Muy a mi pesar, no puedo ocultar cierta sensación agridulce tras haber jugado el modo campaña de este nuevo Halo. ¿Significa esto que lo considero un mal juego? En absoluto. Pero existen múltiples matices, tanto positivos como negativos, que hay que desgranar para entender de forma correcta lo que ha ocurrido con con el modo campaña de uno de los títulos de ciencia ficción por antonomasia de la industria.

Halo 5 parte de una interesantísima premisa que prometía emociones fuertes, una visión diferente de lo que habíamos visto hasta ahora del Jefe Maestro. Resumiendo la historia sin spoiler alguno: el Jefe Maestro se declara en rebeldía (por motivos que desconocemos pero que pronto nos serán revelados) y el Spartan Locke recibe la tarea de encontrarlo y devolverlo a la ONI. En principio, la premisa resulta tremendamente atractiva, sobre todo porque en el juego podremos manejar ambos personajes en misiones entrecruzadas, acompañado cada uno de nuestros equipos Azul y Osiris.

Por desgracia, esta lucha entre Locke y el Jefe Maestro se queda a medio camino de lo que podría haber sido: el guión tira de tópicos para crear unas situaciones que podrían haberse aprovechado mucho más. El juego se prestaba a un mayor dramatismo y habría agradecido mejores excusas para dar comienzo a la caza del Jefe Maestro; incluso podrían habernos hecho dudar de las razones de John para actuar como lo hace mediante alguna pequeña decisión comprometida, o incluso aumentando la carga dramática mostrando un enfrentamiento directo entre el Jefe y Locke que sembrara la semilla de su particular guerra. En cambio, Halo 5 se limita a tópicos para, de la noche a la mañana, declarar al Jefe en rebeldía e iniciar su caza por motivos estrictamente militares.

041881

Ya en la segunda misión del juego, que pudisteis ver en acción en nuestro gameplay, tenemos claras las motivaciones del Jefe Maestro y que él es el bueno de la historia. En ningún caso se siembra la más mínima duda sobre el personaje estrella de la franquicia. Gracias a Dios, las subtramas adyacentes a otros personajes míticos de la saga son lo suficientemente interesantes para mantenernos enganchados a la historia y desear seguir avanzando para conocer su desenlace… pero tened claro que desde el minuto uno os vais a oler el final de lejos. Quiero hacer mención aparte al uso que la historia hace de un personaje mítico como el Inquisidor, totalmente desaprovechado y con una presencia prácticamente testimonial. Otra gran oportunidad perdida para incluir nuevos elementos narrativos e incluso jugables si nos hubieran dejado ponernos en la piel del Elite mas famoso de la saga, un personaje que al final sirve de relleno para ampliar una campaña que, dicho sea de paso, no resulta demasiado extensa.

La campaña de Halo 5: Guardians se antoja una oportunidad desaprovechada en lo narrativo, al coparse de tópicos e incongruencias

Personalmente, opino que unos cuantos meses más de desarrollo, quizá incluso un año más, no le habría venido nada mal al título de 343: por momentos no podemos sino pensar que al juego le falta tiempo de cocción, visto lo visto. Éste es un punto difícil de explicar sin destripar grandes partes de la historia, algo que no pienso hacer; pero sí puedo deciros, por ejemplo, que todos los jefes finales del título son el mismo gracias a una explicación tirando a dudosa; un pequeño truco que evita tener que pensar y desarrollar nuevos enemigos a los que enfrentarnos. Tampoco podemos obviar que algunos tiroteos pueden llegar a cansar y resultar tediosos. Como es costumbre en la franquicia, nos encontraremos con arenas de diferentes tamaños donde encarar el combate como mejor creamos oportuno, teniendo en cuenta, además, que en esta ocasión contamos con ese pequeño plus estratégico que es poder dar ordenes simples a nuestro equipo. No siempre funciona de forma correcta (ahora lo explicaremos), pero se agradece su inclusión.

Parece bastante obvio que en 343 son conscientes del tedio que la campaña puede generar en el jugador, así que también han optado por incluir algunas secciones de conversación y exploración (por llamarlas de alguna manera) que, honestamente, se notan metidas con calzador y sólo consiguen romper el ritmo de juego, por totalmente planas y guiadas, sin aportar absolutamente nada. La inclusión de secciones jugables poco inspiradas (como cierta fase en vertical) tampoco ayudan a mejorar la experiencia, y todas ellas en conjunto parecen incluidas mas como relleno que otra cosa.

h5-guardians-campaign-battle-of-sunaion-osiris-morale-building

1 2 3

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Una Respuesta

  1. Allen

    Sin duda un juego que en cierta medida nos quedo a deber, pero debemos halagar lo que nos ofrece. No lo veo inferior a halo 4 si no igual. Solo esperemos que la franquicia no se dirija en picada.

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.