Neil Thompson, Director de Arte y Animación en BioWare, ha compartido su percepción sobre el estándar gráfico de la próxima generación de consolas, refiriendo explícitamente a la hipotética (por nomenclatura) Xbox 720.

Entiende que la nueva Xbox no supondrá un salto gráfico tan evidente como el que trajo consigo Xbox 360, si bien los equipos de desarrollo sabrán explotar su potencial con mayor presteza:

La última iteración tecnológica nos pilló por sorpresa, especialmente por el número de personas necesarias para afrontar cualquier desarrollo.

Esta generación multiplicó por diez el acabado visual de su predecesora, pero la próxima no supondrá un salto gráfico tan evidente. Eso sí, los estudios trabajarán de forma más inteligente, estamos mejor preparados pero no podremos adoptar técnicas fotorrealistas pues el prespuesto se dispararía hasta lo absurdo. Tendríamos que recaudar entre 20 y 30 millones de dólares por juego para alcanzar la rentabilidad.

Algo nos dice que las apreciaciones de Thompson no distarán de la realidad, por lo que mejor rebajar nuestras expectativas de cara a Xbox 720 y PlayStation 4 (o como quiera que acaben apodándose).

Sobre El Autor

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.