Cuando Creatiulab nos ofreció probar su nuevo proyecto, no lo dudamos un segundo. Pueden no resultaros familiares a bote pronto, pero son los responsables de The Mesh, uno de los desarrollos móviles made in Spain más exitosos (2 millones de descargas en todo el mundo). Como en aquella ocasión, el estudio catalán nos trae un original juego de puzles, aunque cambiando cifras por letras.

Rhom Bus resulta más complejo de explicar que de jugar: el protagonista es Tom, conductor de un autobús exclusivo para animales. Nuestro objetivo es recoger a cangrejos, zorros o jabalíes (por mentar sólo unas cuantas especies) componiendo sus nombres. Por turnos, el juego nos presenta una o varias letras a modo de fichas, que posicionamos en el tablero inferior deslizando el dedo. Antes podemos moverlas a izquierda o derecha, siempre pendientes de sus picos resaltados.

En Rhom Bus debes componer el nombre dado deslizando, volteando y combinando letras.

Dos fichas con la misma letra, conectadas por las puntas marcadas (en horizontal o vertical) se fusionan, originándose la siguiente letra del nombre en cuestión. Así, para “MAX”, una “a” equivale a dos “emes” y una “equis” a dos “aes”. Por supuesto, la cosa se complica conforme se alargan las nomenclaturas, ya que el número de casillas es limitado y la partida culmina al coparse el área de juego. Debemos meditar cada movimiento, de forma que no sólo combinemos casillas, también predigamos anexiones.

Una mecánica fundamental es la rotación de fichas (pulsando en cualquier punto de la pantalla) y del propio tablero (tocando las esquinas). Esto último quintuplica las posibilidades y exige un extra de concentración: si queremos acercar dos letras, es buena idea rellenar huecos y girar el conjunto, por ejemplo. No obstante, se ofrece una pequeña ayuda: cambiar la orientación de cualquier casilla, una sola vez por nivel.

Las últimas fases pondrán a prueba vuestra paciencia, al incorporar bloques que desaparecen únicamente alcanzando la parte del tablero que señalan. Esto es, fulminando las fichas que los rodean. Además, algunas letras deben obtenerse cierto número de veces.

Rhom Bus ofrece un total de 12 niveles que, para ser honestos, completamos de una sentada. La mayoría en pocos minutos. El juego saldrá a la venta por 1,99 euros y sin microtransacciones, por lo que no cabe la crítica, pero es cierto que nos ha dejado con ganas de más. De hecho, se antoja un tutorial hasta los últimos cuatro niveles, cuando conocemos de pleno las mecánicas y se nos plantean verdaderos retos. Confiamos en que Creatiulab prepare más fases. Mientras tanto, nos queda el modo “Rhombus” (desbloqueable a partir del séptimo nivel) o infinito, donde competir por la máxima puntuación. A este respecto, agradeceríamos rankings integrados e incluso retos multijugador asíncronos y cronometrados, por arrojar alguna sugerencia.

Rhom Bus estará disponible para iOS el 23 de febrero, por 1,99€ y sin microtransacciones

La otra pieza angular del desarrollo reside en su arte. Ilustraciones, personajes y animaciones han sido diseñados a mano, siempre bajo una óptica colorida y encantadora. Tanto como la banda sonora original que acompaña, relajante y con efectos de sonido tampoco estridentes, sin que importune por lo repetitivo en aquellas misiones encasquilladas. Sí, sabemos que la mayoría de jugadores móviles silencian su terminal, pero aquí tienen una razón de peso para conectar los auriculares.

No resulta fácil sorprender en un segmento tan competitivo como el del mobile gaming, donde la mayoría de equipos se conforma con replicar fórmulas de éxito incorporando alguna mecánica propia. Rhom Bus no se parece a nada que hayamos jugado últimamente y, aunque su mecánica puede despertar recelo de primeras, atrapa en cuestión de minutos. Una aplicación ‘bonita’, pero lamentablemente escueta (da pistas su precio de lanzamiento). Si Creatiulab nos granjea niveles periódicamente, estaremos ante uno de los mejores puzles que hayan pasado por nuestro smartphone o tablet. Hasta entonces, un aperitivo harto prometedor.

Sobre El Autor

Redactor Jefe

Licenciado en periodismo por la Universidad de Málaga, siempre con el propósito de especializarse en ocio electrónico y nuevas tecnologías. Actualmente reside en Madrid, donde ejerce como Jefe de Redacción para esta revista. En su década de experiencia ha prestado servicio a grupos de referencia como Axel Springer (Hobby Consolas), Dixi Media (La Información), Gamereactor (división española) o Hipertextual (Ecetia, AppleWeblog y ALT1040).

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.