¿Cuál es el mejor móvil?

Tras una breve discusión entre dos redactores de tecnología sobre este tema, nos dimos cuenta de que esta pregunta tan habitual no tiene una respuesta sencilla. Así que hemos decidido intentar despejar dudas y ayudaros a ver todas las posibilidades a la hora de comprar un terminal móvil. No vamos a descubrir ni la rueda ni el fuego, pero sí creemos que podemos alumbrar un poco el camino para los que no tienen claro qué opción tomar.

Vamos a indicaros los puntos, que más te pueden interesar en la compra de tu próximo móvil.

¿Qué podemos conseguir?

Como uno de los argumentos de venta es el precio (tanto en terminales subvencionados como no subvencionados), debemos plantearnos “¿qué podemos conseguir?”.

Los móviles se pueden conseguir de múltiples maneras: Dándote de alta con contrato o prepago, portándote o quedándote en tu compañía tras aceptar una contraoferta para que no te vayas, por puntos, libres, de segunda mano, regalado,… por lo que las posibilidades son casi infinitas. Puede que seamos de una compañía en concreto pero que ésta no tenga el móvil que nos guste; entonces tendremos que decidir si es posible conseguirlo de otra manera (casi todos se pueden adquirir libres) y si me compensa pagar esa cantidad en vez de comprar otro que nos guste y acogernos a la subvención (si la tiene) de la compañía que utilicemos.

¿Cuál nos gusta?

Antes de seguir, existe una razón que no tiene discusión a la hora de escoger un terminal. La estética.

Formato

El aspecto físico es importante para algunos y en el formato conjugamos ese aspecto con la forma de utilizarlo. En alguno de los formatos mencionaremos algún modelo para poder dejar ver lo que hay o, en caso de no contar en la actualidad con un modelo que lo explique, lo que había (por si queremos buscar de segunda mano). Los formatos son:

Bar o Candybar (“normal”).  Tradicionalmente con una pantalla en la parte superior y un teclado en la parte inferior, sin partes móviles. Como varientes puede tener la pantalla táctil y/o el teclado qwerty (o completo). También hemos de meter en este apartado a los móviles táctiles que no tienen teclado deslizable ni nada de eso.

Clamshell (de concha). Es cierto que hay gente que les llama “de tapa”, pero esos los mencionamos luego. Son los que tienen el teléfono partido en dos partes y una se pliega sobre la otra. Actualmente, salvo las gamas más bajas, todos tienen pantalla en el exterior e incluso controles para la música. También pueden disponer de pantalla táctil y/o teclado qwerty.

De tapa: Casi no existen. El ejemplo más claro antaño era el Ericsson T10, que constaba de un cuerpo candybar con una tapa sobre el teclado que evitaba que lo pulsáramos. A día de hoy sólo tenemos en el mercado el Sony-Ericsson W350.

Slide (de tapa deslizante). A primera vista sólo se ve la pantalla y las teclas de acceso directo que suelen estar justo debajo. Esta parte se desliza para dejar acceso a las teclas numéricas. Variantes de este tipo podemos encontrar con la pantalla táctil y/o con teclado qwerty, siendo en este caso (generalmente) el deslizamiento a lo ancho en vez de a lo largo. También podemos encontrar alguna variante como los Motorola Z8 y Z10 (aunque no se encuentran en el mercado de terminales nuevos), en los que la parte inferior (la del teclado) se doblaba levemente para acercar la parte de abajo (en la que se encuentra el micrófono) a la boca. O los que se deslizan en ambos sentidos para tener acceso a otros controles, como el Nokia n85 o el Samsung i450.

Swivel: en el que una parte rota sobre la otra. Hace tiempo podríamos haber mencionado el Motorola Aura o Samsung F210 pero, actualmente, salvo el recien llegado Motorola (de nuevo) FlipOut con pantalla táctil y teclado qwerty, no hay nada en el mercado.

Pantalla

Dependiendo del formato elegido podemos tener desde 1,5″ hasta 4,3″. Para aprovechar las funciones multimedias (si las tiene y nos interesa) sería conveniente tener en cuenta la resolución y calidad de la imagen (colores, refresco,…). En este sentido debemos hablar del incremento de calidad de imagen en las pantallas táctiles al pasar de las pantallas LED a las AMOLED y las SUPERAMOLED, y sus equivalentes (contrincantes directos) Super LCD de Sony (utilizado por algunas marcas en sustitución del SuperAmoled ante la falta de suministro de Samsung) y Retina de Apple en su iPhone 4.

Aparte de la tecnología de la pantalla, en cuanto a calidad de imagen hemos de considerar la diferencia de fabricación del panel tactil. En este sentido podemos diferenciar dos tecnologías: resistiva, que hay que presionar para que la pantalla detecte que la estamos tocando (pueden funcionar con stylus) o capacitiva, que con tocarla levemente la pantalla detecta que la estamos tocando (sólo funciona con superficies conductoras como la yema de los dedos) y puede detectar más de un punto de contacto (multitáctil).

Dual Sim

Vamos a mencionar un punto que no suele ser considerado, pero es habitual que haya gente que, por trabajo o porque le sale más rentable utilizar dos tarifas distintas, llevan dos móviles encima.
Hay una solución genérica que es la compra de un adaptador para tener las dos SIMs en el teléfono, pudiendo conectar una u otra en función de las necesidades.

La otra opción es optar por un terminal que tenga dos ranuras SIM y pueda tener las dos SIMs activadas simultáneamente, pudiendo recibir por cualquiera de las dos líneas y llamar por la que más nos interese.

En nuestro mercado no es fácil conseguir móviles de este tipo de fabricantes conocidos (marcas chinas imitando a terminales conocidos es bastante fácil). Podemos mencionar que Nokia tenía planeado lanzar el Nokia C1-00 en el último cuarto de este año (aunque lo ha eliminado del listado de móviles de su web), pero que nos tendremos que conformar con la familia DUOS de Samsung y los más complicados de conseguir Philips Xenium (ya que no se venden en nuestro mercado por Philips).

Comunicaciones

A día de hoy, muchos necesitamos más que hablar con el móvil y por eso le pedimos algo más de conexión. Claro que cada uno sabe qué necesita y por eso mencionamos las conexiones posibles que podemos pedirle a nuestro móvil.

Y es que tener Internet en el móvil nos obliga a mirar que tenga 3G. Para conectarnos con el manos libres del coche o mandar fotos y tonos de llamada a otros terminales necesitamos Bluetooth. Wifi si queremos navegar o actualizar nuestro perfil de Facebook sin tirar del 3G o, incluso, mirar qué tenemos en algún PC de la red de casa. El obsoleto iRDA nos valía para mandarnos cosas con el PC u otro móvil, jugar contra otro o incluso hacer de mando a distancia si teníamos el software adecuado.

Memoria

Aunque podemos hablar de los GB que tiene internos y la cuasi omnipresente ampliación con microSD (cuyo total siempre es bienvenido si vamos a utilizar las funciones multimedia del terminal), si optamos por un terminal sencillo, siempre es interesante saber las limitaciones de contactos (a veces sólo nos deja un número por contacto y no nos da opción de ponerle varios números a cada entrada de la agenda) e incluso el número de SMS que entran (ya que hay gente que los guarda de forma indefinida).

Bateria

Para no caer en la obviedad, diremos que es un punto importante y que cada uno valorará en su justa medida. Si bien es cierto que aunque la capacidad en mAh y las horas en stand-by declaradas por el fabricante nos pueden dar una estimación de lo que puede suceder cuando lo utilicemos (extrapolando los datos que nos da nuestro teléfono actual), lo mejor es preguntar a alguien que tenga el mismo teléfono, o pasarnos por algún foro, para ver cuánto les dura la bateria con cierto tipo de uso.

Y es que hay teléfonos que, con la misma capacidad u horas declaradas por el fabricante, tienen la mala costumbre de consumir más batería con el mismo uso y/o condiciones que otros modelos. Si se va a utilizar como reproductor de música o de video (aprovechar el tren o el metro para ponerte al día con tu serie preferida no tiene precio), asegúrate que en esas tareas no se deja la batería y te quedas sin contacto el resto del día.

A la hora de cargar la batería también se puede contemplar la ventaja de que el conector del cargador sea de un uso generalizado (siempre viene bien el cargador del compañero de oficina o del cuñado cuando se hace una visita a la familia). En esto, Nokia ha sabido ganarse la cuota de mercado. Por suerte, los móviles que se cargan con miniUSB o microUSB van en aumento y nos abre el abanico de los terminales que elegir si este punto lo tenemos en cuenta en cierta medida a la hora de elegir.

Cámara

Este apartado es donde los extremos pueden estar más patentes. Hay quien para sacar fotos dice que ya tiene un cámara de fotos y quien prefiere no tener que llevar dos aparatos si con la cámara del móvil se puede arreglar.

Para aquel que le interese una buena cámara, comentaremos un par de características que tener en cuenta. Está claro que con 12 Mp (máximo a día de hoy en nuestro mercado) deberíamos tener mejor foto que con 2 Mp, pero, por ejemplo, el Nokia N73 (que tenía obturador mecánico) conseguía unas fotos que modelos de 5Mp no consiguen. Y es que la optica es importante (amén de la calidad del sensor y el procesador), para ello algunas marcas tiran de ópticas de cámara de fotos y su experiencia en dicho campo pero, para decidiros, lo mejor es ver ejemplos de conocidos o pasear por foros especializados.

Si te interesa sacar fotos es importante que tenga flash (mejor de xenon que led) para las ocasiones de luz límite. Y si graba videos en HD para algunos será inconmesurable.

Multimedia

Como hemos adelantado en apartados anteriores, hay quien quiere un centro multimedia y hay quien sólo quiere hablar por teléfono y recibir mensajes. Para los que quieren un complemento de ocio, en el aspecto multimedia, son importantes los tipos de archivos que pueden reproducir. Si sólo tienes intención de escuchar música o radio, sólo has de fijarte en eso; en caso de que quieras ver películas, tendrás que mirar en qué formato las vas a descargar para ver si puedes reproducirlas sin tener que reformatearlas.

Para la música sería conveniente que el terminal tenga conector de 3,5mm. para poder ponerle tus cascos favoritos y no depender de los que vienen en el pack de venta en caso de que nos interese o mirar si el teléfono tiene mando a distancia por cable o si queremos escuchar sin cables tiene Bluetooth Stereo.

En el caso de las películas, además de los conceptos del párrafo anterior, podemos añadir que la pantalla nos de la calidad requerida y si tiene salida TV y además es en HD, mejor que mejor.

Como ya dijimos en el apartado de batería, para considerarlo multimedia tendremos que ver las necesidades de batería para no quedarnos cortos.

GPS (navegación paso a paso)

Otro ineludible en los móviles de gama medio-alta que los amantes de la sencillez no llegan a enterder. Para el que quiera GPS y que le guien del punto A al punto B con una voz que salga del móvil podemos disfrutar de varias opciones:

– Online: aprovecha la antena que tiene el móvil y se va descargando los mapas y las indicaciones necesarias. El handicap es que consume datos.

– Software de pago: como es habitual en el mundo del software, siempre podemos comprar un programa que instalaremos en el móvil con los mapas incluidos.

– Software gratuito: algunas marcas como Nokia y Samsung ofrecen en algunos de sus modelos la posibilidad de disfrutar del programa de navegación paso a paso con actualización de por vida de forma gratuita.

Sistemas Operativos

De nuevo aquí tenemos grandes diferencias, pero podríamos diferenciar tres tipos de sistemas operativos:

– Propietarios básicos: son los que los móviles más básicos poseen y nos permiten configurar el terminal, mirar la hora o mandar un SMS.

– Propietarios avanzados: realmente no se diferencian de los anteriores en el fondo, que es que se trata del sistema de funcionamiento para cada terminal, pero que algunos fabricantes nos permiten navegar gracias al 3G con la antena GPS, mandar/recibir mails,…

– Sistemas operativos de smartphone: los smartphones son terminales avanzados que nos dan casi tantas opciones como un PC. Para saber más de estos sistemas operativos, podéis consultar este artículo.

El sistema operativo (entre otras cosas) es el responsable del menú y es lo necesario para que un móvil funcione, es una de las causas principales para que la gente se decante por un terminal u otro. Nosotros recomendamos probarlos y trastear en los móviles de los amigos y tener cuidado con pequeños detalles como puede ser que la alarma funcione con el móvil apagado o tengamos que tenerlo encendido para que suene.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.