Donkey Kong Country: Tropical Freeze ha sido la última exclusiva para Wii U en convertirse a Nintendo Switch. No será la última, con Hyrule Warriors: Definitive Edition y Captain Toad: Treasure Tracker en el calendario de lanzamientos. Se pregunta uno si ambos títulos recibirán críticas tan favorables como la del plataformas bidimensional, pese al ninguneo mediático de hace cuatro años.

La última producción de Retro Studios fue tildada de reciclaje (directamente ignorada) por numerosas cabeceras, dada la nula implantación comercial de Wii U. Hasta ahora, cuando todos alaban lo que siempre fue un excelso diseño de niveles, superior incluso al sobresaliente Donkey Kong Country Returns.  ¿Tendrá que ver el irrefrenable éxito de la consola híbrida?

Lo único cierto es que Wii U fue vapuleada en varios frentes. La propia Nintendo articuló una campaña de marketing catastrófica: pocos usuarios supieron que la multinacional japonesa tenía una máquina nueva en el mercado y, de éstos, un porcentaje aún menor la interpretaron como tal. No podía esperarse otra cosa, dada la reacción de los periodistas que cubrimos la presentación del hardware, allá por junio de 2011. Acudimos al Nokia Teathre de Los Ángeles con la promesa de una sucesora para Wii y salimos preguntándonos los porqués de aquella “tableta electrónica”. Los de Kioto lo tuvieron complicado para quitarse el estigma.

Con Wii U ya en las estanterías, también se extendió la idea de un accesorio para su antecesora, cuando no una versión vitaminada. Aún se recuerda la devolución masiva de Just Dance 4 para Wii U, cuando muchos padres lo eligieron como regalo estrella de las navidades… creyéndolo compatible con la consola que tenían en el salón. Después de aquello, varios establecimientos confeccionaron carteles de advertencia, explicando que las carátulas de color azul correspondían exclusivamente a “la nueva consola de Nintendo”.

Conforme se acumulaba el stock, los medios especializados cimentaron la idea de una plataforma condenada; carente de catálogo. Cierto que ha sido la sobremesa Nintendo con menor base instalada (14 millones de consolas en cuatro años), pero las múltiples conversiones para Switch están demostrando que sus exclusivas valieron cada céntimo. Ahí tenemos la edición Deluxe de Mario Kart 8, Pokkén Tournament DX o Bayonetta 2, considerado uno de los mejores hack’n slash de la historia. La propia secuela de Splatoon ratifica la buena senda de Nintendo en el plano multijugador y su aproximación al fructífero negocio de los juegos como servicio.

Comprensible que algunos propietarios de Wii U puedan sentirse decepcionados: Switch se antoja un borrón y cuenta nueva en toda regla, pero nada hay de malo en que Nintendo saque rédito a sus producciones más desapercibidas (máxime cuando atesoran tantísima calidad). Cuantos más jugadores las descubran, mayor recorrido para sus respectivas franquicias, fruto de los ingresos resultantes. Sea como fuere, ninguna editora está exenta de remasterizaciones de una generación a la siguiente, sin que tengan que afrontar el halo de criticismo que envuelve a los de Kioto.

Puestos a homenajear el catálogo de Wii U, permitidnos zanjar la cuestión con otras exclusivas que nos encantaría jugar en el modo portátil de Nintendo Switch.

Pikmin 3: Desconocemos si Miyamoto sigue empeñado en una cuarta entrega, pero no nos importaría esperarla con semejante aproximación a la estrategia en tiempo real. Un hito en su franquicia por belleza plástica, diseño de niveles y jugabilidad ‘a tres bandas’.

Super Mario 3D World: Pese al varapalo de no recibir una iteración de mundo abierto, la  ‘secuela’ de Super Mario 3D Land está considerada una de las mejores aventuras del fontanero. Disfraces felinos, guiños por doquier y el germen de lo que terminó siendo Treasure Tracker.

Nintendo Land: Sí, sabemos que este recopilatorio de minijuegos se concibió con el juego asimétrico en mente, pero la premisa nos conquistó. ¿Por qué no retomarla bajo un desarrollo tradicional? Switch es el sistema idóneo para cualquier party game.

The Wonderful 101: Ningún secreto que a Platinum Games le encantaría rescatar una de sus producciones más excéntricas. No es improbable, sabiendo que Bayonetta 2 para Nintendo Switch ha vendido el doble que la edición original.

Kirby y el Pincel Arcoíris: El glotón rosa acaba de protagonista su primera aventura en Nintendo Switch, aunque enfocada al multijugador. Aprovechar el panel táctil para devolvernos al control del Pincel Arcoíris nos proporcionaría la ración single player que muchos preferimos.

Paper Mario: Color Splash: Lo referimos como el capítulo más accesible de la franquicia, pero eso no le impidió conquistarnos por su colorido, derroche de humor y atractivo sistema de combate (coloreo de naipes mediante).

New Super Mario Bros. (& Luigi) U: Como ya es costumbre de la serie New Super Mario, un plataformas bidimensional de la vieja escuela, complementado por una expansión tan acertada (o más) que el original. Nos encantaría rejugarlos en cualquier parte.

Xenoblade Chronicles X: Chronicles X llegó en los últimos compases de Wii U, por lo que resultó una de sus exclusivas más desapercibidas. El reciente lanzamiento de Chronicles 2 lo aleja de Switch, pero seguimos alabando su ambición técnica, infinito mapeado y profundidad de mecánicas.

Yoshi’s Woolly World: Sospechamos que las nuevas correrías de Yoshi tendrán algo que ver con Nintendo Labo. En cualquier caso, lo tienen complicado para superar a la secuela espiritual de Epic Yarn, cuyos aplausos le valieron una versión para la portátil estereoscópica.

Sobre El Autor

Redactor Jefe

Licenciado en periodismo por la Universidad de Málaga, siempre con el propósito de especializarse en ocio electrónico y nuevas tecnologías. Actualmente reside en Madrid, donde ejerce como Jefe de Redacción para esta revista. En su década de experiencia ha prestado servicio a grupos de referencia como Axel Springer (Hobby Consolas), Dixi Media (La Información), Gamereactor (división española) o Hipertextual (Ecetia, AppleWeblog y ALT1040).

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.