Hubo un tiempo en que encender una consola era sinónimo de parranda: arrojar conchas rojas a tu primo, morder el polvo a manos de tu pareja en el brawler de turno y berrear hasta altas horas de la madrugada para desazón de los vecinos. Por desgracia, el juego social perdió empuje conforme se impusieron las modalidades online, hasta el punto de extinguirse las campañas para un jugador.

Antes de Nintendo y sus giroscopios, PlayStation conquistó los salones tirando de micrófonos (SingStar) y pulsadores (Buzz), espíritu que Playlink intenta rescatar. Pero la nueva gama de juegos para PlayStation 4 tiene un importante as bajo la manga: no requiere periféricos, tan sólo de nuestro smartphone. Los mandos de control siguen despertando recelos en cierto segmento de usuarios… los mismos que se animarán a ponerse frente al televisor si el único requisito es descargar una aplicación en su teléfono móvil. Al fin y al cabo, los paneles táctiles están ampliamente interiorizados en términos de ocio electrónico.

Procedemos a valorar los cuatro títulos que conforman Playlink Megapack, no sin antes felicitar a Sony por este oasis para el juego local más desenfadado. Ése que pueden disfrutar todos los miembros de la familia.

¡Has sido tú!

La premisa de ¡Has sido tú! se antoja la más atractiva de Megapack, al menos en potencial de diversión. Y es que adivinar quién haría qué bajo qué circunstancias incita los debates más divertidos (acalorados incluso). Esto siempre bajo un contexto de amistad férrea. Vamos, que no es el título a ejecutar si nuestros invitados acaban de conocerse.

Cada partida se divide en cinco rondas, de las que participan un mínimo de dos y un máximo de seis jugadores. La mecánica no podría ser más sencilla: seleccionar una opción, escribir o dibujar según el enunciado en pantalla. Lo que se valora es el grado de conocimiento mutuo, al coincidir las respuestas a interrogantes de lo más variopinto: ¿Cómo reaccionaría fulanito al robo de un banco? ¿Quién encargaría comida y fingiría haberla preparado? Si estamos seguros de que habrá quórum, el empleo de comodines duplica la puntuación.

También haremos el tonto frente a la cámara de nuestro smartphone, imitando gestos para su votación colectiva (¿quién ha sido el más gracioso o fidedigno?). En este sentido, ¡Has sido tú! arroja lo mejor de sí cuando jugamos con muchos amigos, ya que las partidas a dobles resultan tan escuetas como insulsas. Si no podéis reuniros en el mismo salón, el juego online será vuestro mejor aliado, aunque se pierda la gracia de escrutar las reacciones in situ.

Finalmente y en pos de la rejugabilidad, Wish Studios nos permite crear preguntas (contamos 1.000 de base), personalizándose la experiencia hasta el extremo. Así, podemos preguntar por aquella situación embarazosa que sólo nuestros amigos conocen, incluidos asuntos subidos de tono.

Técnicamente es un juego aparente y bien localizado a nuestro idioma, aunque su aplicación para iOS y Android presenta problemas en el reconocimiento de la escritura. Tampoco está optimizada para los últimos terminales, lo que esperamos se solvente en próximas actualizaciones.

Intenciones Ocultas

Intenciones Ocultas es la propuesta más seria del paquete, que recibirán con entusiasmo quienes disfrutasen Until Dawn. Muchos lo jugaron acompañados, debatiendo cada decisión a tomar, lo que transformó el juego en una cinta interactiva. Fue así como SuperMassive Games engendró este thriller policiaco.

El juego nos mete en la piel de la policía Becky Marney y la fiscal del distrito Felicity Graves, quienes investigan una serie de atentados contra las fuerzas del orden. Al más puro estilo SAW, las víctimas de “el trampero” se convierten en ratoneras mortales para los miembros del cuerpo que acuden a socorrerlas, desconociéndose por completo el móvil de sus actos. Esto hasta el encarcelamiento de un sospechoso y su contradictoria versión, que nos pondrá sobre nuevas pistas.

Unas tres horas nos separan de los títulos de crédito, durante las cuales elegiremos (por votación) las respuestas o acciones de las protagonistas. Mediante el panel táctil deslizamos el cursor de nuestro color hasta la opción elegida, debiendo ponernos de acuerdo con el resto de jugadores. Ahora bien, si no lo conseguimos disponemos de comodines para imponer nuestra decisión. ¿Cómo los obtenemos? Siendo los más rápidos durante los Quick Time Events intercalados en las cinemáticas o encontrando pistas de interés cuando se nos pida (una suerte de ¿Dónde está Wally?).

Para la última de sus mecánicas, Intenciones Ocultas se fija en ¡Has sido tú!, pues nos pregunta quién de los jugadores consideramos el más valiente, testarudo, confiable… Aquel con más votos tomará alguna de las decisiones más peliagudas, lo que podría echar al traste la partida. Y es que SuperMassive no se corta un pelo al meternos en callejones sin salida: quedarnos en la escena de un crimen o salir huyendo puede marcar el final de la partida, dejándonos con multitud de incógnitas y una conclusión insatisfactoria. Fue nuestro caso, hasta el punto de sentir que habíamos malgastado las dos horas invertidas en la investigación. Sí, es una forma de garantizar segundas y terceras vueltas, pero no todos quedarán con ganas.

Al fin y a la postre, estamos ante una película con momentos de interacción ligera e interpretaciones comedidas. Al menos en lo que al doblaje respecta. La inclusión de una base de datos en la aplicación móvil atestigua ciertas lagunas de guión y resulta complicado empatizar con las protagonistas, pero lo compensa la tensión palpitante de algunas escenas. También se dan altibajos en términos visuales: meritorias expresiones faciales y efectos de iluminación a los que se contraponen texturas a baja resolución y lo robótico de algunas animaciones.

1 2

Sobre El Autor

Redactor Jefe

Licenciado en periodismo por la Universidad de Málaga, siempre con el propósito de especializarse en ocio electrónico y nuevas tecnologías. Actualmente reside en Madrid, donde ejerce como Jefe de Redacción para esta revista. En su década de experiencia ha prestado servicio a grupos de referencia como Axel Springer (Hobby Consolas), Dixi Media (La Información), Gamereactor (división española) o Hipertextual (Ecetia, AppleWeblog y ALT1040).

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.