Google ha anunciado Android L, la nueva versión de su sistema operativo para móviles. La compañía del buscador más famoso del mundo celebró ayer las primeras conferencias de su encuentro para desarrolladores Google I/O; en ese contexto se presentó esta nueva versión de Android. Como primera curiosidad podemos destacar que por primera vez no tiene el nombre de alguna chuchería: las anteriores versiones de Android han tenido nombres como Apple Pie (tarta de manzana), Donut, Jelly Bean (gominola) y Kit Kat.

Google ha calificado esta nueva versión como "la más importante en la historia de Android". Está creado con el nuevo lenguaje de diseño que usará el gigante de Internet a partir de ahora. Hay varios cambios en la trastienda, destinados a hacer el sistema operativo más potente y flexible: por ejemplo, se implementa el uso del motor Dalvik, que hasta ahora sólo estaba en Kit Kat de forma experimental; esto mejorará el rendimiento de las aplicaciones, ya que las compilará al instalarlas en vez de hacerlo en tiempo real. También se mejora el manejo de la memoria RAM y la compatibilidad con máquinas de 64 bits, además de añadir extensiones para el manejo de gráficos (sobre todo pensado en la gestión de gráficos de videojuegos), así como nuevos modos de ahorro de energía para aumentar la vida de la batería de los que aún no sabemos ningún detalle más.

En el apartado visual, cambiarán animaciones y movimientos de aplicaciones, notificaciones más vistosas y con más interacción, vistas en 3D… Los tres botones básicos de Android (Inicio, Atrás y Vista de aplicaciones activas) pasarán a representarse con un círculo, un triángulo y un cuadrado. La pantalla de bloqueo también será nueva y permitirá el uso de nuevas condiciones para desbloquearse: por ejemplo, mediante la voz, o al llegar a un punto geográfico determinado, o con un dispositivo bluetooth…

El sistema de multitarea nos permitirá ver tanto los sitios abiertos como las apps en uso, y el buscador del teléfono buscará a la vez tanto en Internet como en el contenido interno. El teclado de Android L también será nuevo. Se añade un nuevo sistema antirrobo que permite tanto el borrado remoto como protección para el reinicio de fábrica, así como un control centralizado de la privacidad del usuario y sus aplicaciones. Por último, se incorpora un sistema para separar en un mismo dispositivo el contenido personal del profesional (con el entorno seguro KNOX para Android de Samsung). La versión final de Android L estará disponible a finales de este año, seguramente en otoño.
 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.