Hablar de Layers of Fear es hacerlo de uno de los indies del año. Hace ya unos meses pudimos contaros lo mucho que disfrutamos de esta aventura subjetiva de terror psicológico, que los polacos Blooder Studios plagaron de referencias e influencias del cine y la literatura romántica oscura.

Con Inheritance se nos presenta el primer (y único) DLC del juego, que hace las veces de epílogo. Con una duracion de apenas sesenta minutos (pero al módico precio de 5€), esta “herencia” nos cuenta la historia de la hija del pintor protagonista. Una mujer ya adulta que decide regresar a casa (que no hogar) para enfrentarse a sus demonios y luchar contra la locura que parece recorrer las venas de su familia.

Bajo esta premisa, Blooder nos trae un DLC continuista que, sin embargo, añade nuevas fórmulas jugables. Lo primero que salta a la vista es el cambio de las obras pictóricas que llenaban el Layers original por los dibujos infantiles de nuestra protagonista. Volvemos a la mansión de estilo victoriano, a la que el paso del tiempo ha cuasado auténticos estragos. Una casa que parece estar viva, con estancias cambiantes y opresivas que jugarán con nuestros sentidos.

Por la corta duración de esta expansión, nos encontramos demasiado pronto buceando dentro de los fantasmas que arrastra la protagonista. Descubrimos igual de rápido que el peso de la jugabilidad recae esta vez en una serie de sencillos puzzles a solventar. Se trata de un añadido muy bien traído y que apenas tenia presencia en el título original, con el que mostrarnos la terrorífica mansión desde la perspectiva de una niña de ocho años: todos los objetos se vuelven gigantes ante nuestros ojos, culaquier sombra parece un monstruo acechando tras cada esquina y el elemento más cotidiano puede convertirse en objeto de terror.

layers-of-fear-inheritance

También encontramos breves secciones de plataformas (por describirlas de alguna manera) que sirven tanto para pronunciar la jugabilidad como para recordarnos cómo, cuando eramos pequeños, cualquier habitacion de nuestra casa podía convertirse en una auténtica gincana.

Este añadido tambien nos sirve para indagar en el personaje de la madre. En su belleza tanto física como personal y en su declive tras cierto ‘accidente’, pudiendo observar el cariño con el que trata a su hija mientras se desgañita en discusiones interminables con su frustrado marido. Al fin y a la postre, el motivo de las secuelas psicológicas de nuestra protagonista.

El título adquiere aquí un tono mucho más oscuro que su predecesor. Hasta me atrevería a decir que el terror que infunde es mucho más psicodélico, en parte debido a que nos metemos ‘dentro’ de la mente perturbada de una niña maltratada e incomprendida por sus padres.

Sin ser necesario, este DLC puede considerarse un gran broche final. Si te gustó Layers of Fear se trata de una adquisición casi obligatoria. Eso sí, su final puede resultar un tanto abrupto y no adivino si por intencionalidad (¿final abierto?) o por desacierto a la hora de cerrar esta trágica historia.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.