Sony ha terminado su conferencia en el E3 a las cinco de la mañana (hora española). Llevamos más de 18 horas viendo noticia tras noticia, lanzamientos, anuncios, trailers, galerías; pero el momento de la verdad eran las dos conferencias de las grandes, Microsoft y Sony. Tras la descafeinada presentación del Xbox Reveal, Microsoft tenía preparado para el E3 un evento centrado en los juegos, con numerosos anuncios y exclusividades. Sony ha empezado su conferencia dubitativa, ha enseñado menos juegos y no ha presumido de tantos títulos exclusivos… y aún así ha ganado este E3 por goleada. Por KO absoluto.

Sony ha tomado el pulso de la comunidad de usuarios y ha escuchado al público jugón en los temas polémicos de las últimas semanas: PS4 no impondrá restricciones a los juegos de segunda mano ni obligará a conectarse a Internet a diario. Sólo con eso, tomando una postura favorable al usuario, ya se ha ganado el aplauso unánime del público. Y por si fuera poco su precio de lanzamiento será 100 euros inferior al de Xbox One: PS4 saldrá a la venta en la próxima campaña navideña (suponemos que a principios o mediados de diciembre) por 399 euros.

A partir de aquí podemos hablar del resto de la conferencia y opinar sobre muchas cosas, pero realmente estos eran los dos temas clave que podían cambiar para siempre la industria del videojuego. Sony los ha resuelto de un plumazo y con ello ha asestado una durísima puñalada a su principal competidor; una herida de la que Microsoft se repondrá, seguro, pero está por ver cómo (¿dará marcha atrás o se mantendrá en sus trece aunque le suponga perder miles de clientes?).

Entrando ya en los juegos anunciados, la presentación de hoy de Sony ha tenido un ritmo mucho más lento y ha puesto menos títulos sobre la mesa que el evento de Microsoft. Sony ha dedicado la primera media hora a recordarnos que PS3 aún tiene lanzamientos espectaculares para este 2013, como GTA V o The Last of Us (éste, además, exclusivo), además de lanzar un guiño a los dueños de una PS Vita asegurando decenas de lanzamientos durante los próximos meses. Posteriormente hemos podido ver, al fin, el diseño de la máquina: mucho más pequeña que Xbox One, pero con un diseño similar a base de líneas rectas.

Los primeros juegos que Sony ha mostrado de PS4 han sido una recapitulación de los anuncios realizados el pasado mes de febrero en Nueva York, en algún caso (como el Killzone Shadowfall y Infamous Second Son) con imágenes de juego real y no vídeos prerrenderizados. En estos vídeos y los siguientes hemos tenido la impresión de que PS4 parece mostrar una potencia gráfica algo superior a Xbox One; pero es pronto para juzgar con las imágenes vistas.

También se ha mostrado alguna nueva franquicia, como la nueva obra en la que trabaja Santa Monica Studios (creadores de God of War): un juego llamado The Order 1886 que explora un pasado alternativo en el que podemos ver una curiosa mezcla entre tecnología presente (y hasta futurista) y victoriana. No ha faltado el brutal despliegue técnico al que nos tiene acostumbrados Quantic Dream, estudio que firma Beyond: su corto The Dark Sorcerer (calificado como "prototipo"; aún no sabemos si será o no un juego) nos ha maravillado a todos por su calidad visual para después arrancarnos una carcajada con su giro final.

Sony ha sido valiente también en dedicar una importante porción de su conferencia a la escena indie. Alrededor de media docena de juegos independientes han salido a la palestra para lucir su ingenio, originalidad y calidad artística ante los millones de personas que habrán visto el evento en vivo: en una presentación con un clarísimo objetivo comercial como es la del E3, es un gesto digno de aplauso atreverse a dar voz a los estudios pequeños que no tienen detrás las brutales máquinas de márketing de los gigantes consagrados de la industria.

A partir de ese momento han llegado los anuncios que más aplausos han arrancado en el público asistente, y también los vídeos con imágenes reales de los juegos más espectaculares. Por el escenario han pasado Final Fantasy XV, Kingdom Hearts III, Watch Dogs y The Elder Scrolls Online con espectaculares escenas que mostraban cómo será el juego en acción; también NBA 2K14, con un carismático LeBron James comiéndose la cámara en su saludo al público, y (para sorpresa del respetable) una nueva franquicia basada en la clásica película de los 80 Mad Max. Menos títulos y menos exclusivas que la conferencia de Xbox One, eso es indudable. En mi opinión personal, eso sí, los juegos mostrados ofrecen mayor variedad en géneros, estéticas y propuestas que la clásica ensalada de tiros del género de disparos.

La traca final era algo que deseábamos pero que no queríamos creer con mucha fuerza por miedo a las decepciones. Tras mostrarnos un largo vídeo con escenas de juego de Destiny, el nuevo y esperadísimo juego de Bungie, Sony habló de las nuevas ofertas de PS Plus (que ahora será obligatorio contratar para jugar online, pero que dará a cambio un juego gratis al mes durante el primer año) y del cloud gaming… pero esto, siendo importante, no era nada comparado con el anuncio final: más barata que Xbox One, sin medidas contra la segunda mano y sin conexión online obligatoria.

Los periodistas que seguíamos despiertos al pie del cañón tras todo el día retransmitiendo el E3 empezamos a mandarnos mensajes como locos. Punto, set y partido en este E3 para PS4. Quedan muchos meses hasta el lanzamiento y aún puede pasar de todo, pero en este particular combate de conferencias no hay discusión posible: Sony se ha llevado el gato al agua en este E3.

Sobre El Autor

Director de contenidos
Google+

Me llamo Antonio Santo y nací en Málaga en 1985. Estudié (es un decir) Filología Hispánica en Granada, aunque desde que salí de la universidad (sorprendentemente, por mi propio pie) toda mi carrera profesional ha sido en prensa. En 2011 empecé a dedicarme al periodismo de videojuegos en Vadejuegos; un tiempo después me hicieron director de contenidos por mis pecados. Me han dado algún que otro premio por mi obra poética, lo que demuestra que hay gente para todo. Me gusta tocar música, los perros y la buena comida. Llevo sombrero para hacerme el interesante.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.