Está claro que nos encantan los grandes juegos, con sus historias apasionantes, contextos profundos y gráficos espectaculares. Sin embargo, muchas veces no disponemos del tiempo suficiente para encarar una partida como es debido o simplemente nos apetece distraernos, no pensar y desengrasar un poco la maquinaria machacando botones. Es en estos momentos cuando echamos mano de títulos como Tank Troopers, un juego de tanques pilotados alternativo que se estrena en exclusiva en la eShop de Nintendo 3DS.

La obra desarrollada conjuntamente por Vitei y la propia Nintendo, ve la luz tan solo unos meses después de su anuncio en la pasada Nintendo 3DS Direct. Entonces pasó desapercibido entre el revuelo causado por las presentaciones de los aclamados Pokemon Sol y Pokemon Luna, Super Mario Maker,  Poochy &Yoshi’s Woolly World… algo que cabía esperar. Ahora solo queda comprobar si su precio reducido y su simpática jugabilidad se hacen eco entre el gran público.

Tank Troopers nos pone a los mandos de más de una treintena de carros blindados diferentes con el objetivo de superar una serie de retos bélicos muy variopintos, desde buscar y destruir a todos los enemigos del mapa, hasta encestar pelotas a cañonazos o reventar globos aerostáticos situados a diferentes alturas. En cada batalla nos ayudará un equipo de soldados a nuestras órdenes, cada uno con unas habilidades características que nos darán múltiples ventajas, ya sea en potencia de fuego, distracción o fortaleza, entre otras.

TankTroopers_Multi_Screen_common_2 TankTroopers_Multi_Screen_common_5

Hay disponibles un total de treinta misiones en solitario, para las que tendremos un tiempo determinado. Podremos afrontarlas de dos maneras diferentes, con tanques propios o con tanques fijos, es decir, con el equipo preestablecido o eligiendo nosotros mismos la maquinaria de combate. Al final de cada una de ellas recibiremos una puntuación en función de nuestra eficacia y rapidez, lo que pretende tentar al jugador a mejorar su nota como piloto de guerra.

Un juego directo y entretenido, aunque limitado por la falta de opciones online

Por otra parte, tenemos el modo multijugador local con el competir con hasta cinco amigos, tengan o no el juego descargado es sus portátiles. Tank Troopers solo cuenta con modo offline. Un auténtico desacierto para un título que podría ampliar su cuota de mercado en la comunidad online y con esta ausencia ve drásticamente limitada su vida útil.

La jugabilidad es su gran apuesta. Tank Troopers es dinámico y entretenido. Deberemos aprender a desenvolvernos por el escenario, esquivar correctamente los obstáculos, aprovechar los items que encontremos y conocer los puntos fuertes de los vehículos y nuestras tropas, para gestionar nuestro armamento en cada reto. En cada partida iremos recolectando monedas para canjear en el taller por nuevos tanques, soldados o personalizar los que ya tenemos. Un intento de atrapar al jugador más completista.

Los controles son bastante intuitivos y la dificultad no supondrá un problema. Si somos un poco ágiles y a no ser que se nos atragante alguna misión, aprobar todos los retos nos llevará menos de una decena de horas.

En lo visual no destaca. Los escenarios son poco complejos y la calidad gráfica es escueta, pero tampoco pretende ir más allá de ofrecer una alegre estética animada y unos efectos visuales pasables. La opción 3D está implementada y aporta algo de profundidad, aunque se hace prescindible. En contrapartida el juego trae todos los textos traducidos al castellano, algo que siempre es de agradecer.  

El apartado sonoro es destacable. La banda sonora es suave y acorde en todo momento al desarrollo de la acción e incluye melodías en silbido muy originales y dicharacheras, que aportan un estilo desenfadado a las batallas. Sin duda un punto a favor. Los efectos tales como disparos o explosiones están relativamente bien recreados y las voces han sido dobladas al español.

Tank Troopers no es un juego de tanques al uso, sino que gracias a su mecánica jugable da una vuelta de tuerca a lo que estamos acostumbrados a ver en este género. No es un mal juego, ni mucho menos. Es un título que consigue lo que quiere, que es entretener al jugador con partidas rápidas y enérgicas. El componente coleccionista engancha y le suma atractivo pero su corta duración y la falta de modo multijugador online le pasan factura y limitan su potencial, dejando a Tank Troopers como un juego desaprovechado.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.