?, ¿esperáis con ganas esta segunda parte?

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.