Y allí estaba yo, en 1999, disfrutando de las virtudes de imagen y sonido de la flamante CPS2 a todo trapo. Ryu y Megaman volaban por el escenario mientras Spiderman y Wolverine encajaban los golpes sin quejarse demasiado.Yo ya tenía edad para saber que eso que estaba gestando Capcom era verdaderamente algo maravilloso y encandilaría a muchos. Entonces, era un simple niño que, stick en mano, hacía danzar a los personajes, jamás llegué a pensar que sería el tipo que os daría el siguiente mensaje: Marvel VS Capcom 3 es increíble.

¿Por qué? Por muchos motivos, amigos. El primero es por no faltar al pasado, por no haber fallado en nada de lo que hizo grande antaño a la serie. El segundo es por quedarse corto con el usuario que demandaba una cantidad ingente de luchadores y añadidos: no se puede quejar nadie. Tercero, por imprimir amor en cada detalle para los fanáticos que esperábamos tan mágico retorno. Cuarto, en definitiva, por demostrar de nuevo que Capcom, más allá de lo que algunos le quieran achacar, está ahí por sus incondicionales que reciben, una y otra vez, lo que piden. Por esta vez, no nos podremos quejar.

Marvel VS Capcom 3 es la última entrega del título de lucha de Capcom, que continua el éxito que azotó en Naomi, Dreamcast, PS2 y Xbox allá por 1999. En él se enfrentan personajes de la empresa Capcom con los de la factoría de ideas de Marvel en combates 2d. Las reglas siguen siendo tan sencillas como antaño: equipos de tres personajes, pierde el jugador que no queda con ninguno de ellos en pie. Mientras uno lucha puede pedir ayudas de los demás personajes, que pueden sufrir daños si son  interceptados por el rival. El daño de los personajes puede ser recuperado mientras no luchan, siempre y cuando tengan medidor de daño rojo.

A las normas, añadidle un nuevo y nunca mejor dicho, factor: el X Factor. La nueva magia está disponible una vez por combate para cada equipo. Permite a los luchadores recuperar daño que tenga en el medidor rojo y además potenciar sus ataques durante un tiempo limitado. Hay que saber cuando usar exactamente el X Factor, puesto que solo lo podremos usar una vez y bien usado puede ser mortífero. Vale la pena saber esperar y ver cuándo lanzarlo.

A lo demás… ¿Qué queréis que os cuente? A los jugadores afranquiciados como Ryu, Spiderman, Chun-Li o Wolverine se han unido gente de la talla de Sir Arthur (Ghost & Goblins), Hulka, Amaterasu (Okami), Deadpool, Haggar (Final Fight), Phoenix, Hsien-ko (Darkstalkers), MODOK, Chris Redfield (Resident Evil), Dormamu o  Dante (Devil May Cry)… Y me estoy dejando muchos, tantos, que si quisiera explicar el origen de cada uno de ellos ocuparíamos cinco veces la humilde preview que leéis ahora. Lo que se debe entender es que la selección que se ha compuesto en el juego, quizás sin ser tan numerosa como la de Marvel VS Capcom 2, sí que cuenta con personajes muy novedosos que jamás habían estado en ninguno de los numerosos crossovers de Capcom. Tampoco se alarmen, la cifra con la que contamos actualmente ralla los nada desdeñables 40 personajes, así que no se preocupe, amigo, que tiene para dar y tomar, se lo aseguramos.

En cuanto al juego, sí, ha sufrido cambios muy notables. Más allá del apartado gráfico, que escudriñaremos de forma más cuidadosa en el futurible análisis, jugablemente el juego ha mutado y para bien. Se han cambiado la combinación de dos puñetazos y dos patadas (una débil, una fuerte) por una combinación de golpe débil, medio y fuerte y un botón que eleva al contrincante. La mecánica, a priori, es simple: deberás saber combinar los distintos golpes de cada personaje con el botón de elevar, haciendo que el enemigo salga disparado por los aires mientras tú sigues hilando tus ataques. Una vez elevado, aprende entrenando como poder seguir el combo con otro personaje o finalizar la acción con un espectacular (y dañino) super combo que le quiten las ganas de salir de nuevo al ring.

¿Cambia mucho entonces el juego variando el uso de los botones? Sí y para bien. La experiencia Marvel VS Capcom 3 es absolutamente nueva, y aún, guardando la maravillosa esencia que llevó a la franquicia al éxito, contiene las suficientes novedades como para volver a recorrer esa maravillosa senda del aprendizaje y la dominación del equipo que gustes llevar. Aprende a escoger las ayudas que te benefician más durante el combate y aprende a combinar correctamente tus luchadores con dichas ayudas: ahí radica la clave del éxito. Cálmate compañero asustadizo que lees ésto: Marvel VS Capcom 3 es gratificante a todos los niveles: disfrutarás tanto jugando como un auténtico PRO del mundillo como disfrutando de unas partidas con los amigos. Capcom no pretende olvidar al jugador que solo quiere pasar un buen rato, pero si algo les honra es no cortar las alas a los que quieren ir más allá del software. Bravo por ellos de nuevo.

El mimo puesto en cada personaje, en cada escenario, en cada melodía y voz es digno de premio. Si eres un seguidor de los grandes videojuegos que se han programado desde Osaka, os aseguro que esbozaréis una sonrisa con cada ataque de Sir Arthur, disfrutaréis viendo el escenario de Tron Bonne y alucinaréis con los Lickers y el Tirant de la pantalla de Albert Wesker. Marvel VS Capcom 3 es un auto-homenaje a la que es una de las más grandes empresas de la historia del videojuego, y cualquiera que conozca mínimamente esos videojuegos os aseguro que va a disfrutar y mucho.

Ese niño del que os hablaba al principio jamás habría soñado con semejante juego en sus manos. Lo que os puede decir aquel niño del principio, es lo siguiente: si los videojuegos están programados para ser disfrutados, Marvel VS Capcom 3 es uno de los mejores sinónimos que se les puede dar a la palabra videojuego. El 18 de febrero en vuestras tiendas. No lo dejéis pasar. Es uno de los mejores del año. Os lo puedo asegurar.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.