Se necesitan más juegos como Life is Strange, la aventura episódica con que Dontnod Entertainment consiguió dejarnos sin palabras. Mucho antes de 13 Reasons Why, aprendimos que cada interacción cuenta en la prevención del suicidio adolescente. Como Max Caulfield, también abordamos el acoso escolar, la pérdida de un ser querido o la aceptación propia.

Encaramos ahora Life is Strange: Before the Storm, precuela a modo de aperitivo respecto a la continuación propiamente dicha. Deck Nine Games (Cool Boarders 3, Rathet: Gladiator) recoge el testigo siguiendo a pies juntillas la premisa del original: charlas y decisiones que alteran el curso de la historia. Ahí reside la mayor novedad de esta tanda de capítulos, pues ya no hay retrocesos que valgan: cada acción tiene consecuencias a perpetuidad, lo que provoca mayor desasosiego a la hora de escoger líneas de diálogo. ¿Significa esto que desaparecen los tintes paranormales? En absoluto, aunque nos abstendremos de comentar al respecto para no arruinaros la trama.

Reseñar “Despierta” sin desvelar nada resulta bastante complejo, de hecho. En esta ocasión encarnamos a Chloe Price, rebelde sin causa desde el fallecimiento de su padre. Si sentíais curiosidad por saber cómo conoció a Rachel Amber y las vicisitudes de su relación, estáis de enhorabuena. Al menos en este segmento, se prescinde de rompecabezas en favor de la aventura conversacional pura, donde sólo importa cuanto se dice y responde. Puede parecer una devaluación de mecánicas, pero lo cierto es que algunos puzles de Life is Strange (como su trama policíaca) parecieron metidos con calzador.

La precuela narra una historia inédita, aunque estará plagada de caras conocidas.

La precuela narra una historia nueva, aunque plagada de caras conocidas.

En su lugar, los desarrolladores han optado por un minijuego denominado “Insolencia“, batallas dialécticas en las que Chloe saca partido a su descaro. Debemos prestar atención a las palabras del ‘adversario’ y elegir la frase que mejor las confronta; así durante varios turnos hasta alzarnos con la victoria. El premio siempre es un oportuno giro de los acontecimientos, por lo que nos tomaremos muy en serio el contestar a contrarreloj. ¿No os ha pasado nunca aquello de encontrar la respuesta perfecta minutos después de lo necesario? Algo así.

Otras adiciones son la posibilidad de plantar grafitis en los escenarios y la elección de atuendo en la habitación de Chloe. Promete Square-Enix que nuestra indumentaria afecta al modo en que el resto de personajes se relacionan con la protagonista, pero no hemos encontrado evidencias palpables (al menos en nuestra primera vuelta). Se agradece en cualquier caso incidir en la personalización, pues éste sigue siendo un juego sobre la expresión de la identidad.

Nuestras decisiones son definitivas: ya no hay retrocesos que valgan

Entre los temas que rodean a este primer capítulo está muy presente la homosexualidad, la desestructuración del núcleo familiar, el escaso sentimiento de pertenencia, los frágiles lazos de la amistad y el pánico a la madurez. Muchos de éstos aluden a viejos conocidos como la propia Max, Fran Bowers o David Madsen (quien aún no ha contraído matrimonio con Joyce). Aunque la historia de Before the Storm es nueva, los lazos con “Life is Strange” son evidentes, de ahí que no recomendemos empezar por la precuela. Se disfruta mucho más tras habernos empapado de los personajes de 2015, especialmente en lo que respecta al diario de Chloe y sus cartas a una mejor amiga desaparecida en combate.

Si tuviéramos que definirlo con una palabra, “Despierta” equivaldría a ‘rabia‘. El más fiel reflejo del inconformismo e ira adolescentes, que todos sentimos durante la etapa más convulsa de nuestras vidas. Un relato de corto recorrido (tan sólo serán tres capítulos) que aquí planta sus cimientos y cuyo giro final nos deja boquiabiertos por el número de interrogantes.

No es éste un juego para extenderse en el plano técnico, secundario. Estilo artístico y modelados siguen las líneas de su predecesor, lo que también atañe a un sistema de animaciones mejorable (especialmente los rostros). Por su parte, la banda sonora repite como elemento esencial, al imbuirnos de los sentimientos de los personajes y potenciar el dramatismo. El tracklist incluye composiciones indie tanto ajenas como inéditas, destacando la participación de la banda folk británica Daughter (Flaws” y “The Right Way Around nos parecen los temas más brillantes).

Life is Strange: Before the Storm sigue a rajatabla las bases del original, por lo que nuestras sensaciones a los mandos serán idénticas. De ensimismamiento con unos personajes atormentados por los tremendos acontecimientos que les toca vivir, amén de una etapa, la adolescencia, plagada de inquietudes.

Nine Deck Games concede más importancia a los diálogos que a los puzles y se saca de la manga unas contiendas verbales curiosamente tensas. Ayuda el que Chloe sea un personaje con más matices que Max Caulfield, cuyos antecedentes nos brindaron los mejores momentos de Life is Strange.

No vemos la hora de afrontar el segundo capítulo (150 minutos saben a poco) y descubrir qué encierra Rachel Amber.

Sobre El Autor

Redactor Jefe

Licenciado en periodismo por la Universidad de Málaga, siempre con el propósito de especializarse en ocio electrónico y nuevas tecnologías. Actualmente reside en Madrid, donde ejerce como Jefe de Redacción para esta revista. En su década de experiencia ha prestado servicio a grupos de referencia como Axel Springer (Hobby Consolas), Dixi Media (La Información), Gamereactor (división española) o Hipertextual (Ecetia, AppleWeblog y ALT1040).

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.