Una de dos: o Mario Bros. siente una pasión irrefrenable por la fontanería o llevamos 30 años engañados sobre su profesión. Quizá sintiera la necesidad de inventar un pseudónimo, una identidad secreta que para mantener a salvo su vida privada nos ocultara su verdadera ocupación: jugador de baloncesto en la NBA. O atleta de élite. O experto en parkour. O saltimbanqui de circo. ¿Nos están ocultando algo? Todavía no lo tenemos claro, pero vamos a comprobar los datos. ¡Queremos saber!

Las habilidades físicas de Mario Bros. son sobrehumanas

Uno no suele pararse a pensarlo, pero las habilidades físicas del bueno de Mario (y de su hermano Luigi, ya puestos) son sobrehumanas. Fijémonos por un momento en su capacidad de salto, sin duda la acción más icónica de estos personajes. Tal como puedes ver en la imagen de abajo, incluso el salto básico (recordemos que otras capacidades como el doble y triple salto o el rebote en muros son añadidos posteriores) es algo nunca visto: el bueno de Mario es capaz de saltar en vertical, sin carrera, cinco veces su propia altura.

Vamos a hacer un rápido cálculo de cuánto estamos hablando. La altura media de un hombre adulto italiano es de 1,74 m. Así pues, Mario es capaz de saltar a una altura de 8,7 metros. Michael Jordan tenía un salto vertical de 1,2 m. El récord mundial masculino de salto de altura está en 2,45 metros. Para hacernos una idea: una canasta de baloncesto de la NBA tiene una altura de 3,05 metros; si la pusiéramos sobre los hombros del jugador más alto de la historia, Gheorghe Mureshan, y a éste lo aupáramos en el segundo más alto, Manute Bol, Mario aún podría hacer un mate y le sobraría un metro.

Salto vertical de Super Mario

Con semejante salto, Mario podría colarse por la ventana en un tercer piso sin usar las manos. Y no sólo impresiona la altura del salto en sí, sino su capacidad para resistir los efectos de la caída. Desde 8,7 metros la caída de Mario duraría aproximadamente 1,28 segundos; cuando llegara al suelo habría alcanzado una velocidad de 45,1 km / h, ¡y ni siquiera se tuerce un tobillo? ¿De verdad tenemos que creernos que un tipo así es fontanero? ¡Yo digo que es todo una gran mentira!

¡Pero ahí no se acaba la exhibición física de Mario! Este supuesto especialista en cañerías es también el mejor saltador de longitud de la historia. La imagen que adjunto más abajo, extraída de este vídeo (segundos 9-10), muestra que entre el inicio y el final de un salto de Mario hay nada menos que 12,18 metros. El récord mundial de salto de longitud está establecido desde 1991 en 8,95 metros; aunque la diferencia no sea tan espectacular como en el salto vertical, no cabe duda de que estamos ante cifras que cambiarían para siempre la historia del deporte.

Mario es el mejor saltador de longitud de la historia y uno de los mejores velocistas del mundo del videojuego

Y esto no es todo: también es uno de los mejores velocistas del mundo del videojuego. Si preguntas a un jugón veterano quién es más rápido, si Sonic o Mario, probablemente señalará al personaje de Sega; pero eso sólo demuestra que el erizo tiene un extraordinario departamento de relaciones públicas. Si tomamos como referencia su primer juego, en realidad Sonic corre a una velocidad estándar de sólo 35,9 km/h, como demuestra este vídeo. Que no está nada mal, ojo: Usain Bolt alcanzó en su famoso récord de los 100 metros lisos una velocidad máxima de 44,72 km / h, así que Sonic podría competir en la final de carrera de unos Juegos Olímpicos y quedar en un puesto muy decentito.

Pero Mario, ¡ah, Mario es harina de otro costal! Partiendo de la altura que hemos estimado para Mario de 1,74 m, su anchura es de 1,33 m; hay 69 Marios hasta la primera tubería por la que se puede viajar, lo que implica una distancia de casi 92 metros. Dado que el tiempo mínimo para alcanzar ese punto es de 5 segundos, en su primer juego Mario es capaz de correr tranquilamente a una velocidad de ¡64 km / h! Posteriormente Sonic rompió ese récord varias veces, por ejemplo en títulos como Sonic Unleashed en el que alcanza una velocidad de 287 km / h; no queremos lanzar acusaciones de dopaje a la ligera, pero pasar de 35 km / h a 287 parece una evolución algo desmesurada como para considerarla natural. Por mucho menos a Contador ya le estaban tocando los chuletones.

Salto horizontal de Super Mario

No se vayan, que todavía no hemos acabado. Mario no sólo salta más alto y más lejos que ningún otro ser humano, además de correr a velocidades imposibles: también estamos ante el hombre más fuerte del mundo. En sus aventuras Mario es capaz de levantar y lanzar a un Koopa, las tortugas gigantes antropomórficas que sirven de soldados del ejército de Bowser. Para hacernos una idea, la tortuga terrestre más grande del mundo es más pequeña que un Koopa y puede llegar a pesar más de 200 kilos. El récord de halterofilia en arrancada (levantamiento de peso en un solo movimiento) está en 214 kilos; Mario es capaz de levantar ese peso sin pestañear, ¡y luego lanzarlo a varios metros de distancia!

Con todos estos impresionantes datos, sólo podemos llegar a una conclusión: Mario oculta algo. Con todo nuestro respeto por los profesionales de la dirección y distribución del agua, está claro que es mucho más que un simple fontanero. Con semejantes capacidades, Mario Bros podría ser la mayor estrella jamás vista en la historia de cualquier deporte… pero no lo es, no está ganando cientos de millones en el baloncesto, el fútbol o la petanca extrema. ¿Por qué? ¿Qué es entonces? ¿Cuál es el secreto que nos oculta su bigotuda sonrisa? Uno no puede sino especular, pero todos los razonamientos me conducen a lo mismo: Mario es un agente secreto del gobierno americano.

¿Cuál es el secreto que nos oculta la bigotuda sonrisa de Mario Bros?

¡Piénsenlo, queridos lectores! ¿Acaso quedan muchas más opciones? No puede estar más claro: un tipo salido de la nada, que parece no tener historia personal ninguna, con una fuerza, agilidad y resistencia sobrehumanas y que aparece siempre justo a tiempo para salvar el mundo de las más terribles amenazas. ¿Y para qué querría el gobierno de los EEUU (recordemos que Mario es ítaloamericano) enviar a un superhombre al Reino Champiñón, que pilla bastante a trasmano? Obviamente se trata de una medida de defensa preventiva: si Bowser conquista el Reino Champiñón, ¿quién sabe cuál será su siguiente objetivo? ¡Hoy la princesa Peach, mañana el mundo!

Sólo queda una pregunta por resolver: ¿cuál es la verdadera identidad de Mario? Bueno, no tenemos más que tirar del hilo: un supersoldado creado por el gobierno americano, siempre al servicio de su país, con capacidades físicas sobrehumanas… No sé a ustedes, pero a mí esa historia me suena. Digámoslo así: ¿alguien ha visto juntos alguna vez al Capitán América y a Mario Bros?

Capitán Bros

Sobre El Autor

Director de contenidos
Google+

Me llamo Antonio Santo y nací en Málaga en 1985. Estudié (es un decir) Filología Hispánica en Granada, aunque desde que salí de la universidad (sorprendentemente, por mi propio pie) toda mi carrera profesional ha sido en prensa. En 2011 empecé a dedicarme al periodismo de videojuegos en Vadejuegos; un tiempo después me hicieron director de contenidos por mis pecados. Me han dado algún que otro premio por mi obra poética, lo que demuestra que hay gente para todo. Me gusta tocar música, los perros y la buena comida. Llevo sombrero para hacerme el interesante.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.