Me pregunto si, con Los Últimos Jedi, habéis tenido suficiente ración de Star Wars.  Sea como fuere y no sin haberlo dejado reposar un tiempo, volvemos a la carga con la review de Battlefront II. No obviaremos la polémica de las loot boxes, pero sin duda es un tema muy manido.

Las cajas sorpresa de EA supusieron uno de los mayores rifirrafes del año pasado. Huelga decir que no estamos de acuerdo con este sistema de anti-balanceo, que otorga ventaja a cualquiera dispuesto a gastarse el dinero. Un modelo de juego que desvirtúa precisamente aquello que más interesa: la competición.

Pero hablemos de la gran novedad de Battlefront respecto al original: su modo campaña. La historia de Star Wars Battlefront 2 tiene como aliciente el posicionamiento de su protagonista.  En esta ocasión no seremos un Jedi que debe salvar la galaxia o un rebelde célebre. Somos un soldado imperial y vamos a ver las cosas desde el punto de vista del Imperio, tras la destrucción de la segunda Estrella de la Muerte en la órbita de la luna de Endor.

De la mano de un personaje femenino (algo muy de agradecer en los tiempos que corren), disfrutaremos de una campaña dividida en 13 misiones: fases de sigilo, acción, enfrentamientos espaciales y, cómo no, luchas contra héroes de la saga. Es complicado no entrar en spoilers, pero hay que dejar muy claro que DICE ha realizado un enorme trabajo para encandilar a los fans con un modo historia que, sin embargo, sigue sin ser el fuerte de la compañía sueca.

La trama se relaciona con el final del episodio VI y lo acontecido antes del episodio VII (puede considerarse parte del canon). El guión se beneficia de una puesta en escena cinematográfica gracias a la potencia del motor Frostbite, que se defiende a las mil maravillas en entornos cerrados. Es decir, en entornos menos abiertos que los de sus mapas multijugador. Esto nos deja un título con una calidad superior a la media, y muy por encima de cualquier otro juego actual.

La historia de Iden Versio puede solventarse en unas cuatro o cinco horas; lo que también sucedió con Battlefield 1. Al menos, desde el pasado trece de diciembre tenemos a nuestra disposición un episodio adicional y completamente gratuito. Sea como fuere, y centrándonos únicamente en su modo historia, el título vuelve a quedarse a las puertas de los grandes, teniendo cómo punto fuerte su apartado técnico y cómo débil un guión que sólo se sostiene en algunas fases, ofreciéndonos una de cal y otra de arena. Aún así, una experiencia obligada para cualquier seguidor de Star Wars.

Ahora nos toca hablar de la vertiente multijugador, que como en cualquier otro título de DICE, copa el peso de la producción. El estudio sueco se desenvuelve de maravilla en los entornos competitivos y este Battlefront 2 no sólo supera, sino que hace más grande cuanto pudimos ver en la primera entrega.

El online de Battlefront 2 incluye mapas y personajes de todas las eras de Star Wars. En total encontramos cuatro clases principales (asalto, pesado, oficial y especialista) y dos especiales (ejecutor y aéreo). Cada una con sus características y habilidades (tanto activas como pasivas), que podremos mejorar utilizando piezas o mediante las cartas que consigamos en las polémicas cajas de recompensa. Países como Bélgica las equipararon con los juegos de azar y Reino Unido, sin llegar a tal extremo, advirtió de su potencial adictivo.

Contaremos así mismo con un plantel de héroes ampliado frente al original, con un total de catorce personajes de las tres épocas conocidas de Star Wars, y con rostros tan famosos como los de Luke Skywalker, Han Solo o Rey. Más allá de esto, podríamos hablar largo y tendido de sus modos de juego, sus localizaciones (donde encontramos nuevos planetas como Jakku o Kamino) o incluso las 9 naves que podremos pilotar, incluyendo el omnipresente Halcón Milenario. Pero a estas alturas de la película, no creemos que merezca la pena invertir párrafos y párrafos de texto en una pseudo-guía.

El gran lastre del multijugador de Battlefront 2 es, sin duda, su progresión supeditada a las cajas de loot. Es decir, a tener que pagar para ser mejores. Tras algunos meses con el juego en nuestras manos, se ha prometido la pronta reducción de los micropagos, que tantísimo daño están haciendo a la imagen de Electronics Arts. Daño que viene acompañado de un rendimiento comercial por debajo de lo esperado: Battlefront 2 ha vendido 9 millones de copias frente a los 10 previstos inicialmente, quedando por detrás de su predecesor.

Si nos centramos en lo meramente jugable, Battlefront 2 es un gran título. Superlativo a nivel técnico y tremendamente entretenido. Obviamente imprescindible para los amantes de la franquicia de ciencia ficción, y muy recomendable para cualquier amante de los multijugadores masivos (especialmente si eres acérrimo de los juegos de DICE).

La mejor opción es esperar (o haber esperado) estos primeros meses antes de adquirirlo. Ahora, con el regusto del primer tráiler de la película de Han Solo, y con muchos de los errores iniciales de juego solventados o en camino de solventarse, puede ser el momento perfecto para hacerse con él. ¡Que la fuerza os acompañe!

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.