La racha no podía durarle a Sony para siempre: después de tres ediciones del E3 seguidas saliendo de la feria angelina como la más aplaudida, este año la conferencia les ha quedado descafeinada. No mal, no desilusionante, no incorrecta ni mal planteada: simplemente predecible. Quizá estemos en un año de transición, con las grandes conteniendo el aliento antes de dar el siguiente paso; quizá Sony haya preferido dejarse llevar por la inercia (ventajas de llevar ventaja) a la posibilidad de cometer un error; o quizá sencillamente las cosas han salido así sin más. De un modo u otro, Sony ha estado en el mismo tono que casi todo en este E3: tan correcta como esperable.

Bien es verdad que podríamos verlo de otra forma mucho más positiva: tampoco ha habido promesas inconcretas, juegos anunciados sin fecha con vídeos tan espectaculares como irrealizables. Este año todo ha sido concreto y tangible (y en buena medida la conferencia ha llevado a la tierra, con imágenes de juego, muchos de los anuncios del año pasado). De hecho, había algunos juegos que todos dábamos por sentado que estarían (como The Last of Us 2 o el remake de Final Fantasy VII) y que ni siquiera asomaron la patita.

Sony empezó anunciando noticias incluso antes de que arrancara la conferencia. Supimos que Gran Turismo Sport está casi listo, y saldrá a la venta este año; que el 5 de septiembre se publica Knack 2; y que Undertale saldrá para PS4. También descubrimos PlayLink, una aplicación de juego asimétrico que permitiría interactuar con el teléfono móvil con ciertos juegos. Es algo que ya se ha hecho, y no sólo con el fallido intento de Wii U sino a través de numerosas companion apps de juegos, y nunca ha terminado de cuajar; veremos si esta vuelta de tuerca de Sony logra asentarse.

El show dio comienzo al fin con uno de los platos fuertes de la noche: el nuevo capítulo de Uncharted 4, El Legado Perdido, que saldrá el 23 de agosto. El legado perdido nos pondrá en la piel de Chloe y Nadine, dos de los personajes secundarios más interesantes de toda la saga Uncharted. Chloe, recordemos, es la ladrona (y ex-novia de Drake) que participa en en el “golpe” de Uncharted 2. Nadine, por su parte, es la antagonista secundaria de Uncharted 4; pero al contrario que los enemigos de los juegos previos, villanos mucho más caricaturizados, Nadine es simplemente una profesional, la comandante de un ejército privado con un trabajo que hacer (y mucha mala leche para hacerlo). En El Legado Perdido, Chloe y Nadine se alían (con una complicada relación de por medio) para recuperar el colmillo de Ganesha, un antiguo y valioso artefacto hindú. Si estuviera detrás casi cualquier otro estudio que no fuera Naughty Dog, diría que el trailer es demasiado bonito y espectacular como para aspirar a que el juego sea así.

El siguiente juego en salir a la palestra fue Horizon: Zero Dawn, que también contará con un nuevo capítulo en forma de expansión, The Frozen Wilds. Según se puede deducir del vídeo, Alloy visitará una región ártica dominada por las bestias metálicas, pero no sabemos mucho más. Aunque la expansión no se ha anunciado con una fecha exacta, se espera para septiembre – octubre, por lo que muy pronto deberíamos saber más sobre las nuevas andanzas de Alloy.

Tras esta gran fanfarria de inicio, la conferencia de Sony bajó una marcha y marcó un ritmo algo más tranquilo con un largo vídeo de jugabilidad de Days Gone. Puede que el nombre suene ya algo lejano: este juego se presentó en el E3 del pasado año, pero no habíamos vuelto a saber nada al respecto desde entonces. Para refrescar la memoria: Days Gone es un juego de acción de mundo abierto en un mundo postapocalíptico en el que la civilización está casi desaparecida por una pandemia que convierte a los humanos en una especie de zombies. La premisa argumental, francamente, no podría ser menos original (incluyendo protagonista antihéroe con la voz ronca, barba y probablemente atormentado por su pasado). Lo que habrá que ver es si a partir de esa premisa sobadísima el juego es capaz de contar algo interesante (como sí logró The Last of Us), y si la jugabilidad será capaz de diferenciarse de los muchos juegos de acción en mundo abierto de los últimos años. Por las imágenes que se emitieron en el show de Sony, el juego está bastante más avanzado, pero aún no hay una fecha ni siquiera aproximada de lanzamiento.

Capcom se encargó de dar una de las pocas sorpresas de la noche con el anuncio de Monster Hunter: World, una nueva entrega de la franquicia de acción y rol japonesa. No sabemos casi nada sobre el juego, rumores aparte. Habrá, eso sí, un espectacular salto gráfico con respecto a las anteriores entregas; y parece que esta vez será un mundo completamente abierto, sin transiciones entre zonas. Monster Hunter: World saldrá para PS4, Xbox One y PC en 2018.

A continuación se presentó una sorpresa que se había filtrado un poco antes de la conferencia: Shadow of the Colossus tendrá un remake para PS4. Se encargará de ello Bluepoint Games, responsables de las remasterizaciones de los Uncharted y Gravity Rush. Shadow of the Colossus es uno de los mejores juegos de la historia, y siempre es buena noticia que se mantengan y actualicen juegos claves como éste… pero no es tampoco la primera revisión del juego para plataformas más modernas, y por muy bueno que sea el juego de Team Ico, fiar un show del E3 a un remake es, digamos, poco emocionante.

En cualquier caso, las compañías japonesas guardaban un último anuncio: Marvel vs. Capcom Infinite War mostró nuevos personajes para su modo historia como Gamora, Nova, Thanos y Black Panther por parte de Marvel, y Zero (Mega Man X) y Dante (Devil May Cry) por parte de Capcom.

La conferencia se centró a partir de aquí durante un rato en la realidad virtual con una serie de anuncios de diverso calado. El más llamativo es Skyrim VR, para sorpresa de todos después de que Bethesda anunciara Doom VFR y Fallout 4 VR sin mencionar esta adaptación. Skyrim salió hace seis años y aún así sigue hasta en la sopa, pero no puedo negar que la idea de recorrer los paisajes del juego de rol en realidad virtual tiene su punto. Square-Enix anunció un juego que es casi una broma (y habrá que ver qué tal sienta a sus fans el choteo): después de que prometieran que habría realidad virtual para Final Fantasy XV, esta madrugada anunciaron Monster of the Deep, un juego… de pesca. Sin comentarios. El resto de juegos anunciados son de perfil más bajo, pero tienen su interés. El más interesante es la aventura de terror The Inpatient. Lo firma Supermassive Games, creadores de Until Dawn; algo de experiencia tienen ya en terror y realidad virtual. Del resto poco podemos decir por ahora: Bravo Team es un juego de acción en primera persona; Starchild es un plataformas de perspectva lateral; y Moss, una aventura de puzles con algo de combate, como un mini-Zelda para VR.

Sony recuperó algo de ritmo con God of War, que mostró por fun su jugabilidad en detalle y anunció una fecha de lanzamiento aproximada para principios de 2018. Queda ya claro que Kratos dice adiós al género hack’n’slash puro: este reinventado God of War se basará en un sistema de combate en tercera persona con cámara libre, incluirá secciones de plataformas y permitirá en ocasiones controlar a Atreus, el hijo de Kratos (que otras veces participará en el combate como apoyo secundario).

Quantic Dream tampoco podía faltar a su cita anual con el E3. Detroid: Become Human, el nuevo juego de los creadores de Heavy Rain y Beyond: Two Souls, explicó la premisa princpial de su argumento en un vídeo: nos convertimos en el líder de una revolución de robots que buscan obtener los mismos derechos que los seres humanos.

Destiny 2 también se asomó al escenario de Sony con un trailer en el que presentó la historia de la nueva entrega del juego de Bungie. En Destiny 2 nos enfrentaremos a la Legión Roja, una facción de los Cabal que asaltará la Última Ciudad con su emperador al frente. Tras expulsar a los Guardianes y arrebatarles la luz del Viajero, estos tendrán que obtener nuevos poderes y aventurarse en otros planetas para plantar cara a la Legión Roja.

Cerró la noche Insomniac Games con su esperado juego de Spider-Man. Nueve minutos de imágenes de jugabilidad francamente espectaculares, con una escena QTE para quedarse a cuadros. La inspiración en los Arkham de Rocksteady es evidente; habrá que ver si el juego es capaz de recoger el testigo del Caballero Oscuro (y ya puestos, yo sigo preguntándome en qué andarán los amigos de Rocksteady…). Este Spider-Man pinta muy bien, pero qued amucho para que salga a la venta (no se espera hasta 2018, y sin fecha concreta), por lo que mejor mantener las precauciones.

Con este último vídeo Sony echó un abrupto telón sobre su conferencia; un show, como decíamos, al que no se le puede reprochar nada en concreto excepto no sorprender. Tras los impresionantes espectáculos de los pasados E3, de los que Sony salió en cada caso reforzadísima, este año por comparación sabe a poco. Por otro lado, bendito problema si todo lo que podemos lamentar es que ha sido un E3 muy correcto y en su sitio, sin grandes tracas pero también sin salidas de pata de banco. Sólo falta Nintendo para poner el broche final.

Sobre El Autor

Director de contenidos
Google+

Me llamo Antonio Santo y nací en Málaga en 1985. Estudié (es un decir) Filología Hispánica en Granada, aunque desde que salí de la universidad (sorprendentemente, por mi propio pie) toda mi carrera profesional ha sido en prensa. En 2011 empecé a dedicarme al periodismo de videojuegos en Vadejuegos; un tiempo después me hicieron director de contenidos por mis pecados. Me han dado algún que otro premio por mi obra poética, lo que demuestra que hay gente para todo. Me gusta tocar música, los perros y la buena comida. Llevo sombrero para hacerme el interesante.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.