Hace unas semanas avanzábamos las primeras pinceladas de lo que viene a ofrecernos Monster Hunter Stories, el spin off de la afamada serie que llega a Nintendo 3DS para reinterpretar una licencia que se ha convertido en un auténtico fenómeno a nivel mundial. La demo jugable, disponible desde mediados de agosto en la eShop, ya adelantaba las bondades de esta novedosa entrega que llega por fin a las estanterías en su versión completa.

Monster Hunter ha logrado cosechar numerosos éxitos gracias a su característica fórmula, lo que ha llevado a Capcom al estancamiento intencionado de la misma, es decir, a su repetición entrega tras entrega sin variaciones significativas. Esto no es necesariamente malo, ya que la fórmula funciona a la perfección y supone, en definitiva, la esencia del propio juego; la clave que lo hace tan divertido y entretenido.

No obstante, Monster Hunter Stories se presentó como un soplo de aire fresco para una saga congestionada. Una novedosa forma de entender el mundo de las cacerías de monstruos donde solo varía el punto de vista y el modo de contarlas. El inédito planteamiento llamó la atención de propios y extraños desde un primer momento porque presumía ser una interpretación alternativa, única y original de algo de sobra conocido.

Monster Hunter Stories ha sabido girar la manivela solamente lo necesario, demostrando ser la mejor manera de desviarse del clásico sistema mientras se mantiene la naturaleza del universo Monster Hunter.

Con tan solo observar los veinte segundos iniciales del juego ya queda claro que no nos encontramos ante un Monster Hunter tradicional, simplemente atendiendo al aspecto visual. El arte gráfico de corte oscuro al que nos tiene acostumbrados la franquicia viene determinado por la búsqueda de cierto realismo, con personajes de rasgos más humanos  y escenarios más opacos. Monster Hunter Stories es radicalmente contrario a sus predecesores, portando un estilo más parecido al cartoon y un arte que se vuelve más animado, colorido y luminoso. En un principio esto puede producir cierto rechazo a los amantes de la saga, pero cuanto más tiempo le dedicas al juego más aprecias su renovado concepto visual y empiezas a percibir el tono clásico de Monster Hunter como algo soso y apagado.

Stories cuenta con gráficos bien definidos y una gran paleta de colores en la que predominan tonalidades vivas y brillantes. El modelado y las animaciones de los personajes y las criaturas están realmente bien ejecutados y se ven impresionantes, al igual que los pueblos y ciudades. El apartado sonoro aporta melodías amables que acompañan ligeramente y efectos de sonido que se amoldan impecables a los vaivenes de la acción.

Si bien es cierto que desgraciadamente la tasa de frames sufre ligeramente en algunas ocasiones y que es posible que apreciemos cierto pop-up o perdida de texturas al alejarnos de algunos personajes (que se vuelven monigotes azules), hay que reconocer que la mayor parte del tiempo el título luce fenomenal y su presentación es excelente.

Monster Hunter Stories no solo es un juego visualmente placentero y llamativo sino también sorprendente a nivel gráfico, poniendo las capacidades de Nintendo 3DS al límite como pocos otros títulos han logrado. Donde demuestra su verdadera potencia y destaca especialmente es en las abundantes cinemáticas que nos acompañan en el desarrollo de los acontecimientos y que, me atrevo a decir, son sin lugar a dudas las mejores que hemos podido ver en la portátil. Como dato curioso mencionar que éstas cuentan con subtítulos en castellano pero voces en japonés, añadiendo un toque de gracia.

Monster_Hunter_Stories_Screenshot_03

La historia nos introduce en la vida de una tribu de guerreros hasta ahora desconocida. Sus miembros, conocidos como Riders, cuentan con la peculiar capacidad de entablar vínculos con los monstruos, lo que les permite domarlos, hacerse sus amigos y formar equipo con ellos.

Primero deberemos crear al protagonista de la aventura, un joven Rider al que le tocará conocer el peligro antes de lo previsto. Para ello contamos con un editor de personajes bastante completo con el que elegir su nombre, sexo, color de piel y moldear su aspecto a través de una gran variedad de opciones de personalización.

Continuando con la aventura iremos descubriendo a otros personajes, como a nuestros dos mejores amigos, algunos habitantes de la aldea, comerciantes… Pronto la calma de nuestra villa se verá alterada por la existencia de una amenaza acechante de corrupción mágica que vuelve a los monstruos más violentos de lo habitual. Será entonces cuando llegue el momento de que nuestro joven héroe o heroína tenga que salir de las murallas del poblado para explorar el mundo exterior y afrontar una realidad inquietante.

La trama puede parecer inocente y poco original a simple vista pero con el paso de las horas no pierde potencia y funciona. El hilo argumental se desmarca de lo habitual gracias a la adición de un nutrido grupo de personajes secundarios muy carismáticos y con fuertes y diferenciadas personalidades. Todos y cada uno de ellos son genuinos e interesantes y realmente merece la pena leer los cuadros de diálogo al completo para entender qué nos quieren contar.  

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.