Hay algunos juegos que resultan sumamente atractivos para plataformas móviles, pero sufren la contradicción de ser en la práctica muy difíciles de "traducir" a ese entorno. Hace no mucho veíamos un ejemplo brillante con XCOM; otro ejemplo claro es la versión para iPhone y iPad de Football Manager, el simulador de gestión deportiva de Sports Interactive.

La capacidad de adicción e inmersión de Football Manager está ya más que demostrada; pese a ser un juego de apariencia áspera, cualquier aficionado al fútbol acaba lanzándose de cabeza sin miedo a sus complejidades, decidido a convertir al Alcoyano (por decir) en campeón de Europa.

Disponer de esa misma experiencia en el bolsillo es, a priori, una propuesta atractiva: se me ocurren pocas formas mejores para pasar un largo viaje que engolfado en un juego tan adictivo. Y aunque el juego cumple en ese sentido con su propósito, se choca de frente con esa dificultad de traducción que antes comentábamos.

Football Manager Handheld 2015

La principal culpable de ello es la falta de pulido en la navegabilidad entre los menús del juego: a veces, por ejemplo, no registra bien el Sin ser grave, en un título en el que pasas tanto tiempo eligiendo entre opciones acaba por resultar incómodo y choca también con las propias costumbres de uso del tablet.

Normalmente los usuarios asociamos los juegos móviles a sesiones no muy largas; hace falta asegurar mucha comodidad para convencer a un usuario de PC para que apague el ordenador y eche varias horas mirando a un iPad. Ahí está de nuevo la contradicción: Football Manager Handheld nos propone sesiones largas, pero no está optimizado para que éstas resulten cómodas.

No obstante, la versión móvil de Football Manager es un buen juego pese a esas pequeñas molestias. El (lógico) recorte en profundidad al saltar a móviles desde el PC está bien compensado: sigues teniendo numerosas opciones de entrenador y manager, puedes establecer regímenes de entrenamiento individual…

Esta nueva entrega cuenta con una interesante lista de novedades. Encontraremos un mejor motor de partidos, nueva agencia de ojeadores (que nos ofrecen una información muy valiosa de los jugadores que se encuentran, tanto jóvenes como profesionales), una gran variedad de descripciones de lo que ocurre en el partido y un interfaz de compra-venta muy cómodo, por citar sólo algunas.

Football Manager Handheld no puede entenderse como un equivalente de su "hermana mayor" para PC. Es una versión destilada, un sustitutivo muy entretenido (pese a sus defectos) para aficionados que quieran jugar estando de viaje o fuera de casa; también sirve muy bien como anzuelo y puente para enganchar a nuevos jugadores e ir haciéndose al entorno de la versión de PC. Eso sí, queremos avisar desde ya: ¡no nos hacemos responsables si te pasas tu parada del autobús por ir jugando!

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.