Hace unos días saltaban todas las alarmas respecto al posible bloqueo regional del Wii U GamePad.

Descontentos como estaban ante la imposibilidad de importar juegos, los usuarios de la nueva sobremesa de Nintendo pusieron el grito en el cielo al especularse con que ni siquiera los mandos fuesen compatibles con máquinas de otras regiones.

La cuestión acaba de resolverse. Al intentar conectar un GamePad occidental a una Wii U japonesa, el mensaje en pantalla explica que no es posible actualizar el firmware del mando (cada región tiene el propio), aunque sí jugar con plena libertad.

Dicho mensaje habría sido malinterpretado, dando lugar a la crisis de marras. Concluimos pues que podréis llevaros vuestro GamePad a EEUU para jugar a Nintendo Land en la Wii U de vuestro primo tejano.

Sobre El Autor

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.