Uno de los personajes más carismáticos de RARE prepara su retorno, aunque no del modo que muchos esperábamos. El prometido resurgimiento del estudio británico no incumbe a Conker, por el momento. Puede que tampoco a Battletoads, pese al registro de la marca hace unos meses, dada la incursión de sus protagonistas en la versión para Xbox One de Shovel Knight.

Team Dakota, estudio responsable de Project Spark, acaba de anunciar Conker's Big Reunion. El editor de juegos servirá de excusa para una aventura episódica, que se lanzará junto al paquete de contenido Conker Creation Pack. El proyecto llama la atención aunque RARE no esté de por medio, ya que se han cedido todos los recursos del meritorio Conker's Bad Fur Day:

"RARE nos ha facilitado todos los recursos que pudiésemos necesitar, incluyendo la música original. Traer de vuelta a Conker nos emociona especialmente. Uno de nuestros diseñadores participó en el testeo del original, que sentó precedentes como la ruptura de la cuarta pared y rompió una lanza en favor del humor gamberro".

La guinda del pastel la pondrá Chris Seavor, creador del personaje, quien volverá a prestar su voz. Big Reunion llegará al marketplace de Project Spark el próximo 23 de abril.

Una ardilla en rebelión

Conker, la ardilla antropomórfica más célebre del videojuego, se introdujo al mundo durante la Electronic Entertainment Expo de 1997 (Atlanta). El evento acogió la presentación de títulos de culto como Half-Life, Unreal, Quake II, Metal Gear Solid o Panzer Dragoon Saga. Fue también la feria del considerado peor videojuego de la historia (Superman 64). Rareware luchó por copar atención mediática con el anuncio de Conker's Quest, un juego de plataformas tridimensional portagonizado por una ardilla de mirada cándida y coloridos escenarios. Ya por aquel entonces se criticaba el encasillamiento de la desarrolladora, lo que resultó determinante para el devenir del personaje. 

RARE quiso convertir a Conker en un personaje Nintendo por derecho propio, lo que explica su incursión en Diddy Kong's Racing (1997), secuela espiritual de Mario Kart 64 (1996) con Donkey Kong y compañía en la parrilla de salida. De hecho, la ardilla protagonizó su propio juego para Game Boy antes de estrenarse en sobremesa. Conker's Pocket Tale (1999) fue una aventura de perspectiva cenital y discreta jugabilidad, a la que los medios especializados aprobaron in extremis.

En la primavera de 1998, Conker's Quest cambió su nomenclatura por Twelve Tails: Conker 64. Sus responsables desecharon la idea de 'otro plataformas' por un juego que alternase secciones de acción (protagonizadas por Conker) y estrategia (con Berri como variante femenina). La prensa aún discordaba, sin embargo, con una estética que llegó a tildarse de "empalagosa". Fue entonces cuando Seavor optó por un completo rediseño del proyecto (no sin múltiples rumores de cancelación), que derivó en el anuncio de Conker's Bad Fur Day en 2000.

Conker's Bad Fur Day hirió de muerte la relación de Nintendo con su estudio fetiche

Bad Fur Day supuso todo un puñetazo sobre la mesa… hasta el punto de motivar el primer desencuentro con Nintendo en años. La otrora factoría de personajes adorables parió una aventura para adultos, protagonizada por una ardilla alcohólica y repleta de humor escatológico, sexo y drogas. Tal es así que los de Kioto impusieron la censura de varias secuencias, entre ellas burlas a Pokémon y un chiste sobre el Klu Klux Klan. El juego salió a la venta el 5 de marzo de 2001 en Estados Unidos, siendo promocionado en publicaciones como PlayBoy pero sin referencias en la revista oficial Nintendo Power. Algunas cadenas comerciales desistieron de su venta y la propia Nintendo Europa se negó a distribuirlo por temor a "crear confusión entre los usuarios más jóvenes", testigo que recogió THQ. Las pobres ventas no impidieron que Bad Fur Day se convirtiese en juego de culto.

La adquisición de RARE por parte de Microsoft en 2002 derivó en el lanzamiento del remake Conker's Bar Fur Day: Live & Reloaded (2005), con gráficos rediseñados y componente en línea. La idea de una secuela (Conker's Other Bad Fur Day) fue descartada ante el nulo interés de los de Redmond, posibilidad que seguirá rondando pese a un Conker's Big Reunion que sabe a premio de consolación.

La trayectoria de Conker es corta, en efecto, pero su rebosante personalidad no ha necesitado de más entregas para convertirlo en el icono que es hoy.

Sobre El Autor

Redactor Jefe

Licenciado en periodismo por la Universidad de Málaga, siempre con el propósito de especializarse en ocio electrónico y nuevas tecnologías. Actualmente reside en Madrid, donde ejerce como Jefe de Redacción para esta revista. En su década de experiencia ha prestado servicio a grupos de referencia como Axel Springer (Hobby Consolas), Dixi Media (La Información), Gamereactor (división española) o Hipertextual (Ecetia, AppleWeblog y ALT1040).

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.