Alike se ha convertido en uno de los estudios más venerados del panorama nacional. Sus responsables conformaron el equipo de diseño de Tiny Thief, aventura de puzles que conquistó a la propia Rovio… y a millones de usuarios. Lástima que la firma de los pájaros cabreados no atraviese su mejor momento, lo que precipitó el cierre de 5Ants y la búsqueda de nuevos proyectos por parte de sus integrantes.

En el caso de los hermanos Terris, no hubo mal que por bien no venga, ya que su ópera prima (“Love You To Bits“) conquistó infinidad de galardones y nominaciones. También demostró el éxito de los mobile games a precio completo, fruto de una premisa llamativa (recuperar las partes de nuestra novia robótica), un apartado visual encantador y un diseño de juego adictivo. Así las cosas, el anuncio de “Bring You Home” despertó expectativas que se han cumplido con creces.

La aplicación nos mete en la piel de Polo, un alienígena al que arrebatan su mascota sin mediar palabra. No tardará en perseguir a los captores atravesando cuatro centenares de universos (niveles), portales interdimensionales mediante. Esto último posibilita una tremenda variedad de situaciones, a cada cual más alocada y bajo unos diseños tan simpáticos como coloridos. Alike consigue así dos cosas: que Bring You Home entre por los ojos y que se identifique al momento como una de sus producciones.

Envoltorio a un lado, el juego nos ha conquistado por la originalidad de sus mecánicas. Un vistazo a las tiendas de aplicaciones evidencia la reiteración de fórmulas, por lo que agradecemos topar con algo tan fresco. Cierto que Bring You Home incurre en el ensayo y error característico de la aventura gráfica clásica, cuando ejecutábamos combinaciones imposibles de ítems para resolver acertijos. Aquí, el proceso se simplifica de forma que cualquier miembro de la familia se anime a probar suerte.

 

Polo debe alcanzar el portal de salida en cada fase, reordenando los fragmentos verticales en que se divide la pantalla. Podemos desplazarlos a izquierda o derecha (para mover una escalera de sitio, por ejemplo) o variar su composición deslizando el dedo de arriba abajo (lo que antes era una superficie estable ahora nos hace rebotar). La gracia del asunto consiste en ir probando combinaciones, muchas veces para ver cómo afectan al desdichado protagonista. Encontrar la respuesta a la primera resulta improbable a la par que decepcionante, por las muchas estampas surrealistas que nos habremos perdido. Razón de más para revisitar la pantalla de selección de puzles.

El equipo catalán consigue lo que creía imposible: que la repetición divierta en lugar de frustrar, convirtiéndose en el verdadero motor del gameplay. No importa tanto el avance como las carcajadas que os sorprenderán, a menudo en forma de guiños y mediante estilos visuales inesperados (del pixel art al impresionismo). La cosa se complica en la recta final de la aventura, con algunos rompecabezas que hacen honor a su nombre, aunque siempre obedeciendo a la lógica. Lo prueba el hecho de que, una vez hallada la respuesta, no queda otra que rendirse a la evidencia: nuestra estrechez de miras nos separaba de lo plausible.

Plataformas rotatorias, juegos de colores y enigmas geométricos más tarde, el título se reserva una emotiva vuelta de tuerca a modo de conclusión. Agradable sabor de boca que justifica cada céntimo invertido, por mucho que algunos rehuyan de todo lo premium2,99 euros nos parece un precio más que justo por estas tres horas de juego, ampliables si queremos hacernos con la quincena de fotografías desperdigadas por los niveles.

Las animaciones lucen especialmente bien en el Apple TV, donde mejor se aprecia la banda sonora de Bring You Home. Ésta corre a cargo de Juan Andrés González, asiduo del cine de animación, quien insufla melancolía y presura según el contexto.

Bring You Home es uno de los juegos más originales de los últimos años. También una de las producciones nacionales más esmeradas, pese a enmarcarse en un segmento tan ninguneado como el del mobile gaming. Más allá de la carga emotiva y unos gráficos preciosistas, destaca cómo la reiteración se convierte en leitmotiv del gameplay; en la razón por la que no conseguimos despegarnos del teléfono.

Podemos decir que sí: Bring You Home nos ganó a la primera sonrisa.

Sobre El Autor

Redactor Jefe

Licenciado en periodismo por la Universidad de Málaga, siempre con el propósito de especializarse en ocio electrónico y nuevas tecnologías. Actualmente reside en Madrid, donde ejerce como Jefe de Redacción para esta revista. En su década de experiencia ha prestado servicio a grupos de referencia como Axel Springer (Hobby Consolas), Dixi Media (La Información), Gamereactor (división española) o Hipertextual (Ecetia, AppleWeblog y ALT1040).

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.