Con Luigi's Mansion: Dark Moon vuelve al candelero una franquicia que arrancó en Gamecube hace ya 12 años. Pese al éxito de crítica y público que vivió el juego, hemos tenido que esperar unos cuantos años para verlo de vuelta, en esta ocasión en Nintendo 3DS. Estuvimos probando el otro día varios niveles en las oficinas de Nintendo; parece que Luigi en su versión cazafantasmas viene dispuesto a darnos muchas horas de diversión.

La premisa argumental, como suele corresponder a los juegos de Mario, es muy sencilla: el viejo profesor Elvin Gadd, que ya ayudó a Luigi en su anterior aventura, lleva un tiempo investigando tranquilamente a los fantasmas en un misterioso valle. La luna oscura que lo ilumina tiene el efecto de apaciguar a los espíritus; por desgracia el Rey Boo lanza un conjuro sobre la luna que la rompe en pedazos que caen sobre el valle, y a la vez invoca una espesa y maléfica niebla. Así que el profesor convoca al pobre Luigi, le encasqueta de nuevo la aspiradora antifantasmas Poltergust 5000 y lo envía a resolver la situación…

Luigi's Mansion es un juego deliciosamente divertido, con un toque naïf entrañable que lo hace apto para todos los públicos

Luigi's Mansion es uno de esos raros juegos a los que es muy difícil encajar en un género. No lo podemos encuadrar dentro del arcade, dado su ritmo pausado y que no se dedica a poner a prueba nuestra habilidad con los controles; tampoco es exactamente una aventura, y desde luego no es un RPG… Recuerda a algunos juegos ya legendarios, como Knight Lore o Pyjamarama: títulos que juntaban mecánicas de exploración, pequeños puzles, búsqueda de objetos y enfrentamientos con enemigos. En cualquier caso, el resultado en Luigi's Mansion es un juego deliciosamente divertido, con un toque naïf entrañable que lo hace apto para todos los públicos y suficientes elementos diferentes como para atraer a todo tipo de usuarios.

Luigi's Mansion: Dark Moon

En este juego tendremos que abrirnos paso con el bueno de Luigi en diversas mansiones. En ocasiones nos enfrentaremos a fantasmas: para capturarlos tendremos que dejarlos aturdidos con nuestra linterna especial para después "aspirarlos" con la Poltergust 5000. Pero no sólo nos enfrentaremos a fantasmas, como hemos dicho. Puzles, búsqueda de objetos escondidos, exploración por inacabables estancias y pasillos y, por si el juego se nos hiciera corto (no sabemos aún la duración aproximada que tendrá), una lista larguísima de gemas coleccionables que buscar en los rincones más escondidos de cada mansión. A nuestra Poltergust 5000 se irán añadiendo diversos extras, de los que pudimos probar sólo uno: una linterna especial multicolor que trae "de vuelta" objetos que estuvieran en un lugar en el pasado. Por ejemplo, un puente ahora roto puede ser recreado para poder alcanzar un lugar recóndito.

Lo visto hasta ahora de Luigi's Mansion ilusiona: la mecánica de juego es buena y resulta divertida, los gráficos aprovechan muy bien el 3D de la consola, el control está pulido…

La experiencia de juego es muy agradable y divertida, y consigue engancharte y que llegue uno a decir "va, despejo una sala más y lo dejo". Sin que llegue a hacerse un juego difícil, tampoco perdona el error, y si recibimos daño de los fantasmas o de las trampas del entorno habrá que repetir el nivel desde el principio. Luigi's Mansion es un juego hecho con un gran mimo: encontraremos innumerables detallitos y guiños al jugador, como el hecho de que el dispositivo que utiliza Luigi para comunicarse con el "profe" Elvin Gadd es una Nintendo DS, o escuchar de vez en cuando a Luigi tarareando la banda sonora del juego a la misma vez que suena: formas divertidas forma de romper la cuarta pared que nos arrancarán una sonrisa de vez en cuando. Lo que hemos podido oír de dicha banda sonora, por cierto, muestra una gran calidad, con melodías muy pegadizas que sirven de amable parodia de la música de las películas de terror clásicas de la época de la RKO.

Luigi's Mansion: Dark Moon

Lo visto hasta ahora de Luigi's Mansion ilusiona: la mecánica de juego es buena y resulta divertida, los gráficos aprovechan muy bien el 3D de la consola, el control está pulido y no hay problemas de cámaras mal puestas, los diseños de los fantasmas y mansiones son entrañables… Nos faltan por ver muchas cosas del juego: para empezar, probar de primera mano el interesante y prometedor modo multijugador de Luigi's Mansion; pero sobre todo si las buenas sensaciones de la experiencia de juego "aguantan" hasta el final, y también si la dificultad está bien ajustada o si finalmente el juego puede hacerse demasiado fácil. Pero con todo lo visto de lo que dan ganas no es precisamente de desconfiar, sino de irlo reservando ya…

En conclusión

Luigi's Mansion 2: Dark Moon va a ser, muy posiblemente, uno de los mejores lanzamientos para 3DS de los próximos meses. Es un juego divertido y original, y se agradece coger personajes clásicos y dedicarlos a nuevas mecánicas (sin llegar a salirse de madre como vemos en los ejemplos del reportaje que publicamos hace unos días con las otras profesiones de Mario). Un título, además, al que podrán jugar todos los miembros de la familia: los fantasmas de las mansiones que visitaremos provocan más sonrisas que miedo… ¡y en cualquier caso acaban todos en la panza de la aspiradora de Luigi!

 

 

Sobre El Autor

Director de contenidos
Google+

Me llamo Antonio Santo y nací en Málaga en 1985. Estudié (es un decir) Filología Hispánica en Granada, aunque desde que salí de la universidad (sorprendentemente, por mi propio pie) toda mi carrera profesional ha sido en prensa. En 2011 empecé a dedicarme al periodismo de videojuegos en Vadejuegos; un tiempo después me hicieron director de contenidos por mis pecados. Me han dado algún que otro premio por mi obra poética, lo que demuestra que hay gente para todo. Me gusta tocar música, los perros y la buena comida. Llevo sombrero para hacerme el interesante.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.