Quienes me siguen sabrán de mi gusto por el género de las plataformas y cómo este año me he hartado de reseñar lanzamientos. Uno de ellos fue Yooka-Laylee, sucesor espiritual de Banjo-Kazooie a manos de Playtonic Games. Conformado por antiguos miembros de RARE, el estudio británico se atrevió con la financiación colectiva para hacer realidad el sueño húmedo de muchos.

Yooka-Laylee nos llegó el pasado abril, con problemas de pulido pero cumpliendo lo prometido a rajatabla: varios mundos interconectados, que escudriñar a conciencia para recolectar una tonelada de ítems. Me reencontré así con el placentero sentimiento de recompensa del videojuego old-school, bajo un apartado técnico de coloridas redondeces.

Siendo uno de los primeros patrocinadores del proyecto, me agencié la edición para compatibles, sin sospechar entonces de la primera consola híbrida. ¿Jugar Yooka-Laylee en cualquier parte? ¡Hubiese sido la guinda! Sea como fuere, el juego acaba de llegar a Nintendo Switch, entre temores de quienes padecimos la terrible conversión de RIME. Os preguntaréis entonces si el camaleón y el murciélago saltan como deberían en modo portátil y me alegra responderos afirmativamente.

El juego corre a 900p en modo sobremesa, rebajándose a 630p con la máquina desacoplada. El resultado es una imagen medianamente nítida, que no palidece al compararse con el resto de versiones. Se ha reducido la carga polígonal de aquellos elementos en segundo plano, además de modificarse los efectos de iluminación, pero siempre de forma sutil. Recordemos que Playtonic Games se ha ocupado personalmente de esta versión, asegurándose de que cumple con sus estándares de calidad y garantizando unos 30 frames por segundo estables (salvo caídas más que puntuales).

Yooka-Laylee supone todo un logro técnico, al que harían bien en mirar aquellos estudios inmersos en procesos de optimización. No podemos pedirle peras al olmo, pero Switch es capaz de grandes cosas en las manos adecuadas. A nivel de mecánicas, esta versión goza de las novedades introducidas con la última actualización, fruto del feedback recibido por parte de los usuarios. Para empezar, el control manual de la cámara (deshabilitado por defecto): podemos posicionarla a placer, acabando con los ángulos extraños que comprometían algunos saltos. Además, se han replanteado los controles de las transformaciones; en vuelo; al apuntar en primera persona o durante las secciones de vagoneta. Sobre estas últimas, os alegrará saber que ahora pueden reiniciarse en cualquier momento, evitándonos la pesadez de completarlas si hemos pasado alguna pluma por alto.

Otra queja recurrente fue la desorientación en el hub del juego (Hivory Towers), donde ahora encontramos atajos perfectamente señalizados. Eso sí, la resolución de los múltiples rompecabezas seguirá dependiendo del jugador, algunos bastante ingeniosos y a menudo dependientes de habilidades concretas.

Aplaudo también la optimización de los minijuegos arcade (ocho) para su manejo con un sólo Joy-Con, de forma que hasta cuatro jugadores puedan competir en local. Y si os volvieron locos los soniquetes de los personajes durante sus líneas de diálogo, nada mejor que acortarlos u omitirlos a golpe de botón.

Hasta aquí lo nuevo. Os animo a leer la crítica original para un análisis pormenorizado.

Yooka-Laylee saca oro al modesto hardware de Switch, como también hicieron Breath of the Wild y Super Mario Odyssey. Se trata de una conversión sorprendentemente fidedigna, bajo una tasa de frames estable (y aceptable). Implementa además cuantiosas mejoras de control, cámara y accesibilidad, resolviendo los problemas detectados de lanzamiento.

Si como un servidor soñásteis con recolectar pagies en cualquier sitio, la ópera prima de Playtonic Games es todo un imprescindible para la híbrida de Nintendo.

Sobre El Autor

Redactor Jefe

Licenciado en periodismo por la Universidad de Málaga, siempre con el propósito de especializarse en ocio electrónico y nuevas tecnologías. Actualmente reside en Madrid, donde ejerce como Jefe de Redacción para esta revista. En su década de experiencia ha prestado servicio a grupos de referencia como Axel Springer (Hobby Consolas), Dixi Media (La Información), Gamereactor (división española) o Hipertextual (Ecetia, AppleWeblog y ALT1040).

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.