Va camino de cumplirse una semana desde que Bizarre Creations cerró la persiana para siempre, pero todavía colea en la industria esta triste y desagradable noticia.

Para más inri, Gareth Wilson, diseñador jefe del extinto estudio de Liverpool, ha hablado sobre las decisiones que motivaron a Activision cerrar Bizarre; resumiéndolo en una elocuente frase: “Fue una tormenta perfecta de desafortunadas circunstancias”.

Uno de los factores primordiales, en opinión de Wilson, fue “que el panorama de la industria ha cambiado de forma drástica, incluso en los tiempos en los que Bizarre fue adquirida por Activision”. Entrando ya en una visión más particular del asunto, el ahora desarrollador de Sumo Digital, explica que “conseguir que una nueva franquicia tenga impacto en al actual ciclo de la generación, combinado con la crisis económica, que implica que los jugadores no quieren tomar riesgos, es muy complicado”.

Evidentemente se está refiriendo a Blur, su última obra, que a pesar de contar con unas críticas unánimemente favorables, no disfruto del respaldo deseado por los consumidores.

Wilson explica que “encontrar, hoy día, ese punto medio de dos o tres millones de ventas” es muy complicado. A pesar de que algunos “consiguen romper la barrera y vender cuatro millones o más, otras tratan de sobrevivir”. El desarrollador termina con una frase lapidaria: “El listón de la calidad se ha subido muy alto”.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.