Asumámoslo, en lo que a Oculus Rift y HTC Vive respecta, el seguimiento por parte de las grandes cabeceras está siendo paupérrimo. Hablamos mayormente de sus respectivos catálogos, que si bien no crecen al ritmo esperado, albergan títulos más que recomendables. Sólo unos ejemplos: Chronos y The Climb en el visor de Oculus VR; Raw Data y Serious Sam VR: The Last Hope en el dispositivo de Valve.

Destacan especialmente los primeros desarrollos a manos de estudios tradicionales y de renombre, como Insomniac Games. Su Edge of Nowhere se sitúa entre las mejores experiencias de realidad virtual que podamos echarnos a la cara (literalmente); una aventura de acción en tercera persona capaz de convencernos respecto a la necesidad de esta tecnología en el marco del ocio electrónico.

Con menos alboroto (si cabe) nos llega lo nuevo de Ninja Theory. El equipo tras Heavenly Sword, Enslaved: Odyssey to the West o DmC: Devil May Cry acostumbra a despertar polémica y dividir opiniones, aunque lo notable de su producción se encuentre fuera de toda duda. Exclusivo para HTC Vive, DEXED surgió en el contexto de una game jam interna, competición por ver quién desarrolla el mejor software en tiempo récord.

El juego se materializó en 30 días, a manos de 8 desarrolladores, convirtiéndose en la propuesta más aclamada por los integrantes del estudio. Tanto así que la directiva concedió dos meses de desarrollo adicional para su lanzamiento en Steam. El precio reducido (9,99 euros) ya deja entrever lo modesto del proyecto, que convence más por sus cotas de adicción que por profundidad.

Hielo y fuego articulan un gameplay que pone a prueba coordinación y reflejos.

Hielo y fuego articulan un gameplay que pone a prueba coordinación y reflejos.

En resumidas cuentas, DEXED hereda el espíritu de clásicos como Panzer Dragoon, guiándonos sobre raíles por escenarios preciosistas. Fulminamos oleadas con sendos Vive controllers, siempre tomando en consideración la tipología de cada adversario. Así, un mando dispara proyectiles de fuego y el otro de hielo, efectivos contra el elemento contrario. Podemos fijar varios objetivos antes de soltar el gatillo e incluso escudarnos (nuestro marcador puede ‘congelarse’ o ‘carbonizarse’ si disparamos a lo loco), algo fundamental para escalar en las tablas de clasificación.

Lo cierto es que esta prueba de coordinación y reflejos resulta francamente divertida. También vistosa, siendo uno de los primeros juegos de realidad virtual bajo Unreal Engine 4. Por eso apenan la nula variedad de enemigos y el vacío generalizado de los escenarios, tan cuativadores que invitan a perderse. Así, hubiésemos agradecido la inclusión de rutas dependientes del ratio de aciertos, al más puro estilo The House of the Dead. La presencia de un único enemigo final es igualmente reprobable, pues se trata del momento más inspirado.

Las ideas subyacentes configuran un futuro prometedor para los disparos sobre raíles en realidad virtual

Sí, DEXED nos deja con ganas de más. Cuatro escenarios (selvático, submarino, volcánico y nevado) son insuficientes por mucho que alberguen tres modalidades de dificultad. Cada fase puede completarse en cinco minutos y el conjunto en poco más de media hora, restando el pique por superar puntuaciones como único aliciente de rejugabilidad.

No dejamos de pensar en lo que podría haber sido si Ninja Theory hubiese sido más ambiciosa, aunque le agradecemos las ideas subyacentes, que bien pudiesen aprovechar otros desarrolladores. También Until Dawn: Rush of Blood ha demostrado que los shooters subjetivos pueden (y deben) rehuir de lo estático.

¿Quién sabe? Tal vez los de Cambridge reaccionen a las críticas e implementen más niveles y jefes. Lo que nadie puede negar es que DEXED os concederá algunos de los minutos más entretenidos que hayáis pasado en la ‘otra realidad’.

Sobre El Autor

Redactor Jefe

Licenciado en periodismo por la Universidad de Málaga, siempre con el propósito de especializarse en ocio electrónico y nuevas tecnologías. Actualmente reside en Madrid, donde ejerce como Jefe de Redacción para esta revista. En su década de experiencia ha prestado servicio a grupos de referencia como Axel Springer (Hobby Consolas), Dixi Media (La Información), Gamereactor (división española) o Hipertextual (Ecetia, AppleWeblog y ALT1040).

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.