Si tienes por ahí 895 € ya puedes adquirir la nueva tarjeta gráfica de Nvidia, la GTX 1080 (incluso algo más barata ya en algunas conocidas tiendas online). Es la última bestia parda de una compañía tecnológica que no tiene rival actualmente: se encuentra por encima en cuanto a prestaciones y potencia que las propias Titan X, y como mucho está a la espera de lo que tenga que ofrecer AMD con sus nuevas R7 y R9… y sobre todo la propia Nvidia con su próxima generación de gráficas Titan con arquitectura Pascal.

Potencia Bruta

La GTX 1080 ofrece las nada desdeñables cifras de 9 teraflops de potencia y 2560 núcleos CUDA. A todo ello hay que añadirle una frecuencia de refresco de reloj de 1607 Mhz que llega hasta los 1733 en modo boost y, lo que es más importante, la posibilidad de hacerle overclocking por encima de 2100 Mhz.

Contiene 8 GB de memoria GDDR5X, que es la denominación que usa Nvidia para una memoria 1,7 veces más rápida que la GDDR normal gracias a un bus de 256 bits capaz de alcanzar una velocidad de 10 Gbps (con un máximo teórico de 14 Gbps). Su ancho de banda es de 320 GB/s.

infografia-nvidia

Pascal

La GTX 1080 es la primera tarjeta gráfica de Nvidia en estrenar la nueva arquitectura Pascal, que a su vez nos trae una tecnología de 16 nm (FinFET) con más de 7.000 millones de densidad de transistores. En consumo y temperatura, la 1080 es una auténtica maravilla que sólo consume 180 W: tan sólo 15 W más que la GTX 980, pero con unas prestaciones muy superiores.

Además, la tarjeta soporta, al menos sobre el papel, temperaturas máximas de 94 grados, cifra que no se alcanza ni de lejos aun haciéndole overclocking a la misma por encima de los 2.000 Mhz: se queda en 70 grados centígrados. Para ello se ha dispuesto de un novedoso sistema de refrigeración mediante una cámara de vapor que permite tanto disipar el calor de la misma, como controlar los consumos de potencia.

Top Gaming y VR

La GTX 1080 es, de largo, la tarjeta del mercado mejor preparada para la Realidad Virtual gracias a su tecnología de multiproyección simultánea y sus funciones de corrección de perspectivas en configuraciones de pantallas múltiples.

Una vez más, sobre el papel, la GTX 1080 ofrece la posibilidad de jugar a 4K y 60fps sin ningún tipo de problema en cualquier tipo de juego… aunque, tras varias pruebas realizadas en diferentes webs, observamos que la gráfica se quedan en unos nada desdeñables 40/50 fps en juegos de última generación y resolución 4K.

¿Es el momento de cambiar de gráfica?

Esta es sin duda la pregunta del millón. Es obvio que la GTX 1080 es una autentica bestia parda que, ahora mismo, no tiene parangón. El problema, como de costumbre, suele ser el tiempo. Y es que, si somos capaces de esperar unos meses (y no tenemos problemas de solvencia en nuestras cuentas bancarias) no tardaremos en poder ver en acción la R9 de AMD o incluso la GP100 de Nvidia: la culminación de la arquitectura Pascal, con cifras de 12 teraflops, más de 15.000 millones de transistores, ancho de banda de 1 Gbps, hasta 32 GB memoria HBM2 , etc.

Si, aun así, estas dispuesto a dar el salto, las primeras compañías ya han empezado a sacar sus propias versiones revisadas y mejoradas de la GTX 1080 como es el caso de ASUS y su Strix GeForce. Una tarjeta con las mismas prestaciones que la Founders Edition, pero con un 12 % más de potencia gracias a un overcloking de serie que la sitúa en los 2.000 Mhz. Para conseguir que nuestra gráfica no explote según la conectemos, ASUS ha incorporado una segunda conexión de alimentación, intercambiadores de calor directamente sobre la GPU y un sistema de 3 ventiladores inteligentes que, además, se pueden mejorar gracias a las dos entradas extras de 4 pines para ventiladores externos. Todo ello logrando un 30 % más de eficiencia en cuanto a la refrigeración de la tarjeta. Por supuesto, no le faltan opciones de modificación y LEDs de colores para los amantes del modding en PC, e incluye una segunda conexión HDMI 2.0. Todo ello por el “módico” precio de 640 $ (ya veremos el precio en euros entre el cambio, el IVA y demás)

¡Por cierto! Para los bolsillos más “humildes”, también se ha puesto a la venta la GTX 1070, cuyo precio ronda los 520 € y que empezará a comercializarse a partir del 10 de junio.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.