Como todos los lectores deben saber, en 1885 nacía el cinematógrafo de la mano de los hermanos Lumière. El cine, lo que luego se llegaría a considerar un nuevo arte, aparecía de forma involuntaria con un ojo documental a causa de la visión ante todo científica y nada artística de sus inventores. Con las diez brevísimas películas que presentaron en sus inicios (entre las que se incluyen La salida de los obreros de la fábrica Lumière, La llegada del tren, El herrero y Partida de naipes), sus creadores ofrecían temas absolutamente banales y que reflejaban simplemente la rutina de la vida de la época en París. Pero una nueva forma de representación acababa de nacer y cogía indudable ventaja a cualquier crónica escrita, fotografía o cuadro a la hora de hacer una reproducción de la realidad.

Poco tardarían otros artistas como Thomas Alva Edison, Georges Méliès o Alice Guy en ver todo el potencial del aparato creado a priori para reproducir la realidad, introduciendo la puesta en escena, la narrativa, la fantasía, el montaje, trucaje y, en definitiva, lo que conocemos hasta nuestros días como cine de ficción, que es el que ha acabado acaparando, en forma sobre todo de largo, este arte hasta nuestros días.

Por el contrario, el videojuego, desde sus inicios hasta hoy día, ha abarcado casi en exclusiva la ficción. Si bien es cierto que como forma de expresión y cultural siempre encontramos en el videojuego como mínimo algún elemento que habla de nuestra realidad, el medio, por tradición, y casi al igual que el cine, ha optado por el camino de la fantasía, la ciencia-ficción, la distopía. En resumen, por historias inventadas, aunque acontezcan aparentemente en el mundo y la sociedad que conocemos con problemas de la vida real.

Cine documental y ocio electrónico han confluido desde la década de los 80

No obstante, desde los ochenta se empezó a experimentar con la hibridación de ambos medios y formatos, uniendo así la interactividad del videojuego con la búsqueda de la representación de la realidad, llegando a lo que desde hace una década podemos llamar documental interactivo. Esta confluencia del cine documental (o reportaje periodístico en otros casos) con el medio interactivo ha florecido en los últimos años gracias al avance de la tecnología que no solo ha permitido la exploración de diferentes modos de expresión y grabación, sino que lo ha hecho más accesible gracias a la aparición de plataformas como los móviles y la web.

En este sentido, el webdoc (documental web) es la forma a día de hoy más extendida del documental interactivo, seguido de otros soportes como los móviles (apps), ambas a su vez cada vez más comúnmente compatibles con las experiencias 360º y/o en realidad virtual. Las ventajas frente al documental tradicional o lineal son dos principalmente y suelen darse en el videojuego: por una parte, el usuario acontece centro de la experiencia y generalmente juega un papel activo en ella; por otra, y como consecuencia de lo primero, la inmersión, que se da especialmente cuando se combina con un dispositivo de realidad virtual. Por otra parte, aunque suele darse más en la ficción, sí que es cierto que el documental interactivo ha empezado a formar parte de proyectos transmedia, aquellos que narran su historia, idealmente solo completa a través de la suma de sus partes, a través de varios soportes (libros, cómics, películas, videojuegos, apps…).

Es interesante antes de avanzar en este camino, parar brevemente a nombrar algunos antecedentes del documental interactivo, puesto que entre ellos se encuentra el videojuego Sim City (1989, Maxis). Desarrollado por Will Wright, el simulador de construcción y gestión de ciudades se trata del primer relato interactivo que fue reconocido como algo más que un simple videojuego. A su vez, Sim City es precedido del Aspen Movie Map, un sistema hipermedia – una experiencia clave para sentar un precedente en el documental interactivo- desarrollado a finales de los setenta que permitía al usuario dar un tour virtual por la ciudad de Aspen, Colorado.

AspenMoviemap

1 2 3 4 5 6

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.