Complicado acercarse a Metroid Prime: Federation Force sin prejuicios. Su anuncio coincidió con el máximo apogeo de Nintendo en esto del reciclaje, empeñada en rellenar el catálogo de sus plataformas con títulos improvisados. Buenos ejemplos fueron Captain Toad: Treasure Tracker (respecto a Super Mario 3D World), Yoshi’s Woolly World (Kirby en el Reino de los Hilos), Kirby y el Pincel Arcoíris (Kirby: el Pincel del Poder), Hyrule Warriors Legends (Hyrule Warriors) o The Legend of Zelda: Tri Force Heroes (Four Swords).

En muchos sentidos Federation Force recuerda al propio Tri Force Heroes, por su compendio de misiones orientadas al multijugador cooperativo. Ambos tienen detrás una de las franquicias más veneradas por los incondicionales de la multinacional japonesa, tirón sin el que jamás habrían llegado al mercado. Especialmente lo nuevo de Next Level Games, otrora responsables de joyas como Super Mario Strikers (GameCube) o la secuela de Luigi’s Mansion para Nintendo 3DS.

MetroidPrimeFederationForce_scrn07No recuerdo otra en que los usuarios iniciasen una petición para la cancelación de un desarrollo en curso (normalmente ocurre a la inversa). Y es que el gameplay de presentación dejó bastante que desear, tanto a nivel visual como de mecánicas. La exitosa trilogía de Retro Studios no merece un spin-off poco inspirado, espetaba la masa mientras los de Kioto pedían calma. La cuestión es que no debían tenerlas todas consigo, pues la producción se retrasó para mejorar su acabado gráfico y equilibrar su jugabilidad.

¿El resultado final? Ni tan desastroso como la mayoría esperaba, ni mucho menos formidable. Se percibe el esfuerzo de Nintendo por inocular el espíritu de la serie Prime, desde las estructuras que conforman los escenarios hasta los enemigos que salen al paso, sin olvidarnos del arsenal o la ambientación sonora. Hasta introducen a Samus en una premisa, no obstante, poco inspirada: somos miembros de la Federación Galáctica, pilotos de un enorme traje robótico conocido como “meka”. Visitaremos varios planetas con encargos de lo más diverso, desde aniquilar una colonia enemiga hasta destruir una central eléctrica, pasando por la mera investigación de campo.

La campaña está conformada por un total de 22 misiones, que completaréis en una media de diez horas. Cada cual acontece en uno de los tres planetas de nuestro sistema: Exelcion, Bion y Talvania, de ambientación helada, volcánica e industrial respectivamente. Dichas tipologías sirven de excusa para el equipamiento de armas auxiliares, con las que desentrañar secretos o fulminar más fácilmente al adversarioMetroidPrimeFederationForce_scrn03. Quede claro que los mapeados laberínticos de Metroid Prime son cosa del pasado. El avance resulta mayormente lineal, con algún que otro recoveco y enfrentamientos salpicados de puzles. Por ejemplo, ya en la segunda misión debemos guiar unas esferas a golpe de gatillo, esquivando obstáculos como remontes o plataformas móviles.

El grueso de la jugabilidad radica en los disparos. Nada más iniciar el juego nos las veremos con un completo tutorial, de consecución obligatoria. Los desarrolladores han querido asegurarse de que nadie comience la partida sin haber interiorizado el esquema de control, sin duda uno de los peros que encierra Federation Force. Tardaréis varias horas en cogerle el punto, optéis por el apuntado con giroscopio o stick secundario (sólo en New Nintendo 3DS). El caso es que ambas configuraciones obligan a extraños en el posicionamiento de los dedos, con un sistema de fijación automática no exento de fallos cuando confluyen varios enemigos en pantalla (la mayoría de las veces). Igualmente, el stick en miniatura carece de la precisión necesaria, problema que comparte el control por giroscopio… aunque por exceso. Así, habrá ocasiones en que debamos acertar a puntos muy concretos del entorno.

No hablamos de un control imposible, desde luego, pero requiere pericia. Y si tenéis manos grandes, mejor que os agenciéis una Nintendo 3DS XL, pues pocos títulos os resultarán tan incómodos de jugar con el modelo estándar.

MetroidPrimeFederationForce_char01_1Luego está la cuestión del juego en solitario. Advertidos quedáis del grado de dificultad. Tal así que a partir de la cuarta o quinta misión se hace imprescindible jugar en cooperativo local u online (un máximo de cuatro jugadores), más que nada por los despiadados jefes finales, quizás lo mejor del juego. En este sentido echamos en falta mayores opciones de comunicación: por mucho que se defienda la coordinación entre usuarios, de forma que unos actúen como atacantes y otros como defensores, a la hora de la verdad todo se limita al disparo frenético (si acaso reanimar al compañero caído). Una lástima, porque las muchas mejoras desbloqueables y la elección de armas supeditadas al peso de la armadura insuflan un interesante componente estratégico.

Un shooter cooperativo entretenido, siempre y cuando aceptemos sus limitaciones […] El espíritu de Metroid Prime está presente, pero sólo en apariencia

Alcanzada la sintonía entre participantes, lo cierto es que uno llega a disfrutar de las refriegas, si bien la dificultad no se ajusta al número de jugadores. Tampoco contamos con puntos de guardado. Si todos los miembros del equipo caen, la misión se da por fallida y toca comenzar desde el principio. Preocupa por aquellos jefes con varias secciones o cuando éstos se sitúan a la mitad de un nivel y toca derrotarlos continuamente hasta superar ese último tramo que se nos resiste.

Una vez completada la campaña nos queda la modalidad Blast Ball, quizás un homenaje a la serie Strikers de la que hablabámos. No esperéis gran cosa: dos equipos de soldados se enfrentan por colar una esfera en la portería contraria. La falta de maniobra y lo escueto del escenario apenas dejan espacio a la estrategia, limitándose los partidos a una orgía de disparos, saltos e impactos cuasi aleatorios.

Visualmente nos queda un título con aires de Prime, pero ramplón. Prima el vacío y la simpleza de texturas, con un efecto estereoscópico correcto. En cualquier caso, no se entiende el diseño ‘cabezón’ de los personajes, que echa por tierra cualquier intento por creernos guerreros intergalácticos. La banda sonora sí que raya a excelente nivel, siendo más que aconsejable jugar con auriculares para apreciar todos sus matices.

Metroid Prime: Federation Force es otro de esos juegos paridos de improviso, que difícilmente cobrarían relevancia de no escudarse en una franquicia de renombre. Los fans de Metroid Prime quizás sepan meterse en ambientación, aunque no encontrarán lo que buscan. Más que una aventura de acción por pasillos laberínticos, Next Level Games propone un shooter cooperativo, de dificultad exasperante si uno se atreve a jugar sólo. Para disfrutarlo también tendrá que habituarse al peculiar esquema de control… e importarle bien poco lo inconexo y desaprovechado de su campaña.

Sobre El Autor

Redactor Jefe

Licenciado en periodismo por la Universidad de Málaga, siempre con el propósito de especializarse en ocio electrónico y nuevas tecnologías. Actualmente reside en Madrid, donde ejerce como Jefe de Redacción para esta revista. En su década de experiencia ha prestado servicio a grupos de referencia como Axel Springer (Hobby Consolas), Dixi Media (La Información), Gamereactor (división española) o Hipertextual (Ecetia, AppleWeblog y ALT1040).

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.