El próximo 7 de junio se pone a la venta Remember Me para PC, Xbox 360 y PlayStation 3. Si hace un par de meses os traíamos unas primeras impresiones del juego, ahora hemos podido catar una demo más completa y pulida que certifica, casi por completo, las sensaciones que tuvimos en nuestro primer contacto con el juego. En un futuro cercano, la humanidad se ha convertido en una masa adicta a los recuerdos ajenos. La corporación detrás de la tecnología que lo ha hecho posible quiere dominar el mundo y tú, Nilin, eres la única esperanza del pueblo; pero, ¿cómo podrás ayudarles si has olvidado quién eres…?

Nilin

Carismática, sensual, implicada, atormentada… el tratamiento que los videojuegos han dado a las mujeres ha evolucionado desde meros estereotipos machistas, hasta presentarnos personajes complejos mucho más profundos y reales. Claro ejemplo de ello es la evolución sufrida por Lara Croft en Tomb Raider. Nilin es una mujer atormentada por los recuerdos del pasado o, mejor dicho, por todo aquello que ahora es incapaz de recordar. Puede tener miedo y dudas, pero a fe que sabe defenderse y nada ni nadie quebrantará su determinación. En un cruce casi perfecto de Trinity (Matrix), Faith (Mirror's Edge) y Lara Croft (Tomb Raider) los debutantes chicos de Dontnod Entertaiment nos presentan una de las protagonistas mejor redondeadas que hemos visto en un videojuego en mucho tiempo.

Remember Me Rotonda

A nivel jugable, el estudio ha sabido plasmar en pantalla una coreografía digna de los hermanos Wachowski, permitiendo que Nilin se mueva por el escenario con una soltura digna de mención. Con el más puro estilo Uncharted durante las continuas fases plataformeras, y con unas habilidades de combate fuera de toda duda. Clasificar Remember Me sería una tarea harto difícil ya que mezcla lo mejor de muchos géneros. Es cierto que su acción en tercera persona recuerda sobremanera a juegos beat'em up o hack and slash tipo DmC y que sus plataformas beben directamente de títulos como Mirror's Edge o Uncharted, pero Remember Me ofrece mucho, mucho más: desde resolución de rompecabezas (que ahora comentaremos) de una forma totalmente novedosa, hasta QTE y escenas pregrabadas al más puro estilo Heavy Rain.

Manipulando recuerdos

La versión que hemos tenido ocasión de probar nos ha permitido jugar los primeros cuatro niveles del juego, material más que suficiente para hacernos una clarísima idea de lo que el título ofrece. Nos moveremos por una futurista Neo-París en el año 2084, visitando desde las zonas más elitistas hasta las profundidades de los suburbios, en una estética de claro corte ciberpunk. El trabajo realizado a nivel de dirección artística es sencillamente brillante y logra que el vetusto Unreal Engine 3 luzca a las mil maravillas en un título plagado de detalles como bien os comentó mi compañero Antonio Santo en su avance de marzo.  
Por desgracia, hemos podido constatar que los problemas de control siguen ahí. No es que sea algo excesivamente grave, o que no permita disfrutar de la experiencia jugable, pero no podemos obviarlo y deseamos que, para la versión final del juego, se hayan podido solventar. Lo bueno es que no hemos observado nada más que podamos resaltar como punto negativo, salvo quizás algunos pequeños y comprensibles problemas de sincronismo labial con el doblaje. Y aprovechamos este comentario para hacer un inciso y confirmaros que Remember Me nos llegara totalmente doblado y traducido al castellano, con un trabajo de voces impecable, dicho sea de paso. Como ya os comentamos en nuestro anterior avance, la banda sonora es sencillamente soberbia.

Remember Me plataformas

¿Y qué nos ofrece de nuevo este Remember Me? Pues sin duda alguna el plato fuerte lo sirve las secciones de “Remezcla de Memoria” partes del juego donde podremos acceder a recuerdos de diversos personajes (de vital importancia para la trama) y, como si de un vídeo se tratara, podremos manipularlos en busca de “fallos” que podremos aprovechar para modificar en nuestro beneficio. Esto, que de primeras puede parecer algo sencillo, no lo es en absoluto: durante el proceso descubriremos diferentes fallas en los recuerdos, y no todas sirven a nuestro propósito. Tendremos que analizar muy bien lo que descubramos y pensar una “estrategia” de cambios para conseguir el efecto deseado. Sin duda, lo mejor del juego que, como guinda, nos ofrece la posibilidad de influir en la historia del juego, haciéndonos partícipes de ella de una forma nunca antes vista.

Apuesta arriesgada

Pero tampoco se trata de liarnos la manta a la cabeza con un juego que, a priori, cumple todos los requisitos para convertirse en uno de los juegos del año, pero también arriesga conceptual y mecánicamente con una serie de remezclas y funciones que pueden no gustar a todo el mundo. Está claro que esto son solo elucubraciones y que sólo el tiempo podrá demostrar si el juego está abocado al éxito o al fracaso. Pero la inclusión de enemigos como los leapers, una suerte de zombis con el cerebro frito por las descargas de memoria, o los diseños de algunos personajes, de clara inspiración nipona, puede que no gusten a todos los públicos.

Por otro lado, es de recibo admitir que existen ciertas características que van a dar mucho juego, como por ejemplo el “Combo Lab”, literalmente un laboratorio de combos donde podremos ir desbloqueando diversos movimientos (divididos en cuatro categorías: ataque, regeneración, recuperación de furia y encadenamiento) que a su vez nos servirán para “montarnos” nuestros propios combos. Así mismo, otros movimientos como las sobrecargas (golpes finales) o los ataques de furia, representan una parte esencial de esa coreografía de la que antes hemos hablado. Sin duda, un apartado tremendamente completo y profundo que hará las delicias de los jugadores más afines al género beat em up.

Remember Me sobrecarga

Pero no sólo esto ofrece Remember Me ya que, durante el desarrollo de nuestra aventura, nos encontraremos con fases de pirateo, sigilo, exploración, diálogos y un largo etcétera que confieren al título una variedad muy nutrida, perfecta para no perderle el pulso al juego en ningún momento.

Conclusión

No os voy a mentir: Remember Me me ha dejado con ganas de mucho más. Su historia te atrapa desde el minuto uno. Su jugabilidad, de pulirse esos pequeños problemas con el control, está diseñada a prueba de bombas. Y su ritmo de juego, así como el diseño artístico no hacen sino redondear un trabajo ya de por sí soberbio. La única pega es tener que esperar hasta junio para poder disfrutar por fin de esta aventura al completo. Y vosotros ¿qué? ¿qué esperáis de este nuevo Remember Me?

¡Sigue a @Aimar_Zikilin en Twitter!

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.